China culpa a EE. UU. de la violencia en Afganistán por su retirada abrupta

“Estados Unidos anunció de forma abrupta su retirada completa de Afganistán, lo que ha llevado a explosiones sucesivas en muchas partes de ese país”, indicó la portavoz de Exteriores Hua Chunying en un comunicado publicado anoche.

Al menos 85 personas murieron este sábado, la mayoría niñas, y más de un centenar resultaron heridas en una serie de atentados contra una escuela secundaria femenina de la minoría chií hazara en Kabul.

“Estamos conmocionados por este ataque”, dijola funcionaria china, y pidió a las tropas extranjeras “poner primero en consideración la seguridad de los afganos”, publica DW.

Según Hua, desde que se anunció la retirada de las tropas extranjeras “la situación es cada vez más grave, lo cual ha amenazado la paz y estabilidad de Afganistán y los afganos”.

Las tropas “deben retirarse de manera responsable para evitar más agitación y sufrimiento”, afirmó.

Expertos citados por el diario South China Morning Post indicaron recientemente que China teme que la inestabilidad en Afganistán obstaculice sus intereses económicos y amenace su estabilidad teniendo en cuenta los esfuerzos de Pekín para mantener a raya el extremismo en la región noroccidental de Xinjiang.

“La presencia estadounidense en Afganistán contrarrestó la amenaza islamista. Pero con su retirada, China y otros países fronterizos tendrán que lidiar con este asunto por sí mismos”, comentaba a ese diario el experto estadounidense Mark N. Katz.

Mientras, el analista chino Sun Yun aseguraba que “China tiene una clara ventaja en cuanto a capacidad económica en la región” y que su rol es “indispensable e insustituible” para trabajar con otros países con vistas a garantizar la estabilidad afgana.

En ese sentido, la portavoz Hua indicó que “China seguirá apoyando al Gobierno y al pueblo afganos en su lucha contra el terrorismo” y que Pekín desea “trabajar con la comunidad internacional para ayudar a Afganistán a lograr la paz lo antes posible”.

Entretanto, los talibanes anunciaron este lunes un alto el fuego de tres días con motivo de la festividad del Aid el Fitr, que marcará el fin del mes sagrado de Ramadán a mediados de esta semana, una decisión que desde el Gobierno esperan que impulse las estancadas negociaciones de paz intra-afganas.

El anuncio se produjo en medio de un aumento significativo de la violencia armada en los últimos días tras el inicio oficial de la última fase de la retirada de las tropas extranjeras el 1 de mayo.

Este proceso tiene previsto completarse antes del 11 de septiembre, coincidiendo con el veinte aniversario de los atentados en EE. UU., que desencadenaron la ocupación extranjera de Afganistán y la caída del régimen talibán.

Hoy mismo, horas antes de la tregua anunciada por el talibán, al menos 11 civiles murieron y otros 28 resultaron heridos tras la explosión de dos bombas, al paso de un autobús en el sur de Afganistán.

Las explosiones tuvieron lugar poco después de la medianoche en el distrito de Shahr-e-Safa, en la provincia de Zabul, en la carretera principal que conecta Kabul con la provincia meridional de Kandahar, afirmó el portavoz del gobernador de Zabul, Gul Islam Seyal.

Las autoridades afganas culparon a los talibanes.

Pero los talibanes, como es habitual en este tipo de sucesos, no se pronunciaron sobre las explosiones, ni rechazaron ni aceptaron la colocación de estos artefactos al borde de la carretera.

Durante los últimos días, decenas de miembros de las fuerzas de seguridad y más de 1.300 combatientes talibanes han sufrido bajas, y unas 2.000 familias han tenido que huir de sus hogares por los combates.

El número de víctimas civiles en el conflicto afgano aumentó un 29 % en el primer trimestre de 2021 frente al mismo periodo del año pasado, según datos de la ONU, a pesar del proceso de paz en curso que debía haber reducido una violencia en el país que sin embargo se ha intensificado durante las últimas semanas.

El informe de la ONU documentó un total de 573 muertos y 1.210 heridos entre enero y marzo, un incremento que se atribuye a los combates terrestres, a artefactos explosivos improvisados (IED) como los de hoy y a los asesinatos selectivos.

Foto: Alliance

Vía: DW

Entrada siguiente

Seis militares venezolanos, secuestrados por las disidencias de las FARC en la frontera

lun May 10 , 2021
  Al menos seis militares venezolanos habrían sido secuestrados por las disidencias de las FARC en la frontera entre Venezuela y Colombia, después de que se hayan registrado enfrentamientos en […]
blank