Santa Elena, la isla remota donde murió Napoleón que Reino Unido incluye como destino seguro

El avance de la vacunación en Reino Unido ha provocado que las cifras de contagios por coronavirus caigan de forma radical.

En solo cuatro meses se ha pasado de reportar más de 50.000 casos diarios a menos de 3.000. Con la pandemia más o menos bajo control, los británicos intentan recuperar parte de la normalidad previa a la pandemia.

Y esta pasa en buena parte por poder viajar al extranjero de vacaciones.

El pasado 7 de mayo el Gobierno publicó la esperada lista de destinos en el mundo en forma de semáforo en función de la evolución de la pandemia., publica Yahoo Noticias.

Y entre los pocos lugares a los que los ciudadanos del Reino Unido pueden viajar sin limitación está una isla remota, pero con mucha historia: Santa Elena, ya que fue donde murió Napoleón.

De momento solo 12 países y territorios (Portugal, Israel, Singapur, Australia, Nueva Zelanda, Brunei, Islandia, Gibraltar, Islas Falkland, Islas Feroe, Islas Georgias del Sur y Sándwich del Sur, y Santa Elena, Tristán de Acuña y Ascensión) han sido considerados destinos verdes para las autoridades, mientras que lugares como España, Francia o Grecia, que suelen atraer mucho turista británico, están en el ámbar.

La diferencia entre una y otra categoría es sustancial. Mientras los primeros a su vuelta a Reino Unido solo deben presentar una PCR negativa a la entrada al país y otra a los dos días; los segundos además de presentar la prueba negativa, deberán someterse a una cuarentena obligatoria de 10 días y pasar por dos test más los días 2 y 8.

Aunque la lista se actualiza cada tres semanas, de momento solo un puñado de sitios en el mundo no tiene limitaciones.

Entre los 12, hay países como Portugal, Israel, Singapur, Australia o Nueva Zelanda, que reportan pocos casos o van avanzados en la vacunación, y territorios remotos y con poca población donde la pandemia no ha tenido mucho impacto.

En el caso de Santa Elena se trata de una isla en el océano Atlántico que se encuentra a casi 2.000 kilómetros de distancia de la costa occidental de Angola, en África, pero que forma parte del territorio británico de ultramar junto a Tristán de Acuña y Ascensión.

La máxima autoridad por tanto es la reina Isabel II, que designa a un gobernador que ejerce en su nombre el poder ejecutivo.

Aunque la importancia de este pequeño territorio, de menos de 5.000 habitantes, es limitada, lo cierto es que jugó un papel relevante en la historia como escenario de los últimos años de vida de Napoleón Bonaparte.

Debido a su ubicación remota y a su inaccesibilidad, durante el siglo XIX la isla de Santa Elena sirvió como prisión y el general francés fue sin duda el inquilino más famoso.

El avance de la vacunación en Reino Unido ha provocado que las cifras de contagios por coronavirus caigan de forma radical. En solo cuatro meses se ha pasado de reportar más de 50.000 casos diarios a menos de 3.000. Con la pandemia más o menos bajo control, los británicos intentan recuperar parte de la normalidad previa a la pandemia.

Y esta pasa en buena parte por poder viajar al extranjero de vacaciones. El pasado 7 de mayo el Gobierno publicó la esperada lista de destinos en el mundo en forma de semáforo en función de la evolución de la pandemia. Y entre los pocos lugares a los que los ciudadanos del Reino Unido pueden viajar sin limitación está una isla remota, pero con mucha historia: Santa Elena, ya que fue donde murió Napoleón.

De momento solo 12 países y territorios (Portugal, Israel, Singapur, Australia, Nueva Zelanda, Brunei, Islandia, Gibraltar, Islas Falkland, Islas Feroe, Islas Georgias del Sur y Sándwich del Sur, y Santa Elena, Tristán de Acuña y Ascensión) han sido considerados destinos verdes para las autoridades, mientras que lugares como España, Francia o Grecia, que suelen atraer mucho turista británico, están en el ámbar.

La diferencia entre una y otra categoría es sustancial. Mientras los primeros a su vuelta a Reino Unido solo deben presentar una PCR negativa a la entrada al país y otra a los dos días; los segundos además de presentar la prueba negativa, deberán someterse a una cuarentena obligatoria de 10 días y pasar por dos test más los días 2 y 8.

Aunque la lista se actualiza cada tres semanas, de momento solo un puñado de sitios en el mundo no tiene limitaciones. Entre los 12, hay países como Portugal, Israel, Singapur, Australia o Nueva Zelanda, que reportan pocos casos o van avanzados en la vacunación, y territorios remotos y con poca población donde la pandemia no ha tenido mucho impacto.

En el caso de Santa Elena se trata de una isla en el océano Atlántico que se encuentra a casi 2.000 kilómetros de distancia de la costa occidental de Angola, en África, pero que forma parte del territorio británico de ultramar junto a Tristán de Acuña y Ascensión. La máxima autoridad por tanto es la reina Isabel II, que designa a un gobernador que ejerce en su nombre el poder ejecutivo.

Aunque la importancia de este pequeño territorio, de menos de 5.000 habitantes, es limitada, lo cierto es que jugó un papel relevante en la historia como escenario de los últimos años de vida de Napoleón Bonaparte.

Napoleón vivió exiliado en Santa Elena los últimos años de su vida. (Foto: Getty Creative)
Napoleón vivió exiliado en Santa Elena los últimos años de su vida. (Foto: Getty Creative)

En 1815, después de ser derrotado en la batalla de Waterloo, fue trasladado a este lugar y allí pasó los últimos años de su vida, falleciendo en 1821. No sería hasta 1840 cuando sus restos fueron repatriados a Francia.

La inclusión de este territorio en la lista verde de Reino Unido se daba por segura, ya que la pandemia apenas ha aparecido en Santa Elena.

En total, se han reportado dos casos y ninguno de ellos ya está activo, por lo que se puede afirmar que en la isla no hay coronavirus actualmente.

Otro destino remoto que puede ser una opción para los británicos son las Islas Georgias del Sur y Sándwich del Sur, territorio británico, pero reclamado por Argentina. Se trata de dos archipiélagos en el Atlántico sur a los que solo se accede por mar.

Están casi completamente despoblados, ya que cuentan entre ambos con una población que oscila entre las 15 y las 30 personas al año.

La mayoría de ellos son habitantes temporales y no han nacido en estos lugares. Hasta el momento no ha habido ningún positivo en toda la pandemia.

Así pues de momento la lista de opciones para los británicos sin hacer cuarentena no es excesivamente larga.

Es de esperar que en las próximas semanas se incorpore también España, que tradicionalmente suele recibir unos 18 millones de personas procedentes del Reino Unido.

La evolución de la pandemia marcará la fecha en la que pase de ámbar a verde.

Foto: Getty

Vía: Yahoo Noticias

Entrada siguiente

Los 6 muertos del tiroteo de Colorado Springs eran de la misma familia latina

lun May 10 , 2021
Las seis personas que fueron asesinadas este domingo durante una fiesta de cumpleaños en la ciudad de Colorado Springs (Colorado) formaban parte de una familia latina, informaron medios locales. Freddy […]
blank