Pastores cubanos cubanos piden libertad para los presos de la calle Obispo


Por Yoe Suárez


“Con preocupación vimos la violenta y arbitraria detención contra un grupo de manifestantes pacíficos en el boulevard de Obispo, La Habana, el día 30 de abril pasado”, así comienza la carta abierta que siete líderes evangélicos envian al Estado cubano y que divulgó hoy el perfil de Facebook Libertad y Conciencia.
Los firmantes afirman que “el individuo, en uso de las libertades naturales conferidas por Dios (refrendadas o no por la entidad humana que sea) puede manifestar su libertad de expresión en cualquier espacio”
Entendemos, además, que la Declaración Universal de los Derechos Humanos consagra la libertad de expresión y manifestación de la que se privó al grupo de convocados en Obispo”.
La misiva recuerda que aún hoy continúa privándose de la libertad a quienes participaron de la movilización por el fin del cerco policial sobre el huelguista de hambre Luis Manuel Otero: Esteban Rodríguez, Luis Ángel Cuba Alfonso, Mary Karla Ares, y Yuisán Cancio Vera e Inti Soto Romero.
“Estos dos últimos, detenidos en las estaciones policiales habaneras de El Capri, municipio Arroyo Naranjo, y de Santiago de las Vegas, municipio Boyeros, son también nuestros hermanos en Cristo”, detalló el documento.
Soto Romero fue estudiante de teología en el ámbito protestante, de acuerdo con información del portal ADN Cuba, mientras que una fuente cercana a la familia de Cancio Vera explicó a DIARIO DE CUBA que el joven asistía a la Iglesia Metodista de K y 25, en El Vedado.
“Demandamos al Estado cubano la liberación inmediata de los detenidos de Obispo sin consecuencias legales para ellos o sus familiares”, puntualizó la carta, suscrita por líderes provenientes del metodismo, el Movimiento Apostólico, entre otros.
“Intercedemos también por la vida de otros presos o detenidos por motivos políticos en la isla. No puede permanecer en paz un país sin concenso, donde las opiniones de unos son ley y las de otros delito”, finalizó el texto, en referencia a los más de 140 cubanos encarcelados por disenso ideológico.
En declaraciones para DIARIO DE CUBA uno de los signatarios de la misiva, el pastor Alejandro Hernández Cepero, consideró “evidente que durante los últimos meses la represión en Cuba ha llegado a niveles poco antes vistos”.
“El régimen, en su desmedido afán de perpetuarse en el poder ha declarado proscrito cualquier intento de ejercer el inalienable e intransferible derecho a expresarnos con total libertad”, dijo el líder religioso residente en La Habana.
“Los jóvenes que en la calle Obispo expresaban y ejercían de manera pacífica su derecho a la libertad de expresión y que fueran secuestrados impunemente por las turbas castristas no constituyen un hecho aislado en el preámbulo de lo que puede llegar a convertirse en otra primavera negra, mucho más negra, de hecho, que la anterior”, continuó.
Por otro lado, Hernández Cepero condenó “el silencio cómplice de la comunidad internacional” y afirmó que deja a los cubanos que disienten del castrismo.
“Recuerden que toda injusticia de los hombres es pecado, y que al que mucho se le dió, aún más se le demandará -expresó. Es función de los pastores y de los creyentes visitar a los presos, al pobre, a la viuda, al huérfano y consolarlos, alimentarlos, vestirlos, calzarlos, levantar nuestras voces por aquellos que no tienen voz y por ello y ras razones, firmo y apoyo este reclamo”.
“Sólo me resta añadir que cuando el impío gobierna el pueblo tendrá que gemir y el pueblo cubano lleva 62 años gimiendo”, concluyó.

 

Texto de la carta

 

Al Estado cubano:
Con preocupación vimos la violenta y arbitraria detención contra un grupo de manifestantes pacíficos en el boulevard de Obispo, La Habana, el día 30 de abril pasado.
Entendemos que el individuo, en uso de las libertades naturales conferidas por Dios (refrendadas o no por la entidad humana que sea) puede manifestar su libertad de expresión en cualquier espacio.
Entendemos, además, que la Declaración Universal de los Derechos Humanos consagra la libertad de expresión y manifestación de la que se privó al grupo de convocados en Obispo.
Hoy aún, se continúa privando de la libertad tras las rejas a los ciudadanos Esteban Rodríguez, Luis Ángel Cuba Alfonso, Mary Karla Ares, y Yuisán Cancio Vera e Inti Soto Romero.
Estos dos últimos, detenidos en las estaciones policiales habaneras de El Capri, municipio Arroyo Naranjo, y de Santiago de las Vegas, municipio Boyeros, son también nuestros hermanos en Cristo.
Demandamos al Estado cubano la liberación inmediata de los detenidos de Obispo sin consecuencias legales para ellos o sus familiares.
Intercedemos también por la vida de otros presos o detenidos por motivos políticos en la isla. No puede permanecer en paz un país sin consenso, donde las opiniones de unos son ley y las de otros delito.
Suscribimos esta carta abierta:

Yordanys Díaz, presidente Iglesia Cristiana Reformada de Cuba. Matanzas.
Alejandro Hernández, pastor de Iglesia Aliá. La Habana.
Odalina Guerrero, pastora, Ministerio Apostólico Internacional Corban. Artemisa.
Carlos Macías, pastor, Iglesia Metodista. Matanzas.
Jaisel Piñero, pastor evangélico. Sancti Spíritus.
Yoel Demetrio, pastor, Iglesia Misionera Internacional. Las Tunas.
Alain Toledano, pastor, Movimiento Sendas de Justicia. Santiago de Cuba.

Francisco Alemán de Las Casas

Entrada siguiente

Cae una cabina de un teleférico en los Alpes italianos

dom May 23 , 2021
Ocho muertos y dos heridos graves dejó este domingo (23.05.2021) la caída de una cabina de teleférico en Stresa, estación balnearia del lago Mayor en Piamonte (norte), anunció un portavoz […]
blank