La AIEA dice que Irán enriquece uranio a niveles que solo alcanzan los países que fabrican bombas nucleares

El director de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Rafael Grossi, ha alertado este miércoles 26 de mayo del 2021 de que Irán está enriqueciendo uranio a niveles “que solo alcanzan los países que fabrican bombas” nucleares y ha incidido en que la situación es “muy preocupante“.

“Un país que enriquece (uranio) al 60 por ciento es algo muy serio. Solo los países que fabrican bombas (nucleares) están llegando a este nivel“, ha sostenido Grossi en una entrevista concedida al diario Financial Times.

Así, ha resaltado que “un 60 por ciento es un nivel cercano al de las armas” y ha agregado que “el enriquecimiento comercial está en torno al dos o el tres (por ciento)”, si bien ha reconocido que se trata de un “derecho soberano” de Teherán, publica El Comercio.

Grossi ha hecho hincapié en que “este es un nivel (de enriquecimiento) que requiere estar vigilantes”, antes de descartar los argumentos de Teherán en defensa de su programa.

“No vemos la necesidad de ello al nivel de actividad industrial y médica en Irán, pero es algo que debe decidir un país”, ha argüido.

Por otra parte, ha manifestado que la mayoría de los incumplimientos del acuerdo nuclear de 2015 por parte de Irán en respuesta a la retirada de Estados Unidos del pacto en 2018 y su imposición de sanciones Teherán pueden ser revertidos sin problemas.

Sin embargo, ha reseñado que el nivel de investigación y desarrollo puede ser “un problema“, dado que “no se puede volver a meter al genio en la lámpara una vez se sabe cómo hacer algunas cosas”.

“La única vía de comprobarlo es la verificación”, ha defendido.

“El programa iraní ha crecido, se ha convertido en más sofisticado, por lo que una vuelta sin más a 2015 no es posible. Lo que se puede hacer es mantener sus actividades por debajo de los parámetros de 2015″, ha dicho, antes de agregar que el acuerdo temporal alcanzado con Irán para la verificación podría ser “insostenible“.

“Es evidente que con un programa con la ambición y la sofisticación del de Irán es necesario un sistema de verificación muy robusto y firme”, ha resaltado Grossi, quien ha explicado que “de lo contrario, se convierte en algo muy frágil”.

El propio Grossi anunció el lunes un acuerdo con Irán para prorrogar un mes las actividades de “verificación y supervisión” en el país centroasiático, en medio de las conversaciones en la capital de Austria, Viena.

“Es una medida provisional”, apuntó, antes de defender que el objetivo es “evitar quedar totalmente a ciegas”.

El Gobierno de Irán recalcó el lunes que es posible alcanzar un acuerdo sobre su programa nuclear si Estados Unidos toma la “decisión política” de alejarse del “legado fallido” de Donald Trump a través de la retirada de las sanciones impuestas contra el país.

Irán ha anunciado hasta la fecha la retirada de sus compromisos sobre varios de los puntos del acuerdo, lo que ha provocado el temor en el resto de firmantes de un posible colapso del pacto.

Sin embargo, las autoridades iraníes han defendido en todo momento que estos pasos pueden revertirse si Estados Unidos retira las sanciones y vuelve al acuerdo.

 

Vía: El Comercio

Entrada siguiente

Por qué la teoría de la fuga del COVID-19 del laboratorio de Wuhan está recobrando fuerza

mié May 26 , 2021
Desestimada durante mucho tiempo por la mayoría de los expertos, considerada altamente improbable sino descabellada, la idea de que la pandemia de COVID-19 se originó en un accidente de laboratorio […]
blank