Admirador de Fidel Castro no quiere libertad académica, sino “monopolio” estatal en Cuba

Yassel Padrón Kunakbaeva, autor en varias webs de izquierda, rechazó la libertad académica y de conciencia en Cuba, ante la demanda de la comunidad cristiana de reabrir escuelas fuera del control estatal, reportó hoy la web Cubatrendings.

“A cualquier reclamo de educación religiosa (que no es lo mismo que el estudio de la religión), le diremos: no pasarán”, publicó el joven en un grupo de Facebook llamado Utopía revolucionaria, en el que confluyen cubanos afines al comunismo.

Varias personas, creyentes o ateas, han manifestado en redes sociales su preocupación ante la imposición de la ideología de género en las escuelas de la isla, manejadas a todos los niveles por el Estado.

“Me refiero a los intentos de minar el monopolio público de la educación general”, especificó Padrón Kunakbaeva en un comentario a su propio post.

El 6 de junio de 1961 la dictadura socialista cubana publicó la Ley de Nacionalización de la Enseñanza, robando los inmuebles y recursos de colegios no estatales a lo largony ancho del país.

La normativa declaró pública la función de la enseñanza y gratuita su prestación, y determinó que correspondía al Estado ejercer dicha función a través de los organismos creados al efecto, ampliando así el poder totalitario del régimen.

El post de Padrón Kunakbaeva, quien escribe para medios afines al totalitarismo como La trinchera, Kaos en la red y La Joven Cuba, recibió comentarios como el de Randy Riverol Arévalo, quien cree que “Cuba tubo [sic] la suerte de que la religión estuviera en contra del proceso revolucionario, y como consecuencia la “riña” entre el Estado y esta, porque de haber sido lo contrario, el gobierno pudiera haber adoptado valores conservadores”.

La riña a la que refiere el internauta incluye el internamiento de miles de hombres cristianos en campos de concentración conocidos como UMAP, la expulsión de Cuba de misioneros y líderes religiosos, así como el robo de propiedades por parte del socialismo.

Padrón Kunakbaeva, heredero del pensamiento totalitarista que llevó a Cuba a la miseria y la falta de libertades individuales, ha escrito también sobre el dictador Fidel Castro y su texto ha sido incluido en el portal propagandístico oficial “Fidel, soldado de las ideas”.

“Durante mucho tiempo, Fidel brilló como un sol en el firmamento -publicó. Su luz opacaba la de cualquier otro cubano. Fue un orgullo tenerlo entre nosotros, pero también una pesada carga”.

 

Educación antes del socialismo

La Iglesia Metodista de Cuba era reconocida por el centro educacional del Candler College, en Marianao, y por la Escuela de Agronomía de Playa Mantecón, Oriente; instituciones que brindaban becas para estudiantes sin recursos y ofrecían educación no confesional.

Los católicos poseían la Universidad de Santo Tomás de Villanueva, administrada por la orden de los Agustinos, y famosa por sus laboratorios de Ingeniería Química y su biblioteca sobre temas de tecnología.

Ambas instituciones pasaron a manos del Estado y actualmente se encuentran abandonadas y en una depauperada situación estructural a pesar de ser ambos edificios joyas arquitectónicas.

El control de los medios de producción y del sistema educativo es fundamental para los regímenes totalitarios del Nacional Socialismo y el Comunismo, en la medida que podían adoctrinar con sus respectivas ideologías a extensos segmentos de la población, mayormente a niños y jóvenes.

 

Los hijos son del estado

A 60 años de la Ley de Nacionalización de la Enseñanza, el régimen cubano sigue violando el derecho de los padres para elegir la educación de sus hijos, consagrado por la Carta Universal de los Derechos Humanos.

Para suprimir este derecho el régimen juzgó y privó de la libertad al matrimonio guantanamero de Ramón Rigal y Addya Expósito en 2018 y 2019, por educar en casa a sus dos hijos mediante un programa diseñado para tales fines por el Colegio Hebron, de Guatemala.

A favor de la encarcelación de la familia se manifestó el activista Lgbt Roberto Ramos Mori, quien ocupa un cargo en un estudio de tatuajes permitido por el régimen socialista en La Habana.

Otro caso más reciente que limita la libertad de conciencia en el terreno esucacional es el de la familia Miranda Leyva, de Holguín, a la cual es Estado cubano amenazó con retirar la custodia de sus dos hijos por negarse a llevarlos a la escuela desde 2017.

Tanto en el caso de la pareja guantanamera como en el de la familia holguinera, indican que tomaron la desición de sacarlos del sistema escolar cubano por su alto componente de adoctrinamiento marxista y por episodios de bullying, por motivos religiosos.

Entrada siguiente

Los presos se mueren y no pasa nada; opositor excarcelado denuncia brote de COVID-19 en Combinado del Este

sáb May 29 , 2021
El opositor cubano Lázaro Rolando Kessel Barrueto, recientemente excarcelado tras cumplir 5 años en varias prisiones de Cuba, denunció que fue torturado y que las autoridades penitenciarias son negligentes en […]
blank