Iván Duque militariza Cali para contener las masivas protestas, que cumplen un mes en Colombia

La tercera ciudad del país vivió una jornada trágica y caótica, donde al menos tres personas murieron en tiroteos que involucraron a manifestantes y civiles armados.

“A partir de esta noche empieza el máximo despliegue de asistencia militar a la policía nacional en la ciudad de Cali”, anunció Duque tras encabezar un consejo de seguridad en la urbe de 2,2 millones de habitantes, donde comenzó a regir un toque de queda nocturno.

“Tres personas desafortunadamente han muerto (…) Esta situación ha ocurrido entre quienes bloquean y quienes querían pasar por uno de los puntos cerrados por manifestantes, dijo Jorge Iván Ospina, alcalde de Cali, publica RFI.

Una de las víctimas era Fredy Bermudez, un investigador de la fiscalía que disparó contra una concentración “ocasionando la muerte de unos civiles” y luego murió a manos de los manifestantes, según el jefe del organismo, Francisco Barbosa, quien agregó que el funcionario “estaba de descanso”.

La emisora W Radio denunció la muerte de otra persona que recibió varios disparos en medio de una concentración.

El gobierno ha exigido reiteradamente el levantamiento de los bloqueos que causan desabastecimiento y millonarias pérdidas económicas. Mientras que el sector más visible de los manifestantes los defiende como forma válida de protesta y demanda una disculpa por los excesos de la fuerza pública.

La fiscalía ha establecido que 17 de los 49 muertos durante el estallido social tienen nexo directo con las manifestaciones, pero la ONG Human Rights Watch afirma tener “denuncias creíbles” sobre 63 muertes, 28 relacionadas con la crisis.

Mientras tanto, la pandemia llega a cifras récord de contagios y los hospitales se acercan al colapso.

Las protestas avanzaron principalmente sobre Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga, Pereira, Popayán y Pasto, en rechazo a la represión oficial y al manejo de la emergencia económica que desató la pandemia.

Aunque en su mayoría pacíficas, las manifestaciones de este viernes han derivado en choques con la fuerza pública en cercanías de la capital colombiana y otros puntos del país.

El 16 de mayo Duque abrió diálogos con el frente más visible de las manifestaciones, pero sin lograr un acuerdo.

La crisis comenzó cuando el gobierno quiso cargar con más impuestos a la clase media, castigada por la pandemia, para llenar el hueco fiscal que deja la emergencia económica.

Duque desistió de la propuesta, pero la represión policial encendió más los ánimos. Hoy las calles están llenas de jóvenes sin empleo ni educación que piden un Estado más solidario ante los estragos del covid-19.

“En este mes se ha visibilizado la fuerza del Estado, cómo actúa” contra los ciudadanos, señaló Gustavo Peña, un universitario de 22 años que marchó en Bogotá.

“Y estoy orgulloso porque mi país por fin está teniendo dignidad, y se levanta no a pedir nada regalado, sino oportunidades, que no haya un reparto tan desigual” de recursos, agregó a la AFP.

Foto: AFP

Vía: RFI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Identifican dos nuevas variantes de alta gravedad y propagación del SARS-CoV-2 circulando en RD

sáb May 29 , 2021
Dos nuevas variantes del SARS-CoV-2, consideradas de alta gravedad y de fácil transmisión, están circulando en el territorio dominicano, lo que podría permitir que el virus COVID-19 se propague más […]
blank