Situación por el Sáhara Occidental amplía la tensión entre Marruecos y España

Días después de que las costas de Ceuta, una ciudad autónoma española situada en la península Tingitana, en la orilla africana del estrecho de Gibraltar, se vieran plenas de migrantes procedentes de Marruecos, las relaciones entre España y la nación africana han encontrado su punto más bajo.

Pedro Sánchez, quien el 31 de mayo sostuvo un encuentro con su homólogo polaco, Mateusz Morawiecki, se pronunció sobre la situación y rechazó que un país abra sus fronteras por “discrepancias en política exterior”.

“Si lo que se está diciendo es que Marruecos ha utilizado la inmigración, el asalto de las fronteras españolas por más de 10.000 marroquíes en 48 horas, a mí me parece absolutamente inaceptable y por tanto rechazo esa declaración”, aseguró Sánchez, publica France24.

Por otro lado, el jefe de Gobierno de España recordó a Marruecos que “no tiene ni mejor ni mayor aliado en la UE que España (…) Un interlocutor imprescindible y privilegiado con Europa”.

Los migrantes en Ceuta, entre quienes se contabilizan unos 2.000 menores de edad, además de provocar una tensión fronteriza obligaron a las autoridades a enviar asistencia humanitaria para atender a los migrantes.

Sánchez, en su declaración, no ve de buena manera la actitud de Rabat, especialmente cuando “España concibe su relación con Marruecos desde un punto de vista estratégico”, agregó.

“La necesaria relación bilateral se debe cimentar sobre el respeto y la confianza, y el respeto y la confianza no se construyen si lo que se está diciendo es que por una desavenencia no se respetan las fronteras”, dijo Sánchez.

Marruecos, la crisis diplomática no responde a la “migración ni a un hombre”

Ante las declaraciones de Sánchez, Marruecos ha respondido con un comunicado en el que descarta que la tensa situación bilateral responda a la crisis migratoria y mucho menos a la presencia en territorio español de Brahim Ghali, líder del Frente Polisario, quien es atendido en una localidad de Logroño tras contraer el virus Covid-19.

“Ninguna de las últimas declaraciones de responsables diplomáticos marroquíes evocan, de ningún modo, la cuestión migratoria (…) Nos preguntamos si el señor presidente del Gobierno español ha leído las distintas declaraciones sobre esta crisis y en particular la de hoy”.

Para medios españoles como ‘El País’, la postura de Rabat aclaró un particular que, hasta el 31 de mayo, no estaba muy preciso: “la crisis no está limitada al asunto con un hombre.  No comienza con su llegada ni terminará con su partida”.

La crisis diplomática entre Madrid y Rabat tiene su base en un asunto de fondo con controversias históricas, el derecho a la autodeterminación del Sáhara Occidental.

El Gobierno de Marruecos, que reclama el territorio como suyo, acusa a Madrid de actuar de forma fraudulenta, oculta y de confianza rota en la posición de España respecto al espacio.

Marruecos, en el comunicado, especifica que espera de Madrid “una aclaración sin ambigüedades de sus elecciones, sus decisiones y sus posiciones” sobre la cuestión del Sáhara.

Vía: France24

Entrada siguiente

Copa América 2021: los brasileños preocupados por el campeonato de la muerte

mar Jun 1 , 2021
El país ha sido el segundo con más muertes por Covid en el mundo y ha alertado sobre la llegada de nuevas cepas. Para Natalia Pasternak, microbióloga y presidenta del […]
blank