Federales acusan a red de robar $800,000 en cheques de estímulo durante la pandemia

Una red de venezolanos que viven en el sur de Florida y México han robado más de $800,000 en cheques de estímulo del gobierno de Estados Unidos a personas que perdieron sus empleos o tuvieron problemas financieros durante la pandemia, informaron las autoridades federales.

En el primer caso de este tipo en Florida, los fiscales federales han acusado al venezolano Jesús Felipe Linares Andrade de confabularse para robar dinero del gobierno y robar identidades. El venezolano no actuó solo.

Hasta otros cuatro coacusados originarios de Venezuela podrían agregarse al encausamiento, dicen los fiscales federales en el sur de la Florida. Linares y los colaboradores no identificados están acusados de robar cientos de cheques de estímulo emitidos por el Tesoro de Estados Unidos y luego cobrarlos mediante el uso de documentos de identificación “fraudulentos”, dice la acusación., publica El Nuevo Herald.

Linares, de 34 años y quien vive en el sur de Florida, fue arrestado en mayo y está detenido sin fianza.

Se declaró inocente. Su abogado defensor, David Scott Markus, se negó a comentar sobre el caso el martes.

Desde que la pandemia de coronavirus comenzó a propagarse en marzo de 2020, el Congreso ha aprobado una serie de cheques de estímulo del Tesoro por un total de cerca de $400,000 millones para ayudar a los que quedaron desempleados, trabajando menos horas o ganando menos de lo que les permitía obtener ciertos beneficios.

Linares fue atrapado en una operación encubierta del FBI en la que dos informantes confidenciales interactuaron con él y otras cuatro personas en la supuesta red.

Los miembros de alguna manera robaron los cheques en el sur de la Florida y México, y luego fabricaron documentos de identidad para que se correspondiera con los nombres de contribuyentes estadounidenses verdaderos.

En la primera transacción en enero, un informante del FBI se reunió en el estacionamiento del Centro Comercial Aventura Mall con uno de los cuatro coacusados para discutir el cobro de unos 30 cheques del Tesoro por un total de $36,000, según una declaración jurada penal presentada por el fiscal adjunto Michael Berger.

Cada uno de los cheques era por $1,200 y estaba dirigido a diferentes contribuyentes estadounidenses con direcciones en México.

El informante dijo que cobraría los cheques por una comisión de 30%.

Si bien los cheques robados del gobierno eran reales, el FBI en realidad no los cobró como parte de la operación , y en su lugar proporcionó fondos que se representaron como ingresos del cobro de los cheques, según la declaración jurada.

Parte del dinero fue transferido electrónicamente a Linares a través de una aplicación llamada Zelle.

La declaración jurada, redactada por un investigador del Departamento del Tesoro, resume una serie de transacciones ilícitas durante el invierno y la primavera.

En abril, Linares se reunió con los dos informantes del FBI en el Miami International Mall en Doral para discutir la recogida de un paquete de UPS en un apartado postal en Deerfield Beach.

Contenía 416 cheques del Tesoro por un valor de unos $249,000. Linares hizo arreglos para recoger el paquete a mediados de abril y luego ponerlo en el maletero del automóvil que conducía los dos informantes, según la declaración jurada.

 

Vía: El Nuevo Herald

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Biden suspende perforaciones de petróleo y gas en reserva del Ártico

mié Jun 2 , 2021
“A la luz de supuestas deficiencias legales (…), incluida la insuficiencia de la revisión requerida por la Ley Nacional de Política Ambiental, la Secretaria de Interior deberá, según corresponda y […]
blank