Júpiter, Saturno y la luna llena saludan al verano que comienza mañana

El verano, que comenzará mañana a las 5:32 hora oficial peninsular, estará acompañado en su inicio por los planetas Júpiter y Saturno, y a lo largo de la estación se darán cuatro fases de luna llena, la primera de ellas será visible en su totalidad el jueves próximo.

Al inicio del periodo estival Júpiter y Saturno se observarán al amanecer, para pasar al final de la estación a ser visibles al anochecer en compañía de Marte, más brillante en esta estación que en cualquier otra época del año, y del planeta Venus, según los cálculos facilitados por el Observatorio Astronómico Nacional (OAN).

Respecto a las fases lunares, la primera luna llena del verano llegará el 24 de junio y las siguientes, alrededor de unos 30 días después, brillarán en el cielo nocturno el 24 de julio, el 22 de agosto y, la última, el 21 de septiembre, publica EFE.

El verano durará 93 días y 15 horas y terminará el 22 de septiembre con el comienzo del otoño, según el Observatorio Astronómico, que también precisa, que el próximo 21 de junio será el día de mayor duración -tiempo transcurrido entre la salida y la puesta del Sol en un lugar dado- y el 27 de junio el día que el Sol se pondrá más tarde.

Por ejemplo, en la ciudad de Madrid el día que comienza el verano se alargará 15 horas y 3 minutos, datos muy alejados de las 9 horas y 17 minutos del día más corto (que en 2021 será el 21 de diciembre), es decir, casi seis horas de diferencia entre uno y otro; esta variación depende de la latitud del lugar, siendo nula en el ecuador y extrema (24 horas) entre los círculos polares.

Precisamente es por encima del círculo polar boreal donde algunos días al año alrededor del 21 de junio se da el fenómeno del Sol de medianoche, en el que el astro solar es visible por encima del horizonte durante las 24 horas del día.

Las lluvias de meteoros alcanzarán su máximo ritmo con las Delta Acuáridas -30 de julio- y las populares Perseidas -12 de agosto-, y en cuanto a las agrupaciones ficticias de estrellas conocidas como constelaciones destacará en el cielo estival la espectacular franja blanquecina de la Vía Láctea.

Por la noche, surgirán las estrellas más brillantes, como “el triángulo de verano” formado por Altair de la constelación del Águila, Deneb de la constelación del Cisne y Vega de la constelación de La Lira, mientras que alrededor de la estrella Polar, se verán las constelaciones de Casiopea, Cefeo, el Cisne, el Dragón y las dos Osas.

También serán visibles de este a oeste, Pegaso, el Águila, la Coronal Boreal y la Cabellera de Berenice y cerca del horizonte aparecerán a lo largo de la noche algunas de las constelaciones zodiacales, de la Virgen a Acuario, esta última ya casi al amanecer.

Durante la estación se sucede el máximo alejamiento anual (afelio) entre la Tierra y el Sol y en este año, el alejamiento máximo se dará el día 5 de julio, con una distancia de algo más de 152 millones de kilómetros, unos 5 millones de kilómetros más que a principios de enero, cuando la distancia al Sol alcanzó su mínimo.

A lo largo del siglo XXI, el verano se iniciará entre los días 20 y 21 de junio (fecha oficial española) siendo su inicio más temprano el del año 2096 y el más tardío el de 2003.

Las variaciones de un año a otro son debidas al modo en que la duración de la órbita de la Tierra alrededor del Sol (conocida como año trópico) encaja en la secuencia de años bisiestos del calendario.

 

Vía: EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

La Argentina se aleja más de la región y complica sus objetivos en política exterior

dom Jun 20 , 2021
Ni el canciller Felipe Solá ni mucho menos el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa (de gira oficial por Estados Unidos) estaban convencidos. “Lo decidió Alberto” confiesa uno […]
blank