Pedro Sánchez apoya con su silencio la represión de la brutal dictadura comunista en Cuba

Cuba no puede más. Cientos de miles de personas se han echado a las calles para decir «basta» y exigir «libertad». La dictadura castrista liderada por Miguel Díaz-Canel ha sometido a los ciudadanos al hambre y la miseria, una situación agravada aún más por la pandemia del coronavirus.

Los cubanos, hartos, han decidido enfrentarse al férreo control gubernamental protagonizando multitudinarias protestas en La Habana. Pedro Sánchez no ha puesto ni un solo tuit para apoyar a los cubanos.

Fidel Castro y la revolución cubana llevaron el comunismo al país el 1 de enero de 1959. Los más de 60 años de castrismo han sumido al país en una situación crítica que ha llevado a los cubanos a salir a las calles. Los partidos y dirigentes del centro derecha y la derecha en España (Vox, PP y Ciudadanos) ya han mostrado su condena a la represión. Una condena que no se encuentra en los partidos que gobiernan España, publica OK Diario.

Que Podemos no se pronuncie sobre las protestas populares contra el régimen cubano no sorprende. Los de Ione Belarra son firmes defensores de la dictadura comunista y así lo han dejado claro sus dirigentes cuando son preguntados por Cuba. Un ejemplo: el ministro Alberto Garzón llegó a decir en 2012 que «el único modelo de consumo sostenible» era el cubano.

Lo llamativo, o no, es que el Partido Socialista Obrero Español no condene lo que está pasando en Cuba y dé la callada por respuesta. Una ‘estrategia’ que se puede interpretar de dos formas: o son partidarios y ‘amigos’ de los comunistas castristas o no se mojan para no incomodar a sus socios en la coalición.

Sea lo que sea, lo cierto es que miles de usuarios en las redes sociales han exigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que se pronuncie sobre lo ocurrido, pero tras un fin de semana lleno de protestas, el líder socialista aun no se ha pronunciado a primera hora de este lunes. Igual que ha hecho el PSOE como partido.

Lo ocurrido en Cuba también podría ser un buen estreno para el nuevo ministro de Exteriores nombrado este sábado tras la profunda remodelación de la parte socialista del Gobierno. José Manuel Albares tampoco se ha pronunciado y la cuenta oficial del Ministerio tampoco.

Si nos retraemos hasta hace casi tres años, a noviembre de 2018, podríamos encontrar uno de los motivos por el que Sánchez se somete al comunismo. Por aquél entonces el presidente del Gobierno se reunía con el dictador cubano, Miguel Díaz-Canel, en su viaje oficial a la isla.

Fue la primera visita de un jefe de Gobierno español a Cuba en casi tres décadas y Sánchez se sometió a todos los protocolos comunistas. Tras su reunión con el dictador, acordó profundizar las relaciones bilaterales entre ambos países. Además el pacto establecía contactos anuales celebrados de forma alterna en Madrid y La Habana, encabezados por ministros o secretarios de Estado de ambas naciones.

Un gesto de la cercanía de este Gobierno con Cuba lo encontramos hace sólo un año. En plena pandemia del coronavirus y con España completamente desabastecida, Sánchez decidió exportar 41.738 equipos de protección frente al covid a la isla.

 

Vía: OK Radio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Denuncian arresto y desaparición de sacerdote de Camagüey en las protestas en Cuba

lun Jul 12 , 2021
La Ermita de la Caridad de Miami denunció el lunes en las redes sociales la detención arbitraria del sacerdote cubano Padre Castor José Alvarez en Camagüey, en el centro de […]
blank