Rápida alza de pacientes con COVID lleva a hospitales de Florida a limitar visitas y prepararse para lo peor

Un repunte de ingresos de pacientes por COVID-19 ha puesto en alerta máxima a los hospitales de la Florida, y el Jackson Health System de Miami-Dade ha anunciado que suspenderá las visitas en muchos de sus centros a partir del miércoles.

Impulsado por una variante altamente contagiosa del virus y por la importante proporción de floridanos que siguen sin vacunarse, el número de nuevas infecciones notificadas semanalmente por el Departamento de Salud de la Florida se ha multiplicado por más de cuatro en un mes, de 10,095 casos en la semana que terminó el 17 de junio a 45,449 el viernes pasado.

Los hospitales del sur de la Florida han experimentado un aumento similar, aunque menos drástico, de pacientes con síntomas graves, lo que ha llevado a los hospitales a reforzar las medidas preventivas y a prepararse, una vez más, para un posible aumento de la pandemia, publica El Nuevo Herald.

Jackson Health, el sistema hospitalario público de Miami-Dade, indicó que el número de pacientes con COVID ingresados en sus tres hospitales se había disparado de 66 el 6 de julio a 139 el lunes, un aumento de 111%.

En Baptist Health South Florida había 303 pacientes ingresados con COVID en los 10 hospitales del sistema en los condados Monroe, Miami-Dade y Palm Beach, casi el triple que a finales de junio.

Y en el Memorial Healthcare System, que gestiona seis hospitales en el sur de Broward, los administradores informaron que tenían ingresados 225 pacientes con COVID el domingo, en comparación con 92 el 19 de junio.

El Dr. Marc Napp, director médico de Memorial Healthcare, dijo que gran parte del aumento se debe probablemente a la variante Delta, una mutación altamente contagiosa del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, y a la importante proporción de floridanos que siguen sin vacunarse.

Napp dijo que hay dos cosas que llaman la atención sobre los pacientes ingresados durante esta última ola.

“La inmensa mayoría son personas no vacunadas y parecen ser más jóvenes que antes”, dijo.

En respuesta al aumento de los ingresos, Memorial Healthcare ha reducido el horario de visitas y ha vuelto a celebrar reuniones por videoconferencia con el personal administrativo, en lugar de las reuniones en persona, que se habían reanudado recientemente.

Los administradores de Jackson Health elevaron el lunes el nivel de amenaza de COVID a “alto” en sus hospitales en el sur de Miami-Dade, el Miami Civic Center y North Miami Beach, lo que significa que las reuniones presenciales se limitarán al 50% de la capacidad de la sala y se exigirá mascarilla en todas las áreas no clínicas para todos, incluso quienes estén totalmente vacunados contra el COVID-19.

A partir del miércoles, Jackson Health también suspenderá las visitas en la mayoría de sus unidades de hospitalización, con excepciones en rehabilitación, pediatría, la unidad de cuidados intensivos neonatales, la sala de maternidad y los casos de pacientes terminales sin COVID. No se permitirán visitas en ninguno de los servicios de urgencias de adultos.

Los administradores de Jackson Health programaron una conferencia de prensa para el martes, pero los médicos de Jackson Health y otros han estado monitoreando el aumento, y activando alertas sobre el distanciamiento social relajado y otras medidas preventivas, desde hace semanas.

 

Vía: El Nuevo Herald

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

La guerra de la Unión Europea contra el lavado de dinero

mar Jul 20 , 2021
“Nuestras normas contra el blanqueo de capitales están entre las más estrictas del mundo”, dice el vicepresidente de la Comisión Europea Valdis Dombrovskis. Pero muchos Estados miembros de la UE […]
blank