INFORME: Paramilitares chinos entrenaron a los sanguinarios boinas negras del castrismo

Las fuerzas militares y policiales cubanas responsables de reprimir a los manifestantes han recibido entrenamiento en «antiterrorismo» por parte de paramilitares chinos. Esta capacitación fue recibida también por los temidos boinas negras, según muestran los informes de los medios estatales chinos.

En julio estallaron una serie de protestas contra el gobierno alrededor de la Isla cuando los ciudadanos salieron a las calles pidiendo mayores libertades y mejores condiciones de vida. Si bien casi dos docenas de países en todo el mundo han expresado su apoyo a los manifestantes, el régimen comunista gobernante ha respondido lanzando una represión violenta. Estas acciones son apoyadas por Beijing.

Los registros que se remontan a una década atrás muestran que las autoridades cubanas pueden haber aprendido algunas tácticas de sus homólogos chinos. Estos brindaron capacitación y otro tipo de apoyo en nombre de la lucha contra el terrorismo,  publica Primer Informe.

Los paramilitares chinos, conocidos como la Policía Armada Popular (PAP), comenzaron a enviar personal para capacitar a sus homólogos cubanos en 2008, informaron los medios estatales chinos. En 2019, el PAP demostró habilidades de combate en un evento en China, que recibió elogios de los funcionarios de seguridad cubanos visitantes.

El PAP, una fuerza paramilitar especializada encargada de sofocar los disturbios internos, jugó un papel importante en aplastar las protestas en la región del lejano oeste de Xinjiang a lo largo de los años. Un escuadrón que había matado a 91 «alborotadores» en la región fue reconocido con honores especiales por el líder chino Xi Jinping en julio.

En Hong Kong, el PAP también se unió a la policía local en primera línea para observar las protestas a favor de la democracia el año pasado, informó Reuters, citando fuentes anónimas.

No está claro cuándo comenzó la capacitación del PAP en Cuba. El entrenamiento documentado más temprano, basado en informes de los medios, tuvo lugar durante aproximadamente dos meses a partir de noviembre de 2008.

Entre los más de 90 aprendices que participaron, dos tercios de ellos pertenecían a las «fuerzas especiales» del Ministerio del Interior de Cuba, según medios de comunicación estatales chinos.

La unidad de fuerzas especiales, conocida como los «Boinas Negras», es un grupo de élite de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el ejército del régimen. Los aprendices restantes eran oficiales militares.

Los cuatro entrenadores chinos del PAP enseñaron a los oficiales cubanos artes marciales mixtas, rescate de rehenes y manejo de “disturbios a gran escala”, dice el informe. Al finalizar su estadía, fueron premiados por el Ministerio del Interior con su máxima distinción por su “aporte especial”.

En abril de 2016, el PAP en Ningxia, una región del centro-norte de China, envió a seis oficiales a la escuela nacional de entrenamiento especial de combate del Ministerio del Interior de Cuba para impartir un programa de entrenamiento de un mes.

paramilitares-chinos-entrenaron-a-los-sanguinarios-boinas-negras-de-cuba
Tres funcionarios de las Boinas Negras posan junto a su entrenador chino del grupo paramilitar en una escuela de entrenamiento administrada por el gobierno en Cuba en una foto sin fecha. (Foto: ADN Cuba)

Los cursos incluyeron más de 160 habilidades en seis categorías, que incluyen tiro táctico, artes marciales chinas, Tai Chi y tácticas para controlar la violencia, según un artículo de un sitio administrado por el ejército chino titulado «La policía armada regresa con honores».

La parte cubana, impresionada por el avance del entrenamiento, incorporó el contenido a la agenda de entrenamiento militar de su país, según otro artículo del sitio.

Las fotos de la capacitación de 2016 publicadas por los medios chinos, incluidas algunas descubiertas recientemente por el medio cubano ADN, muestran a los oficiales cubanos vistiendo sus uniformes negros característicos y boinas negras con sus entrenadores chinos.

A partir del 11 de julio, miles de cubanos comenzaron a tomar las calles para expresar su frustración con el régimen comunista de 62 años y con sus condiciones de vida, las mayores manifestaciones que ha visto el país desde la década de los noventa. En respuesta, el régimen llevó a cabo detenciones masivas, cortó el acceso a Internet y desplegó fuerzas policiales y de seguridad, incluidos los Boinas Negras, para apoderarse de ciudades y pueblos.

Foto: Primer Informe

Vía: Primer Informe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

La riqueza de Taiwán pese al bloquedo de China demuesta que la miseriba es producto del Socialismo

mié Ago 4 , 2021
Durante décadas el Partido Comunista de Cuba ha culpado a Estados Unidos de la pobreza y miseria con la que viven los ciudadanos en la isla, aludiendo al “bloqueo” que […]
blank