No sé qué haremos: sobrevivientes de sismo en Haití temen por el futuro de sus hijos

Muchos sobrevivientes del terremoto que acabó con la vida de más de 2.200 personas en el sur de Haití este mes están cada vez más preocupados por cómo mantendrán a sus hijos, entre temores a que más de medio millón de menores corran riesgo por las consecuencias.

El terremoto del 14 de agosto golpeó la infraestructura, destruyó o dañó unas 130.000 viviendas, cortó carreteras y dejó a miles de familias en el país más pobre del hemisferio occidental en un futuro incierto.

Cuando golpeó el sismo de magnitud 7,2, la ama de casa Lovely Jean estaba descansando dentro del hospital general de la ciudad sureña de Les Cayes, mientras que su bebé de tres días, Love Shaiska, estaba en la sala neonatal siendo tratada por una infección, publica Reuters.

Les Cayes fue una de las áreas más afectadas por el terremoto, y mientras las paredes del hospital temblaban, Jean envió a su esposo, Pierre Alexandre, a agarrar al bebé mientras ella huía del edificio.

“La tierra temblaba y yo lloraba, muy asustada por lo que estaba pasando”, dijo la joven de 24 años, acunando a su bebé en el porche de su casa dañada en una pequeña aldea en las afueras de la localidad de Camp-Perrin, al noroeste de Les Cayes.

Los tres sobrevivieron, aunque el hospital sufrió daños que obligaron a algunos de sus departamentos, incluido el pabellón neonatal, a operar al aire libre durante varios días después del desastre.

No obstante, los problemas solo estaban empezando para Jean y su esposo, un agricultor de subsistencia.

Los campos de Alexandre fueron enterrados por deslizamientos de tierra provocados por el terremoto y la lluvia desatada por la tormenta tropical Grace, que azotó Haití el martes. Toda su cosecha de papa y yuca era inalcanzable, lo que dejó a la familia sin apenas comida.

Mientras tanto, Love Shaiska tenía problemas para amamantar, lo que obligó a sus padres a juntar dinero en efectivo para comprar fórmula. “No sé qué haremos”, dijo Alexandre, de 30 años.

Más de una docena de otros padres con los que habló Reuters en la zona del terremoto expresaron preocupaciones similares sobre cómo se las arreglarían. Más de medio millón de niños se vieron afectados por el sismo, dijo la agencia de la ONU para la infancia, Unicef.

 

Vía: Reuters

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Pandemia en Cuba: ocho días consecutivos de incrementos de casos activos

lun Ago 23 , 2021
Al cierre del 22 de agosto, el gobierno de Cuba registró 49.901 casos activos de Covid-19, lo que representa un nuevo récord. La cifra superó en 1.414 el récord establecido […]
blank