Muere de COVID a los 87 años el padre de la alcaldesa del Condado Miami-Dade

Paul Levine, ejecutivo ya retirado de la industria del papel, que tuvo la dicha de ver a su hija mayor convertirse en la primera alcaldesa del Condado Miami-Dade, murió el jueves, por complicaciones relacionadas con el COVID-19, dijo la alcaldesa Daniella Levine Cava. Levine tenía 87 años, y estaba completamente vacunado.

“Esto no hace más que dejar en claro lo peligrosa que es esta nueva variante del virus cuando la persona es vulnerable”, dijo Levine Cava, que contrajo el COVID en el otoño del 2020. “Somos otra familia afectada por el COVID”.

Viudo después de 44 años de matrimonio, Levine acompañó con frecuencia a Levine Cava en sus visitas oficiales al Marlins Park, el Deering Estate y otros sitios del condado durante sus primeros meses en el cargo. Levine se mudó al área de Miami hace dos años, tras la muerte de su segunda esposa, y adoptó un nuevo hogar, en tanto su hija aspiraba a la alcaldía del condado.

“Durante la campaña, Daniella disfrutó tener a su padre a su lado”, dijo Christian Ulvert, Levine Cava, principal consultante de la campaña desde que Daniella ganó un escaño en la comisión en el 2014. “Y a él le gustaba estar rodeado de personas. Era todo muy agradable”.

Graduado de Harvard que obtuvo una maestría en la escuela Tufts en Asuntos Globales, Levine, padre de cinco hijos recorrió el mundo como ejecutivo de firmas productoras de papel, supervisando la construcción y la administración de molinos en América Latina, y otros países. Levine trabajó en S & S Corrugated Paper Machinery Company, en Black-Clawson Company, y en Continental Forest Industries.

Sus habituales viajes le hicieron ganar la membresía del Explorers Club, y a veces significaba llevar con él su familia, lo que hizo que su hija mayor, la futura alcaldesa, viviera brevemente en Brasil, Chile y Canadá.

“Viajaba seis meses al año”, dijo Levine Cava. “Y quería compartir esa experiencia con nosotros”.

Levine vivía en la residencia para ancianos Palace, en Kendall, donde, según Levine Cava, lo ayudaba un personal que estaba completamente vacunado y usaba mascarillas. Levine Cava dijo que al parecer su padre contrajo el virus de un empleado que estaba enfermo, pero no presentaba síntomas de COVID, y se lo transmitió a él, un anciano que se negaba a cubirse la cara.

“Mi padre no era muy disciplinado con el uso de la mascarilla. Era un hombre muy testarudo”, dijo Levine Cava. “Todo el mundo alrededor de él usaba siempre mascarillas”.

Vía: El Nuevo Herald

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Así fue la octava jornada de las protestas en Francia contra el pase sanitario

dom Sep 5 , 2021
Este sábado, más de 140.000 personas salieron de nuevo a las calles francesas para expresar su rechazo a la obligatoriedad del pase sanitario que decidió el Gobierno de Emmanuel Macron. […]
blank