El ingenio conmovedor de un ingeniero cubano para salvar la vida de su mujer con Covid-19

Maykel Suárez Machado, graduado en Electrónica y residente en Cuba, se ha convertido en toda una celebridad en su país después de que la emisora local Radio Granma contase la historia de cómo fabricó un concentrador de oxígeno casero y portátil para su mujer, enferma de Covid e ingresada en el hospital por coronavirus.

Ella, que ya ha sido de alta y se encuentra en casa, se lo ha agradecido también públicamente, como recogen medios cubanos.

Isabel Barrios Peláez tuvo que ser ingresada en el hospital de Manzanillo (Cuba) debido a la complicación de su cuadro médico tras contagiarse de coronavirus. Estaba grave, necesitaba oxígeno, pero no había suficiente para todos los pacientes ingresados. Su marido, angustiado por la situación, decidió buscar “alternativas para ayudarla”, publica Yahoo Noticias.

Así fue como se le ocurrió ponerse a fabricar un dispositivo que suministrase oxígeno a su mujer para aliviarla en los momentos más complicados de la enfermedad. Buscó información en Internet sobre cómo hacerlo y basándose, ha dicho, “en métodos antiguos” y con la ayuda de “la licenciada en Química Yuramis García Rodríguez confeccioné el equipo”.

Para este usó materiales que tenía a mano como gasa para hacer los filtros, un pomo de plástico esterilizado, los tubos del suero para conectarlo y un maletín para que fuese portátil. “Siempre todo bien esterilizado”, ha puntualizado. Una vez lo tuvo montado tuvo que espera a que su mujer fuese trasladada de la zona roja.

El concentrador de oxígeno portátil y su inventor, Maykel Suárez Machado.
El concentrador de oxígeno portátil y su inventor, Maykel Suárez Machado

“Hoy puedo decir que soy una superviviente a esta pandemia que tantas vidas está cobrando. Cuando me trasladaron de la Sala de Terapia a la de Respiratorio necesitaba urgentemente oxígeno, desafortunadamente no me lo pudieron poner por el déficit que había. No sé cómo sobreviví, me encontraba muy agitada, incluso los pacientes y acompañantes de esa sala pensaban que yo no iba a resistir y que en cualquier momento me vendría un paro cardíaco”, ha comentado Barrios Peláez de sus momentos más críticos en el hospital, donde estuvo 27 días.

El dispositivo casero fue muy bien recibido por el equipo médico, por la paciente y le dio cierta tranquilidad a su esposo, que sintió que con él a su lado pasaría mejor la enfermedad. La intención de Suárez Machado es seguir construyendo más para poder ayudar a otros pacientes con Covid-19. El que usó su esposa está ahora en manos de otra enferma ya que ella no lo necesita.

“Así es, en la actualidad lo necesita esta otra paciente que en su vivienda requiere de oxígeno pues se encuentra en un estado muy delicado. Su mamá me agradece todos los días por haberle prestado ese equipo y contenta me dice que gracias a él su hija ha podido sobrevivir”, confirmaba Maikel Suárez en su entrevista radiofónica.

M. J. Arias

Vía: Yahoo Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Biden planea convocar una cumbre global para contener la pandemia

jue Sep 9 , 2021
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, planea convocar una cumbre global para contener la pandemia y aumentar el suministro de vacunas a los países en desarrollo, informó este miércoles […]
blank