Florida y boxeo, Donald Trump eclipsa a las leyendas del ring en su estreno como comentarista deportivo

Y el ganador, por decisión casi unánime…¡en la esquina roja, Donald Trump! El ex presidente no tiró un golpe, pero el sábado en la cartelera de Triller en el Hard Rock Live de Hollywood, Florida, estaba como un pez en el agua, como un político en un bastión donde sabe el terreno que pisa y la profundidad de la pisada.

Florida y boxeo son dos palabras cercanas a Trump que, de alguna manera se robó el espectáculo, por encima de figuras como los legendarios Anderson Silva, Vitor Belfort y Evander Holyfield, y lo hizo en una jornada muy dolorosa y complicada para la nación americana: el 11 de Septiembre.

De alguna forma, los organizadores del evento y los propios guerreros trataron de balancear el ambiente festivo y bullanguero con muestras de afecto y recordación por las víctimas de los ataques terroristas, tratando de vincular la figura del ex presidente con lo mejor del pueblo americano, pero se notaba algo raro en el ambiente, como que “nos estamos divirtiendo, aunque en el fondo existe una pena grande’‘, publica El Nuevo Herald.

La cartelera que reunía leyendas, hombres que vieron pasar sus mejores días en los escenarios de combate, apelaba a la nostalgia y al morbo, pero no levantaba vuelo hasta que se anunció que Trump sería uno de los comentaristas. Entonces creció la expectativa.

Durante una conferencia de prensa el jueves, Trump hizo su primera aparición vía satélite y, cuando le preguntaron si le gustaría pelear con alguien, aprovechó el momento para utilizar referencias de boxeo en contra del actual presidente Joe Biden, de quien dijo lo noquearía con la mayor facilidad del mundo si se encontrasen en un ring.

“Bien, si tuviera que elegir a alguien en el mundo, no un boxeador profesional, porque no los enfrentaría’‘, expresó Trump. “Creo que mi pelea más fácil sería contra Joe Biden, porque creo que iría al suelo muy rápidamente. Muy, muy rápidamente’‘.

Como todo se apuesta en esta vida, no faltaron casas que se pronunciaron sobre el tema y colocaron a Trump como favorito y Biden como underdog o desfavorecido. Desde ese momento, los promotores de Triller sabían que habían dado en el clavo. Un ex presidente retando al presidente y comentando además.

Cuando Trump fue presentado por primera vez en la sala, el público estalló en aplausos y gritos. Algunos se alborotaron con la consigna de “Trump 2024’‘ y acto seguido comenzaba la porción principal del evento, el PPV de los veteranos donde el ex mandatario ofrecería sus comentarios.

Pero su presencia en la velada también probaría ser divisiva en otro momento. Antes de que se tocaran las 10 campanadas por las víctimas de los ataques terroristas y el eterno maestro de ceremonias Michael Buffer recordara a todos que Trump se encontraba en el edificio, los fanáticos tomaron partido como en una campaña política.

Entonces, los gritos de “Trump 2024’‘ se vieron contestados de otros al son de “Let’s Go Biden, Vamos Biden’‘ que no fueron mayoritarios, pero si persistentes. En medio de las campanadas, una mujer comenzó a protestar sin que se le entendiera, pero antes de ser sacada por la seguridad, rugió a pleno pulmón: “esto no es Venezuela’‘, mientras un hombre le arrojaba un vaso de cerveza y otros pedían que le echaran. Una escena surreal.

Al final, luego de que Belfort le propinara un nocaut a un Holyfield de 58 años cumpliendo los peores temores de algo que nunca debió ocurrir y que representa lo peor del boxeo en estos tiempos, Trump tomó la palabra para felicitar al brasileño por su fácil triunfo sobre el único hombre que ha sido campeón absoluto del peso crucero y del máximo.

“Vitor, tus números eran altos, pero esta noche crecieron más, porque venciste a alguien que es, no sé, probablemente uno de los más grandes de todos los tiempos’‘, apuntó Trump. “No hay duda con Evander y amamos a Evander. Conozco a Evander y nunca antes había visto que le pasara esto a Evander. He estado mucho tiempo con Evander y esa es una de esas cosas…Estuviste fantástico esta noche. Fantástico’‘.

Trump extendió su mano entonces, saludó a la sala y se despidió del público, como quien se despide en un rally de admiradores, mientras la gente le devolvía el gesto con otro estallido de apoyo y algún que otro “Let’s Go Biden’‘ como un río subterráneo.

¿Qué tal estuvieron los comentarios de Trump sobre la velada? Eso es materia para otro debate que, sin duda, será tan enconado como el de su propia presencia en una noche de boxeo que, una vez más, nunca debió suceder, pero en la que él fue el amplio ganador.

JORGE EBRO

Foto: GTY

Vía: El Nuevo Herald

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

La alcaldesa socialista de París, Anne Hidalgo, se lanza a la Presidencia de Francia para 2022

dom Sep 12 , 2021
Hidalgo, de 62 años y quien el año pasado ganó la reelección para un segundo mandato como alcaldesa de París, ha sido aplaudida y a la vez vilipendiada por su […]
blank