La vacuna anticovid de refuerzo no es necesaria por ahora, según un estudio

Una nueva investigación asegura que actualmente no es necesario administrar la tercera dosis anticovid a la población en general debido a que las vacunas son lo suficientemente eficaces para prevenir los casos graves de Covid-19, según un informe de The Lancet publicado el lunes (13.09.2021).

Algunos países han empezado a ofrecer dosis adicionales por temor a la contagiosa variante delta, lo que ha llevado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a pedir una moratoria de las terceras dosis en medio de la preocupación por el suministro de vacunas a los países más pobres, donde millones de personas aún no han recibido la primera dosis, publica DW.

El nuevo informe de los científicos, que incluye a algunos especialistas de la OMS, concluye que, incluso con la amenaza de la variante delta, “las dosis de refuerzo para la población general no son apropiadas en esta fase de la pandemia”.

Los autores, que revisaron estudios observacionales y ensayos clínicos, descubrieron que las vacunas siguen siendo muy eficaces contra los síntomas graves del Covid-19, en todas las variantes descubiertas, aunque no hayan tenido la prevención esperada de los casos asintomáticos de la enfermedad.

“En conjunto, los estudios disponibles en la actualidad no aportan pruebas creíbles de que la protección contra la enfermedad grave, que es el objetivo principal de la vacunación, haya disminuido sustancialmente”, afirmó la autora principal del estudio, Ana-Maria Henao-Restrepo, de la OMS.

La experta dijo que se debería dar prioridad a las dosis de vacunas para las personas de todo el mundo que aún esperan una inyección: “Si las vacunas se distribuyen en los lugares en los que pueden ser más útiles, podrían acelerar el fin de la pandemia al inhibir una mayor evolución de las variantes”, añadió.

Países como Francia, Chile o Israel han empezado a distribuir terceras vacunas a los ancianos y a las personas con sistemas inmunitarios comprometidos. Israel incluso está ofreciendo a los niños de 12 años o más una tercera dosis cinco meses después de recibir una segunda vacuna.

El estudio de The Lancet concluye que las variantes actuales no se han desarrollado lo suficiente como para escapar a la respuesta inmunitaria proporcionada por las vacunas actualmente en uso. Los autores sostienen que si surgen nuevas mutaciones del virus capaces de eludir esta respuesta, sería mejor administrar refuerzos de la vacuna especialmente modificados y dirigidos a las nuevas variantes, en lugar de una tercera dosis de una vacuna existente.

 

Vía: DW

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Familiares de opositores presos en Nicaragua denuncian aislamiento, hambre

mar Sep 14 , 2021
Aislamiento, constantes interrogatorios, amenazas y falta de comida: familiares de 36 opositores nicaragüenses presos denuncian sus condiciones de reclusión, consideradas “graves” por organismos de derechos humanos. Casi tres meses después […]
blank