Sacerdote de Vertientes tras ataque a casa parroquial: ¿Buscan crear terror? ¿Querrán que nos avergoncemos de predicar la libertad?

La vivienda del sacerdote Rolando Montes de Oca en Vertientes, Camagüey, fue agredida, días después que al sacerdote camagüeyano Castor José Álvarez Devesa, abiertamente crítico al régimen de La Habana, se le prohibiera viajar fuera de la isla por ser considerado por el régimen comunista como una figura de “interés público”.

El domingo durante un apagón lanzaron dos huevos contra la casa parroquial de Montes de Oca, quien actualmente está de visita en los Estados Unidos. También en la vivienda del sacerdote, ubicada en la parte trasera de la iglesia La Milagrosa, dejaron un cartel con la ofensa de “gusano asqueroso”.

Ese día, el Padre Castor, en sustitución de Montes de Oca, fue quien ofició la misa “lo que pone sobre la mesa la hipótesis de que fuera este sacerdote —de los más atacados por el régimen principalmente tras su participación en las protestas del 11 de julio— el blanco del mensaje de odio”, indica la publicación con sede en Camagüey La Hora de Cuba, publica Radio TV Martí.

Días atrás, en esta misma localidad, el Partido Comunista de Cuba le prohibió a Álvarez Devesa oficiar la misa del 8 de septiembre, Día de la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba y la semana pasada se conoció que las autoridades le impiden salir fuera de Cuba, por tenerlo entre los regulados, una política del régimen cubano que se aplica como castigo a los opositores, periodistas y activistas independientes.

“La regulación del Padre Castor poco después y este ataque reciente contra la casa de Montes de Oca parecen evidenciar una molestia especial del régimen y sus testaferros contra los curas”, alerta La Hora de Cuba.

Por su parte, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos condenó la agresión y la calificó de “denigrante actuación contra el sacerdote camagüeyano Rolando Montes de Oca”.

El grupo de Derechos Humanos considera que este tipo de ataques está “en línea con la represión que el régimen cubano ejerce contra el pueblo desde que Miguel Díaz-Canel llamó al combate entre cubanos”.

Para Montes de Oca, de 40 años de edad y vicerrector del seminario San Agustín, en Camagüey, esta fue “una agresión de fuerte violencia simbólica”.

“¿Buscan crear terror? ¿Querrán que nos avergoncemos de predicar la libertad? ‘Gusano’ es la ofensa trasnochada que han usado los castristas contra quien piense distinto de ellos ¿Querrán que nos llenemos de odio y violencia contra los agresores? No me es posible”, escribió el sacerdote, quien es uno de los firmantes del importante mensaje He visto la aflicción de mi pueblo.

El religioso ironizó su comentario refiriéndose a sus agresores con la palabra “compañeros”, usualmente empleada por los comunistas: “‘Compañeros a:’ no les temeré, ni los odiaré. Creo en el Dios del Amor, y la Cuba por la que rezo y trabajo es una Cuba donde nadie merezca insultos o huevazos por pensar diferente, tampoco ustedes” y los invitó a “ser parte de esa Cuba nueva, la de Todos, porque la de huevazos e insultos es mezquina e indigna de nuestro noble pueblo, ese con el que yo grito y rezo: ¡LIBERTAD!”.

 

Vía: Radio TV Martí

Entrada siguiente

Maas ve decepcionante la actuación estadounidense con los submarinos

mar Sep 21 , 2021
El comportamiento de Estados Unidos en el asunto de los submarinos que lo enfrenta a Francia fue “irritante y decepcionante”, dijo este martes (21.09.2021) el ministro de Asuntos Exteriores alemán, […]
blank