Notifican al gobierno de La Habana sobre una Marcha contra la Violencia el 20 de noviembre

Activistas de los derechos humanos en Cuba iniciaron el proceso para que las autoridades de La Habana les autoricen a celebrar una manifestación pacífica denominada “La Marcha contra la Violencia”, que ha sido convocada por el proyecto Archipiélago y el Consejo para la Transición en Cuba (CT).

Archipiélago, liderado por el dramaturgo Yunior García, y el Consejo para la Transición Democrática en Cuba (CTDC), cuyo presidente José Daniel Ferrer está en prisión, invitan a todos los cubanos a hacer uso de los derechos de manifestación recogidos por la Constitución.

“Aunque entre los firmantes iniciales se encuentran representantes de Archipiélago y del CTDC, junto a firmas de la Plataforma 27N y del Movimiento San Isidro, uno de los propósitos esenciales de la Marcha Pacífica es el de ampliar el consenso a otras organizaciones de la sociedad civil, dentro y fuera de Cuba, publica Radio TV Martí.

Por eso abriremos un proceso de consultas con otras organizaciones que no integran ninguna de estas plataformas u instituciones, invitándoles a que se sumen a la iniciativa. Con un concepto fundamental que intentamos dejar claro con las firmas: la condición ciudadana como la base de la soberanía y de los derechos”, explica un comunicado del CTDC.

Los organizadores entregaron cartas en la recepción del Gobierno Provincial de La Habana y en la intendencia del Consejo de Administración Municipal de La Habana Vieja.

“Una veintena de ciudadanos firmaron los documentos donde se notifica a las autoridades la realización de una Marcha contra la Violencia, para exigir que se respeten todos los derechos para todos los cubanos, por la liberación de los presos políticos y por la solución de nuestras diferencias a través de vías democráticas y pacíficas”, precisó la activista del Movimiento San Isidro Anamely Ramos.

La activista dijo en Facebook que “luego de amplios y profundos debates con varios miembros de la sociedad civil se decidió realizar la Marcha el primer sábado luego de que el país se abra al turismo internacional, o sea, el próximo 20 de noviembre”.

Las cartas entregadas el martes corresponden a la Marcha en La Habana, “pero durante los días siguientes, ciudadanos de todo el territorio nacional presentarán documentos similares ante las autoridades de su localidad”.

“Cada cubano emigrado podrá acompañarnos ese día sin importar el lugar del mundo donde se encuentre”, dijo Ramos. “Manifestarse pacíficamente es un derecho humano reconocido en la propia Constitución de la República. Violar o impedir el ejercicio pleno de este derecho constituye un delito”.

Al concluir su mensaje, Ramos expresó el anhelo de los firmantes de los documentos: “Esperamos que las autoridades actúen con estricto apego al derecho y se respete la dignidad de cada cubano o cubana involucrado en la organización de esta iniciativa ciudadana. Digan lo que digan los defensores del pensamiento único”.

Las manifestaciones espontáneas que estallaron el 11 de julio en varias localidades de la isla dejaron un saldo de mil detenidos, de los cuales cientos permanecen en prisión y otros han sido juzgados en procesos sumarios a penas que incluyen varios años de cárcel.

Muchos de los participantes y sus familiares han denunciado la violencia ejercida contra los manifestantes por miembros de la policía, las tropas especiales y los agentes de civil de la Seguridad del Estado durante las detenciones y dentro de los recintos penitenciarios.

Foto: Reuters

Vía: Radio TV Martí

Entrada siguiente

Exiliados cubanos se unen para enviar $40 mensuales a las familias de los presos del 11-J

mié Sep 22 , 2021
La organización Fundación Rescate Jurídico, lanzó este martes 21 de septiembre la campaña “Estoy contigo” en apoyo a los presos políticos del 11 julio en Cuba. La iniciativa consiste en […]
blank