¿Crees en las premoniciones? Así funcionan los sueños precognitivos

Soñamos al menos dos horas diarias, aunque de manera interrumpida. Y durante esos momentos mezclamos escenas imaginarias y reales para crear las historias más impactantes e inverosímiles.

Los científicos han investigado exhaustivamente los procesos fisiológicos del sueño y creen que son creados por la supresión y activación de los químicos cerebrales.

No existe certeza de por qué ocurre, pero algunos apoyan la hipótesis de que ayudan a consolidar la memoria y a la imprimación, que es la habilidad para responder a ciertas situaciones de maneras predeterminadas, publica Yahoo Noticias.

Con tantas horas de sueño en el transcurso de la vida y tan poca información sobre lo que soñamos, pues no es sorprendente que experimentemos una amplia variedad de situaciones oníricas emocionantes o inquietantes, o sueños lúcidos en los que tenemos total conciencia de estar soñando. Por eso podemos participar activamente en ellos y cambiar su contenido.

Otro tipo de sueños son los precognitivos o premonitorios, que nos ofrecen información sobre un hecho que sucederá en un momento de nuestra vida. La organización Sleep Foundation dice que entre el 18,8% y el 38% de las personas hemos tenido un sueño precognitivo alguna vez.

Para que estos sueños que parecieran predecir el futuro sean clasificados como precognitivos deben cumplir varios criterios específicos. El primero es que debes escribir o contar el sueño antes de que la situación onírica ocurra en la realidad. También debe tener una serie de detalles muy específicos que difícilmente ocurrirían al unísono al azar.

Los sueños que son profecías personales autocumplidas o que pueden ser influenciados por conocimiento o información disponible no sueños premonitorios. Si miras en el pronóstico del tiempo que se avecina una tormenta y sueñas con una tempestad, no será un sueño precognitivo.

Los sueños precognitivos no tienen que ofrecer grandes revelaciones y la mayoría ocurren en el ámbito de lo cotidiano, aunque siempre te aportan datos sobre el futuro que de otra manera no podrías saber.

Uno de los más comunes es que sueñes con una persona querida y que al día siguiente te llame o te la encuentres en la calle. También suele ocurrir que tenemos un sueño amenazante y poco después enfrentemos una situación muy desagradable en la que experimentamos las mismas situaciones que tuvimos mientras dormíamos.

Hay varios sueños premonitorios de importantes acontecimientos que quedaron registrados en la historia, aunque en no existe manera de saber si cumplían con todos los criterios exigidos en la actualidad.

Uno de ellos fue la espeluznante experiencia de Abraham Lincoln al soñar con su propia muerte. Unas dos semanas entes de su asesinato describió a su esposa y sus amigos más cercanos que había soñado con personas sollozando y, al ir a investigar, se encontró su cadáver vestido de gala, listo para su velatorio en el ala Este de la Casa Blanca. Su amigo y abogado Ward Hill Lamon recordó el relato de Lincoln y confirmó que el ataúd fue dispuesto exactamente en el mismo lugar soñado por el presidente.

precognición
Foto: PsicoPortal

Otro aterrador ejemplo fue una premonición colectiva en la que 150 niños y adultos murieron sepultados por los escombros de una mina de carbón en Gales en 1966. En la investigación sobre la catástrofe de Aberfan, el psiquiatra John Barker entrevistó a los habitantes del pueblo. Algunos padres de los niños fallecidos dijeron que sus niños tuvieron aterradoras pesadillas de un accidente en que habían muerto.

El analista Carl Jung relató varias experiencias precognitivas. Entre las más recordadas fueron tres sueños a comienzos de 1914 sobre una Europa “oscura” al borde de un cataclismo. La descripción de esa actividad onírica fue relacionada luego con el inicio de la Primera Guerra Mundial.

En la actualidad hay pocas pruebas científicas para respaldar esa teoría. Hay investigaciones que sugieren que ciertos tipos de sueños pueden predecir la aparición de enfermedades o el declive de la salud mental. Uno de esos ensayos ha vinculado los sueños con emociones negativas con el deterioro cognitivo de las personas con enfermedad de Parkinson.

Pero estas son las principales hipótesis que explican los sueños precognitivos:

Memoria selectiva: Las personas tienden a recordar muchos más sueños premonitorios confirmados que los que no lo son. Eso quiere decir que si tu sueño predice el futuro tendrás más probabilidad de recordarlo que los que no lo son.

Tolerancia a la ambigüedad: Algunos investigadores interpretan los sueños ambiguos como positivos o deseables y lo llaman tolerancia a la ambigüedad. Los soñadores con sueños ambiguos tienen más tendencias a tener sueños precognitivos.

Creencias paranormales: Los científicos creen que existe una relación importante entre la creencia de experiencias paranormales, creencia en los sueños precognitivos y la habilidad de asociar eventos que aparentemente no tienen conexión. Si eres de las personas que encuentras conexiones inusitadas entre acontecimientos aislados tienen más probabilidades de tener premoniciones mientras duermes.

Coincidencia: Algunas personas que tienen sueños precognitivos nunca los considerarán como tales hasta que el hecho correspondiente ocurra en la realidad.

Conexiones inconscientes: Algunos expertos sostienen la hipótesis de que soñamos para procesar los recuerdos y las emociones. Por eso algunas situaciones vividas en el día se quedarán rondando tu inconsciente.

Por ejemplo, sueñas con que te irás de vacaciones y cuando despiertas te llega una promoción de un paquete turístico. Pero si has estado pensando en que necesitas un descanso y has investigado sobre posibles destinos, tu sueño simplemente estará reflejando lo que ya era una posibilidad en tu vida.

El neurocientífico Patrick McNamara asegura que los sueños precognitivos son una realidad y no una posibilidad que será explicada por los nuevos desarrollos de la filosofía y la física. Advierte que eso no significa que el futuro está predeterminado. Si que se trata de que el futuro depende de una serie de posibilidades y que cuando tomamos una decisión una de ellas se vuelve realidad.

El profesor de neurología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston explica que los humanos tenemos partes espaciales y partes temporales. Y que nuestro ser se proyecta en al menos 4 dimensiones de una realidad espaciotemporal (tres dimensiones espaciales y una temporal) y una de esas partes está en el futuro, escribió en Psychology Today.

blank
Foto: Utadeo

Para McNamara, esa es una manera de comprender los sueños precognitivos. Nuestros egos diurnos generalmente suprimen esas percepciones para que podamos funcionar en nuestro día a día. Pero en los sueños algunas de esas experiencias futuras logran pasar.

El científico se pregunta si podremos desarrollar métricas confiables para discernir cuáles imágenes oníricas están orientadas por el futuro y cuáles no antes de que el futuro se convierta en presente. O si Podemos usar esos sueños para alterar el futuro.

Son muchas preguntas que la ciencia actual no puede responder. Pero si esa hipótesis resulta correcta, los sueños son una ventana por la que podemos escapar del presente y burlar las nociones clásicas del espacio y el tiempo.

Mariángela Velásquez

Foto: PsicoPortal

Vía: Yahoo Noticias

Entrada siguiente

Virgilio Mantilla fue juzgado en la misma prisión y ha pedido atención médica

mié Sep 29 , 2021
En juicio celebrado en la prisión Cerámic a Roja, en la ciudad de Camagüey, este miércoles en la mañana, el Tribunal Popular Provincial ratificó la petición de tres años de privación […]
blank