Cubanos estallan porque sus salarios no alcanzan para comprar productos básicos

Tras casi diez meses de haber iniciado la Tarea de ordenamiento diseñada por el régimen cubano con el objetivo de reactivar la economía, la inflación de mercado está devorando el alza salarial.

La crisis epidemiológica, la escasez de alimentos, la insolvencia de recursos y las ventas en dólares y euros han sido lo que ha terminado de convertir a la economía cubana en una de las más dependientes de moneda e importaciones extranjeras.

El régimen cubano aseguró que la unificación monetaria transformaría la distribución de los ingresos y reajustaría los salarios de los trabajadores cubanos para abrir una nueva etapa económica, publica El Nuevo Herald.

El salario mínimo mensual pasó de ser de 285 pesos cubanos (aproximadamente $12) a 2,100 (aproximadamente $88). Desafortunadamente, este plan no funcionó como lo previsto y ha terminado creando una inflación de mercado en Cuba comparable con los años del período especial.

Ya sea a través de tiendas online, en las colas diarias o en un restaurante, todos los cubanos se encuentran pagando precios desorbitantes. En la actualidad los residentes de la isla tienen que comprar la gran mayoría de los productos básicos en el mercado negro, a través de revendedores que les cobran muchas veces el doble y hasta el triple del precio original del producto.

Daniel Puentes es un joven universitario que está realizando sus prácticas como profesor en el municipio de 10 de octubre de La Habana, cuenta que a pesar de haber estudiado una carrera universitaria, es muy difícil comprarse un par de tenis, ya que él no cuenta con dólares o euros para usar en las tiendas en MLC (monedas extranjeras), por lo tanto, se ve obligado a ir a las tiendas particulares donde los precios “vuelan”.

“Imagínate que yo cobro 4,753 pesos cubanos ($190) en efectivo mensuales y me querían cobrar en una tienda particular 4,000 pesos ($160) por un par de zapatos que a simple vista podías notar que eran una copia”, expuso el joven.

En Cuba el dólar americano está cotizado por el régimen a 25 pesos cubanos, pero en el mercado negro este puede oscilar entre los 60 y los 70 pesos.

Tras la reapertura de los establecimientos de comida, ya no es solo imposible para un cubano conseguir alimentos en mercados estatales, sino también consumirlos en los particulares.

En unas fotos del menú de un restaurant en La Habana Vieja compartidas en redes sociales se puede ver como un plato de espaguetis cuesta 300 pesos cubanos ($12) y una limonada 50 ($2), lo que para muchos cubanos supone más de tres días de trabajo.

“Saqué mis cuentas y me di cuenta de que un jubilado ni siquiera esto podría disfrutar después de tantos años de trabajo; la pensión, después de pagar las cuentas básicas, no alcanza ni para una cenita fuera de casa”, comentó una usuaria de Facebook bajo el nombre de Margaret Limias.

“Quéjense a Murillo, o al otro socotroco que dijo que el salario iba alcanzar hasta para ir a la luna” comentó otro usuario con el nombre de Pablo Caballero.

Según Pavel Vidal, ex economista del Banco Central cubano y actual trabajador de la universidad Javeriana en Colombia, los precios se han disparado y la inflación probablemente llegara a un mínimo del 500% y hasta el 900% para este 2021.

Las autoridades cubanas aseguran que la inflación solo supone una consecuencia temporal y que ellos trabajaran para evitar su incremento y además se limpian de culpa diciendo que esto no es mas que una consecuencia del embargo económico y de las sanciones impuestas a por Estados Unidos a Cuba.

POR CARLOS MARTÍNEZ

 

Vía: El Nuevo Herald

Entrada siguiente

El precio del opio se triplica en Afganistán tras el arribo al poder del Talibán

sáb Oct 2 , 2021
EN UN MERCADO del sur de Afganistán, los vendedores sonríen al lado de sus sacos de opio. Mientras el país se hunde en la miseria, el precio de su droga […]
blank