Argentina, la historia de una nación que sucumbe ante la pobreza

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), la pobreza en Argentina se ubicó en el primer semestre de 2021 en un 40,6%. Otras cifras oficiales señalan que más del 10% están debajo de la línea de la indigencia, lo que implica que no pueden acceder ni siquiera a la canasta básica alimentaria.

Trazar una línea de tiempo de la pobreza en Argentina implica cruzar datos de diversas fuentes aplicados con diferentes metodologías, algo que algunos especialistas han realizado y que permite establecer ciertas estimaciones.

Hace unos 40 años, con la llegada de la democracia, la pobreza estaba en torno al 22% y si bien en los años siguientes cayó, la hiperinflación de 1989 la volvió a hacer subir y se disparó aún más con la crisis de 2001-2002, publica France24.

Desde 2003 volvió a darse un descenso sostenido hasta 2013, aunque la calidad de las cifras oficiales entre 2007 y 2015 es seriamente cuestionada. En todo caso, desde 2013 la pobreza, con altibajos, viene aumentando y ahora ha incrementado aún más con la pandemia de Covid-19.

Un hombre come alimentos obtenidos en un comedor comunitario, en una villa de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina el 30 de septiembre de 2020.
Un hombre come alimentos obtenidos en un comedor comunitario, en una villa de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina el 30 de septiembre de 2020. © Juan Ignacio Roncoroni / EFE

El tema de la pobreza no es nuevo en el país. Históricamente, Argentina era considerada –en el contexto latinoamericano– como una nación con una importante clase media.

Aún hoy se encuentra en el lugar número 46 de 160 en el índice de desarrollo humano de las Naciones Unidas, pero, aun así, el país no logra controlar la pobreza. Por eso combatirla ha sido una promesa, un desafío, de todos los gobiernos desde entonces. Pero ninguno logró resolver el problema de forma sostenible.

“Básicamente, en los últimos 70 años, el país atravesó 15 crisis económicas y cada una de ellas dejó un piso de pobreza superior. Y quizás esta es la razón por la cual en las últimas décadas el país nunca fue capaz de perforar, en el caso de la niñez y adolescencia, un piso de pobreza del 30%, un poco más bajo en la población en general.

Con lo cual, la pobreza en Argentina es, se podría plantear, la situación irresuelta de décadas de un mal desempeño económico junto con serios problemas distributivos”, afirma Sebastián Waisgrais, especialista en Inclusión Social de Unicef Argentina.

 

Vía: France24

 

Entrada siguiente

Todas las denominaciones cristianas llamadas a cuidar la vida de manifestantes del 20N

mié Oct 6 , 2021
Todas las comunidades cristianas presentes en Cuba y la Diáspora han sido convocadas desde el grupo de religiosos “Pensemos Juntos” a apoyar la manifestación del próximo 20 de noviembre. “Nosotros, […]
blank