Sistema de salud le niega un trasplante de riñón por no tener vacuna contra COVID en Estados Unidos

Leilani Lutali es una mujer con insuficiencia renal en etapa 5 de Colorado, Estados Unidos. Estaba a meses de recibir un nuevo riñón, pero el sistema de salud le negó un trasplante por no tener vacuna contra COVID.

Su donante, Jaimee Fougner, tampoco está vacunada. La insuficiencia renal en etapa 5 significa que el daño es tal en ambos riñones que ninguno trabaja adecuadamente como para mantener al cuerpo saludable.

Algunos de sus síntomas son dificultad para respirar, acumulación de toxinas en la sangre (uremia), fatiga, náuseas, vómitos e hinchazón de las extremidades, los ojos y la zona lumbar. publica El Diario NY.

Las mujeres se conocieron hace 10 meses en un estudio bíblico. Lutali le dijo a la CBS en Denver que no se ha vacunado porque hay demasiadas incógnitas en torno a la inmunización; Fougner no lo ha hecho por motivos religiosos. A finales de septiembre Lutali recibió una carta de UCHealth, un sistema de atención médica sin fines de lucro, con sede en Aurora, Colorado, donde le informaron que sería colocada en una lista inactiva de espera porque no ha recibido la vacuna contra COVID-19.

La comunicación, publicada por CBS, dice: “Querida Leilani: El equipo de trasplantes en el University of Colorado Hospital ha determinado que es necesario colocarle en una lista de espera inactiva. Será inactivada en la lista por incumplimiento por no recibir la vacuna de COVID. Tiene 30 días para iniciar la serie de vacunación. Si su decisión es rechazar la vacunación de COVID será removida de la lista de trasplantes de riñón”.

A decir de Lutali, esta nueva política de UCHealth aplica tanto al receptor como al donante del órgano. “Dije que firmaría una exención médica. De todos modos, tengo que firmar una exención para el trasplante en sí, liberándolos de cualquier cosa que pueda salir ma. Es una cirugía, es invasiva. Firmo una renuncia de por vida.

No estoy seguro de por qué no puedo firmar una renuncia para la inyección de COVID“, le dijo la mujer al medio.

Por su parte, UCHealth expresó en un comunicado que la tasa de mortalidad en los pacientes trasplantados que contraen COVID se incrementa del 20% al 30%, lo que “muestra el riesgo extremo que representa el COVID-19 para los receptores de trasplantes después de sus cirugías”.

De hecho, UCHealth y otros centros de trasplantes estadounidenses tienen algunos requisitos para proteger a sus pacientes, como exigirles otras vacunas como la MMR y la de hepatitis B con el fin de aumentar la probabilidad de lograr un trasplante exitoso.

Lutali y Fougner no han encontrado otro hospital en Colorado que les practique el trasplante sin estar vacunadas, por lo que ahora buscan alternativas en otros estados.

Foto: Internet, Hoy.py

Vía: El Diario NY

Entrada siguiente

Venezuela denuncia al FMI por negarse a entregar fondos para luchar contra la pandemia

mié Oct 6 , 2021
La vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez, intervino en la XV Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad), que tiene lugar en Barbados este miércoles, […]
blank