Varias explosiones en una mezquita chií en Afganistán causan al menos 33 muertos

Varias explosiones sucesivas han dejado al menos 33 muertos y más de 70 heridos en una mezquita chií de Kandahar, la principal ciudad del sur de Afganistán.

Es el último recuento facilitado por la cadena afgana Shamshad News. Un responsable talibán ha confirmado a la AFP que el ataque fue un nuevo atentado suicida contra esta minoría, aunque todavía nadie se ha atribuido la responsabilidad.

 

Un grupo de talibanes, cerca de la mezquita chií de Kandahar (Afganistán), donde se han producido las explosiones este viernes.
Un grupo de talibanes, cerca de la mezquita chií de Kandahar (Afganistán), donde se han producido las explosiones este viernes. JAVED TANVEER (AFP)

Testigos citados por la cadena de televisión ToloNews aseguran que se han producido tres estallidos en la mezquita del Imam Bargah, una de las más mayores de Kandahar, publica El País.

El ataque, que los analistas atribuyen a rama local del Estado Islámico (ISIS-K), se ha producido durante el rezo semanal del mediodía del viernes, cuando las aljamas suelen estar más concurridas. Las primeras imágenes difundidas por algunos de los presentes a través de redes sociales muestran a varios cuerpos tendidos en el suelo con la ropa ensangrentada.

“Nuestras informaciones iniciales muestran que un kamikaze se hizo estallar dentro de la mezquita”, afirmó a la agencia francesa AFP un responsable local talibán que no quiso revelar su identidad.

El hospital central Mirwais de Kandahar está al límite de su capacidad y su banco de sangre se está agotando. “Estamos desbordados”, indicó un médico que prefirió no dar su nombre. A este centro llegaron 33 cuerpos y 74 heridos, según su testimonio. “Esperamos que lleguen más. Necesitamos de manera urgente sangre. Hemos dicho a todos los medios locales en Kandahar que pidan a la gente que venga y done sangre”, agregó el facultativo, en declaraciones a AFP.

Desde que los talibanes se hicieron con el Gobierno de Kabul el pasado 15 de agosto, el ISIS-K ha reanudado sus actividades terroristas tanto contra el nuevo poder como, sobre todo, contra la minoría chií cuya adherencia al islam no reconocen. El pasado viernes, un terrorista suicida del grupo mató a medio centenar de fieles de esa misma confesión en Kunduz, una ciudad del norte del país.

 

Vía: El País

 

Entrada siguiente

Senadores piden a Blinken el nombramiento inmediato de un funcionario para abordar Síndrome de La Habana

vie Oct 15 , 2021
Un grupo bipartidista de 11 senadores envió una carta al secretario de Estado, Antony Blinken, en la que expresan preocupación por la continuación de los incidentes de salud anómalos que […]
blank