Dos turistas se contagian con la Enfermedad del Legionario tras hospedarse en hotel de los Cayos

Cuando durante este verano Marcia Blanar se hospedó en el centro turístico Hawks Cay Resort en los Cayos de la Florida, una fuente decorativa rodeada de bancos “estaba repleta con legionela activa”, de acuerdo con una demanda a su nombre que se presentó a principios de este mes en la Corte de Circuito del Condado Monroe.

La legionela, un tipo de bacteria contagiosa, puede provocar la llamada Enfermedad del Legionario que, a su vez, puede causar una severa infección en los pulmones y se contagia por respirar agua infectada, como puede ser un chorro de agua. Blanar, de Maryland, “comenzó a tener fiebre y una fatiga poco habitual” tras regresar a su casa de las vacaciones, escribió su abogado Ira Leesfield en la demanda que se presentó el 1ro. de octubre en la corte de Monroe.

“Lo más importante, es defender los derechos de nuestro cliente por haberse enfermado debido a lo que alegamos es una negligencia del resort”, dijo Thomas Graham, abogado que trabaja con Leesfield, publica El Nuevo Herald.

“La responsabilidad de la administración era cerciorarse de que el lugar estuviese seguro y con un buen mantenimiento para que los huéspedes disfrutaran, y había protocolos que debían ponerse en práctica de modo que las enfermedades que se transmiten por el agua no afectaran a las personas que se queden en el resort”.

Blanar dio positivo a la Enfermedad del Legionario poco después de haberse alojado en el elegante resort en Duck Key, del 30 de junio al 6 de julio, según la demanda, que reportó primero el diario The Key West Citizen.

“Tras examinar el agua de la fuente, el Departamento de Salud de la Florida reveló la presencia de la bacteria legionela, que hizo que Blanar se enfermara de seriedad con la Enfermedad del Legionario”, escribió Leesfield en la demanda. Blanar busca una compensación de $30,000 luego de “enfermarse seriamente”.

Y ella no fue la única persona en enfermarse, dijo el abogado Patrick Kelleher, que representa a una cliente que dijo estar todavía recuperándose de la enfermedad. Kelleher dijo que está preparando una demanda contra Hawks Cay a nombre de MaryAnn Miller, residente de Naples quien, según dijo, se hospedó en Hawks Cay el mismo fin de semana que lo hizo Blanar. A Miller, dijo Kelleher, también se le diagnosticó el COVID-19 cuando estaba siendo atendida por la Enfermedad del Legionario.

Tendencia Clínica: Enfermedad de los legionarios
Foto: Medscape

“Ahora está luchando por su vida”, declaró Kelleher. “Todavía no está bien”. Tras mencionar las leyes de privacidad, el Departamento de Salud de Monroe dijo que no podía comentar sobre el caso en que está vinculado Hawks Cay.

En una carta con fecha del 28 de julio, Bob Eadie, director del Departamento de Salud de Monroe, le dijo a la gerencia de Hawks Cay que por lo menos dos personas habían contagiado con la Enfermedad del Legionario.

En ese momento, muestras de agua de la propiedad estaba siendo examinadas, pero Eadie recomendó un “remedio inmediato”, como incluir un plan de manejo de aguas y limpiar cuidadosamente los fregaderos y las fuentes.

En agosto, Hawks Cay le reportó al Departamento de Salud que la gerencia decidió “desarmar de forma permanente la fuente”, llenarla de arena y luego cubrirla con piedras. En un comunicado que dio a conocer, Hawks Cay dijo el hotel “estaba comprometido a brindarle a los huéspedes buenas experiencias, y mantener la instalación segura, tanto para los visitantes como para los empleados”.

“El incidente se rectificó de inmediato, algo que confirmaron las autoridades de salud”, dijo la compañía. “Como una cuestión de respeto, no especulamos sobre problemas que están en litigio”. De acuerdo con la demanda de Blanar, Hawks Cay “no cumplió con sus obligaciones” cuando no le dio mantenimiento a la fuente ni evitó que la bacteria creciera en el sistema de agua.

La Enfermedad del Legionario puede provocar síntomas parecidos a la gripe como tos, dolores de cabeza, dolores musculares, y cansancio, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

“Los brotes de la Enfermedad del Legionario con frecuencia se asocian con grandes sistemas de agua, como los que se hallan en hospitales, hoteles, y cruceros”, dijo el CDC en su folleto sobre la enfermedad. En 2020, se desató una epidemia en la prisión federal de mujeres Coleman Complex, en la localidad de Coleman, en el centro de la Florida.

Por lo menos, 20 mujeres se enfermaron. Según la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina, la Enfermedad del Legionario “es la principal causa en Estados Unidos de brotes de enfermedades que se propagan por el agua”.

POR CARLI TEPROFF

Vía: El Nuevo Herald

Entrada siguiente

Honduras inaugura aeropuerto para reemplazar uno de los más peligrosos del mundo

sáb Oct 16 , 2021
Honduras inauguró el viernes el aeropuerto internacional de Palmerola, que comparte espacio con una base de soldados estadounidenses, para reemplazar al capitalino Toncontín, uno de los más peligrosos del mundo. […]
blank