Marcha del Millón: Sudán protesta de forma masiva contra el Ejército golpista

Miles de ciudadanos tomaron las calles de varias ciudades del país en rechazo al golpe de Estado liderado por el general Abdel-Fattah Burhan, a pesar de cinco jornadas de mortífera represión.

Según el Comité Central de Médicos sudaneses, solo este 30 de octubre murieron tres manifestantes por disparos en la urbe de Omdurmán. Ante este panorama, ONU y EE. UU. exigieron a los militares respetar las protestas.

Es el mayor desafío en las calles de Sudán contra el Ejército, tras su toma del poder a la fuerza el pasado 25 de octubre. Con banderas y gritos como “el Gobierno militar no puede ser alabado” y “este país es nuestro y nuestro gobierno es civil”, decenas de miles de personas se unieron a la llamada ‘Marcha del Millón’ contra la institución castrense encabezada por el general Abdel-Fattah Burhan, publica France24.

Durante la jornada –que sucede a cinco días de represión–, el menos dos personas fallecieron producto de disparos de los militares, según indicó el sindicato Comité Central de Médicos Sudaneses. Las muertes y la violencia de este 30 de octubre tuvieron lugar en Omdurmán, ciudad cercana a Jartum, la capital.

Sudan interim military council chief Al-Burhan meets with Egypt’s President El-Sisi
General Abdel Fattah Al-Burhan’s visit to Egypt comes after Sudanese protest leaders announced a two-day strike. (AP)

Las fuerzas de seguridad fueron desplegadas y cercaron las vías que conducen a la sede del Ministerio de Defensa y al aeropuerto, así como cerraron la mayoría de los puentes que conectan Jartum con las ciudades adyacentes, entre ellas Omdurman y Jartum Norte.

Las manifestaciones convocadas por la oposición sudanesa se extendieron por distintas ciudades, mientras que en la capital los grupos de protesta bloquearon las carreteras con piedras, ladrillos, ramas de árboles y tuberías de plástico para tratar de mantener alejadas a las autoridades golpistas.

“¿Por qué Burhan y el Ejército pusieron al país (Sudán) en esta crisis? Podrían resolver el problema sin violencia”, cuestionó uno de los manifestantes en referencia al general que lideró el golpe de Estado y disolvió el Consejo Soberano, el órgano cívico-militar que gobernaba la nación y del cual era cabecilla.

Otros activistas exhibieron fotografías del primer ministro derrocado, Abdalla Hamdok, detenido y liberado un día después. El político cuenta con respaldo y sigue siendo reconocido por muchos como la única autoridad legítima, pese a la crisis económica que se agudizó durante su Administración.

“Hamdok es apoyado por la gente. Si Hamdok toma el país, está bien”, afirmó a Reuters Mohamed, miembro de un comité de resistencia civil.

Esta ‘Marcha del Millón’ se produce en medio de una interrupción del servicio de internet y de las líneas telefónicas ordenada por el Ejército. Lo que no está impidiendo a los opositores sudaneses movilizarse y animar a la protesta por medio de volantes, mensajes de texto, grafitis e incluso reuniones presenciales.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) y el Gobierno estadounidense han exigido a los principales generales de Sudán que permitan las protestas prodemocracia y eviten nuevas muertes y confrontaciones.

“Se está coordinando activamente con los esfuerzos de mediación en curso para facilitar un diálogo inclusivo, que sigue siendo el único camino hacia una solución pacífica de la crisis actual”, aseguró en un comunicado el enviado especial de la ONU Volker Perthes, después de reunirse el viernes con el general Mohammed Hamdan Dagalo, uno de los hombres cercanos a Burhan.

Hasta el momento, al menos once personas han perdido la vida y decenas han resultado heridas en los enfrentamientos entre civiles y soldados.

El país africano, desde su independencia de Reino Unido y Egipto en 1959, ha vivido numerosos golpes de Estado. El más reciente estallido se produjo después de semanas de tensiones entre los líderes civiles y militares que compartían el poder del país, tras el derrocamiento de Omar al-Bashir en 2019.

Una alianza diversa que incluye a los llamados ‘señores de la guerra’, militares, líderes de milicias y leales al régimen de Al-Bashir, insistieron en la restauración de un Gobierno militar, a lo que se resistieron los políticos civiles.

Inicialmente, Burhan advirtió que los militares continuarían al mando hasta convocar las elecciones programadas para julio de 2023.

Pero un día más tarde, y en medio del fuerte rechazo dentro y fuera de su país, Burhan anunció que formaría un gobierno y liberó al primer ministro depuesto.

El considerado hombre fuerte del país negó el pasado martes la existencia de un golpe de Estado. Sostuvo, en cambio, que el Ejército se vio forzado a intervenir para “evitar una guerra civil”, debido a las disputas entre las facciones políticas y a que Hamdok era “incapaz” de trabajar libremente mientras estuviera políticamente retenido.

El teniente general prometió el nombramiento de un nuevo primer ministro, un Consejo Soberano y un gabinete con “representación real de todas las regiones”, pero hasta ahora ninguna fecha ha sido concretada.

Ante este panorama, es posible que las protestas aumenten, al igual que la represión y la presión internacional para la formación de un gobierno liderado por civiles.

Foto: EFE

Vía: France24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Bolsonaro dijo que Lula le acusa de genocidio porque es un oportunista

dom Oct 31 , 2021
El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, afirmó que el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva le acusa de genocidio “porque es un oportunista” y defendió su gestión de la pandemia pese […]
blank