EEUU expulsa a sospechoso de genocidio en Ruanda tras anular su naturalización

Un hombre sospechoso de participar en el genocidio de Ruanda en 1994 fue expulsado de Estados Unidos tras ser anulada su ciudadanía estadounidense que obtuvo tras mentir a las autoridades, dijo el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

El ruandés Peter Kalimu, también conocido como Pierre Kalimu y Fidele Twizere, residía en Buffalo, Nueva York, y salió de Estados Unidos el 21 de octubre luego de que un juez ordenó su expulsión.

Steve Francis, director ejecutivo asociado de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), dijo que no cesarán en la búsqueda de identificar y llevar ante la justicia a aquellas personas que “han participado en abominables crímenes de guerra y abusos a los derechos humanos”, y continuarán asegurándose de que los “perpetradores rindan cuentas y se les niegue refugio seguro en Estados Unidos”, publica El Nuevo Herald.

Según los documentos judiciales, Kalimu vivía en Ruanda en 1994, cuando estalló un violento conflicto entre los dos principales grupos étnicos del país, los hutus y los tutsis.

Durante el conflicto, a menudo denominado genocidio de Ruanda, miembros de la población mayoritaria hutu persiguieron a la minoría tutsis, cometiendo asesinatos en masa y saqueando sus propiedades, entre otros delitos.

Secret lives uncovered: Identifying perpetrators of genocide, war crimes and human rights abuses | ICE
Foto: ICE

Se estima que 800, 000 tutsis étnicos y hutus moderados fueron asesinados durante los tres meses de genocidio.

La denuncia contra Kalimu alegaba que participó en dos ataques contra familias tutsi en su vecindario durante el genocidio y que saqueó propiedades de familias tutsis cuyas casas luego destruyó. Kalimu negó estas acusaciones, puntualizó ICE en su sitio en internet.

 En cuanto a su naturalización, ICE dijo que mientras vivía en Ruanda, Kalimu se llamaba Fidèle Twizere.Después de salir de su país, usó un nombre diferente, Pierre Kalimu, y solo proporcionó ese nombre y una nueva fecha de nacimiento en sus formularios de inmigración de EEUU.

Durante el proceso de solicitud de residencia permanente y ciudadanía estadounidense, Kalimu nunca reveló al gobierno de EEUU su identidad anterior como Fidèle Twizere o su uso anterior de una fecha de nacimiento diferente.

Una denuncia alegaba además que las tergiversaciones de Kalimu sobre su identidad impidieron que los funcionarios del gobierno estadounidense lo investigaran y determinaran que no estaba calificado para obtener beneficios de inmigración y naturalización.

Kalimu admitió que no era elegible para la ciudadanía porque participó en un fraude de asistencia social en el estado de Nueva York en 2003 y 2004, una de las acusaciones en la denuncia de desnaturalización civil, y acordó la anulación de su ciudadanía, de acuerdo con las autoridades.

El Departamento de Justicia obtuvo una orden del Tribunal de Distrito Oeste de Nueva York, vigente a partir del 1 de septiembre de 2021, revocando la ciudadanía estadounidense de Kalimu por consentimiento.

En una acusación separada, en 2018, Kalimu se declaró culpable y fue condenado por un delito grave de hacer declaraciones falsas sobre su verdadero nombre a los investigadores federales del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), informó el ICE.

“Al tratar de escapar de su pasado en Ruanda, Kalimu ocultó su verdadera identidad y mintió repetidamente a los funcionarios de Inmigración para convertirse en ciudadano estadounidense”, dijo Kenneth A. Polite Jr. asistente del fiscal general en la División de lo Penal del Departamento de Justicia.

ICE ha arrestado a más de 468 personas desde 2003 por violaciones de la ley relacionadas con los derechos humanos en virtud de varios estatutos penales y de inmigración.

Durante ese mismo período, obtuvo órdenes de deportación y expulsó a 1,070 violadores de derechos humanos conocidos o presuntos.

Actualmente, HSI tiene más de 170 investigaciones activas sobre presuntos violadores de derechos humanos y está investigando más de 1,700 pistas y casos de deportación que involucran a presuntos violadores de derechos humanos de 95 países.

POR SONIA OSORIO

 

Vía: El Nuevo Herald

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Alberto Fernández en el G-20, en vivo: su agenda en Roma y las reuniones con Máxima, Trudeau y la OMS

dom Oct 31 , 2021
En una de las últimas bilaterales de la jornada final de la cumbre, en línea con el reclamo que hizo ayer el presidente ruso Valdimir Putin en su intervención en […]
blank