Eric Adams, un expolicía demócrata favorito para convertirse en alcalde de Nueva York

Adams, de 61 años, se enfrenta este martes 2 de noviembre al republicano Curtis Sliwa, de 67 años, por la alcaldía de Nueva York. El exagente lleva una gran ventaja en los sondeos para suceder al impopular Bill de Blasio.

Por un lado, Curtis Sliwa, un exuberante presentador de radio; por otro, Eric Adams, el alcalde negro del barrio de Brooklyn, que reprocha a su oponente que se comporte como su hijo cuando tenía cuatro años.

Pero para estas dos personalidades situadas en extremos opuestos del espectro, hay un tema de campaña común: la seguridad en las calles de Nueva York, donde los tiroteos se han disparado en más de un 70% en un año, según la policía. Eric Adams, que lleva 22 años como agente de policía en la megalópolis, prometió una policía de proximidad, publica RFI.

En cuanto a Curtis Sliwa, destacó sus Guardian Angels (Ángeles de la Guarda), creados hace más de 40 años para combatir la violencia y la pequeña delincuencia que asolaban la ciudad. Este grupo de ciudadanos justicieros es reconocible por su boina roja, que el fundador nunca se quita.

Sin embargo, la ciudad tiene un corazón demócrata. Las arcas de Eric Adams están diez veces más llenas que las de su oponente.

La última encuesta da al demócrata una ventaja de 40 puntos. Sin embargo, Curtis Sliwa sigue convencido de que puede dar la sorpresa.

Eric Adams es considerado un centrista del Partido Demócrata. Criado en los barrios pobres de Nueva York, deberá continuar la labor del actual alcalde, Bill de Blasio, quien, a pesar de su impopularidad, piloteó durante la pandemia los destinos de la capital económica y cultural de Estados Unidos, que alberga ocho millones de habitantes.

Si se impone a Curtis Sliwa el martes, será el segundo alcalde afroamericano en la historia de Nueva York, después de David Dinkins (1990-93).

En las primarias demócratas de junio se mostró como un líder fuerte, defensor de las clases media y popular, y se puso a la vanguardia de la lucha contra la discriminación racial. También prometió ser inflexible en la lucha contra el crimen.

A diferencia de la congresista neoyorquina Alexandria Ocasio-Cortez, del ala izquierda del Partido Demócrata, Adams es allegado a los círculos empresariales de la “Gran Manzana”, pulmón financiero del planeta.

El alcalde de Nueva York maneja el mayor presupuesto municipal de Estados Unidos, 98.700 millones de dólares para el año fiscal 2021-2022, dedicado en parte a la salida de la crisis sanitaria.

También controla la fuerza policial más grande del país (NYPD, con 36.000 empleados) y el enorme sistema de educación pública que la pandemia de coronavirus puso a prueba.

Si gana, Adams deberá gestionar la salida de la pandemia con la apertura de las escuelas y la vuelta a la normalidad en Manhattan, donde miles de comercios están cerrados y varias torres de oficinas están medio vacías. También deberá combatir las flagrantes desigualdades sociales, las viviendas precarias, la infraestructura en mal estado, sin mencionar el esperado cierre de Rikers Island, la terrible prisión superpoblada, ultraviolenta e insalubre.

Asimismo, le tocará continuar con la reforma de la policía, acusada de tener en sus filas agentes violentos, racistas y corruptos, pero sin alienar a su antiguo cuerpo, poderoso y sindicalizado.

Llegar a la alcaldía sería la culminación de un viaje extraordinario para este hijo de Brooklyn, nacido en una familia pobre, que coqueteó con el crimen en Queens cuando era adolescente, antes de ingresar a la fuerza policial e iniciar una carrera política en el Partido Demócrata.

Foto: AP

Vía: RFI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Cuba envió a España un agente encubierto para espiar a opositores en 2019

mié Nov 3 , 2021
Cuba envió a España a uno de sus agentes encubiertos para recabar información sobre el dramaturgo Yunior García, impulsor de la marcha opositora del próximo 15 de noviembre, y otros […]
blank