España: inmigrantes diplomados que no pueden ejercer su profesión

Odontólogos extranjeros no pueden ejercer en España por dificultades para homologar sus diplomas. Esta es la triste y dura realidad de miles de diplomados que pasan trabajo, hasta para alimentarse, cuando podrían ganarse la vida con la profesión que ejercieron en sus países respectivos y a la que dedicaron años de estudio.

“Actualmente existen más de 750 odontólogos venezolanos en proceso de homologación, inscritos en la data de la asociación. No solo nos vemos afectados los venezolanos, a pesar de ser el mayor gentilicio, existen cubanos, dominicanos, peruanos, ecuatoriano, colombianos, bolivianos, argentinos, etc.”, explicó a RFI Richard Gonçalves, odontólogo egresado de la Universidad Central de Venezuela y fundador de la asociación de odontólogos venezolanos en España (ASODONVES).

Para la homologación de los títulos, España impone exámenes, incluso a veteranos que han dado charlas en otros países y que han sido invitados a congresos internacionales de odontología.

Denis Ferrán Ribeiro, odontólogo brasileño, afirma que, en su caso, la situación está llegando a mayores: “Hice la solicitud, pero tardaron casi tres años en responderme. Cuando acepté las tres materias que me habían impuesto, demoraron seis meses más en aceptarlo”, publica RFI.

“En el primer examen aprobé dos materias, pero después llegó el COVID y solo hicieron otro examen el 29 de octubre. Fue una prueba muy complicada y pese a haberla preparado durante un año, acerté 7 preguntas de 30.

Era un examen complicadísimo que ningún especialista en ortodoncia aprobaría, con preguntas muy rebuscadas. Entre más de 100 alumnos solo uno aprobó”.

“Pertenezco a varias agrupaciones de odontólogos y en todos se comenta que es una pesadilla. Esta situación me está afectando de tal manera que ya no le encuentro sentido a la vida si no es ejerciendo la profesión que amo”.

“Actualmente el problema principal son el tiempo y los criterios para emitir el informe de requisitos formativos que hay que llenar. Hasta hace pocos meses la demora para responder al proceso era una media de 2 años y la media era de una o dos materias en el examen”, indica Richard Gonçalves, presidente de ASODONVES.

“Dada la tardanza en las convocatorias para el examen, muchos candidatos han exigido al Ministerio la apertura de vías para acceder a los requisitos. Por ahora la única vía es la prueba de homologación que es inconstitucional pues la ley de homologaciones estipula, en su artículo 16, que pudiera haber otras alternativas como cursos tutelados, tesis o pasantías”, concluye.

Un especialista que prefirió guardar el anonimato explicó: “Hay algo peor que he estado analizando para adelante y para atrás como docente universitario que soy de España.

No hay temario definido, no hay bibliografía definida y lo que es peor muchas preguntas son de artículos, no de libros lo que raya en la ilegalidad. En un examen general de estas características no se deben hacer preguntas fuera de libros.

No pueden ser preguntas ni de apuntes ni de artículos. Eso es totalmente impugnable”.

Lo que confirma Richard Gonçalves: “Con mucha prisa e improvisación el CRADO, conjuntamente con el ministerio, convocó el pasado 29 de octubre a una prueba conjunta (igual para todas las universidades) sin temario ni bibliografía.

El día del examen se observaron ciertas irregularidades, que están siendo listadas para poder hacer las reclamaciones pertinentes”.

Es el caso de maría Fernanda que contó a RFI su historia.

“Somos una familia de venezolanos que por razones ajenas a nuestra voluntad nos vimos obligados a dejar el país hace 23 años. Nuestros padres vinieron primero y nosotros, los hijos, a medida de que nos graduábamos veníamos a España”

“En mi caso, terminé la carrera de odontología en la Universidad Central de Venezuela (UCV) y me vine a Madrid para preparar la homologación del título”.

“Me tomó casi un año introducir el expediente. Entretanto, me fui a Estados unidos para hacer una especialización en Odontopediatría en la Universidad de Boston (BU). Cuando regresé a Madrid ya había salido la resolución del Ministerio de Educación en el que indicaban que había que presentar cinco materias para homologar el título y poder ejercer”.

España: inmigrantes diplomados que no pueden ejercer su profesión
El odontólogo venezolano, Leonardo Hernández, durante una intervención en Caracas, Venezuela. © LH

“Fui presentando los exámenes uno tras otro, en la Universidad de Granada, hasta llegar al quinto y me pude colegiar. Eso me tomó tres años durante los que pude trabajar como auxiliar dental”.

“Me costó mucho, pero valió la pena porque ahora ejerzo como Odontopediatra en tres clínicas en Madrid. Con tesón y esfuerzo he logrado hacer un huequito en esta ciudad que considero mi casa”.

Al parecer, hoy en día la tenacidad y el esfuerzo no son suficientes para homologar un título universitario.

Quizás cuando las autoridades entiendan que quien trabaja produce riquezas y paga impuestos, dejarán de poner obstáculos a profesionales que esperan “procesos administrativos transparentes y justos” , precisa Richard Gonçalves, y que por el momento trabajan en cualquier oficio que se les presente porque tienen una familia que alimentar.

Foto; Internet

Vía: RFI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Nuevas restricciones de vacunación dificultarán la entrada de cubanos a Estados Unidos

dom Nov 7 , 2021
Las nuevas restricciones de entrada a Estados Unidos afectarán a miles de cubanos vacunados en la isla. A partir del lunes, viajeros extranjeros deberán estar completamente inoculados contra el COVID-19 […]
blank