La Justicia estadounidense condenó a un agente de inteligencia chino por espionaje económico

Un oficial de inteligencia chino fue condenado en un tribunal federal de Estados Unidos por espionaje económico en un plan respaldado por Pekín para robar tecnología de empresas aeroespaciales estadounidenses y francesas, informó el Departamento de Justicia.

Xu Yanjun, funcionario de la oficina de inteligencia exterior del Ministerio de Seguridad del Estado de la provincia de Jiangsu, fue declarado culpable en un tribunal de Cincinnati de dos cargos de conspiración e intento de cometer espionaje económico y tres cargos relacionados con el robo de secretos comerciales.

“Esta condena de un oficial de inteligencia por espionaje económico subraya que el robo de secretos comerciales es parte integral de los planes del gobierno de la República Popular China para modernizar sus industrias”, dijo el Fiscal General Adjunto Matthew G. Olsen de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia, publica Rock and Pop.

“Pero esta condena también sirve para advertir que Estados Unidos no se quedará de brazos cruzados mientras China, o cualquier otra nación-estado, intenta robar en lugar de investigar y desarrollar tecnología clave.

Por el contrario, y con el apoyo de nuestros aliados, seguiremos investigando, persiguiendo y responsabilizando a aquellos que intenten llevarse los frutos del ingenio estadounidense de forma ilegal.”

Los cargos de espionaje económico conllevan un máximo de 15 años de prisión cada uno y una multa de hasta 5 millones de dólares, mientras que los otros cargos conllevan hasta 10 años de prisión cada uno.

Xu fue uno de los 11 ciudadanos chinos, incluidos dos oficiales de inteligencia, nombrados en las acusaciones de octubre de 2018 por su participación en un plan de cinco años para robar tecnología de GE Aviation, con sede en Cincinnati, uno de los principales fabricantes de motores de aeronaves del mundo, y el Grupo Safran de Francia, que estaba trabajando con GE en el desarrollo de motores.

La tecnología de los motores de avión de GE Aviation fue objeto de una operación de espionaje chino, según el Departamento de Justicia de los Estados Unidos. (AFP)
La tecnología de los motores de avión de GE Aviation fue objeto de una operación de espionaje chino, según el Departamento de Justicia de los Estados Unidos. (AFP) (GENERAL ELECTRIC/)

“Xu intentó robar tecnología relacionada con el ventilador de motor de avión compuesto exclusivamente de GE Aviation, que ninguna otra compañía en el mundo ha podido duplicar, para beneficiar al estado chino”, dijo el Departamento de Justicia en un comunicado.

Xu, utilizando varios alias, “identificó a los expertos que trabajaban para las empresas y los reclutó para viajar a China, con frecuencia bajo la apariencia de una presentación en una universidad”, detalla el expediente.

La investigación del FBI se centró en un ingeniero de GE Aviation que llevó cinco documentos corporativos en su laptop, “al menos uno de los cuales contenía información sobre tecnología cuya exportación a China está fuertemente controlada por razones de seguridad nacional”,

Fue arrestado en abril de 2018 en Bélgica, donde aparentemente lo habían atraído en una operación de contrainteligencia: había planeado reunirse en secreto con un empleado de GE en el viaje. Fue extraditado a Estados Unidos en octubre de 2018 para enfrentar un juicio.

“Esta extradición sin precedentes de un oficial de inteligencia chino expone la supervisión directa del gobierno chino sobre el espionaje económico contra los Estados Unidos”, explicaba entonces William Priestap, subdirector de contrainteligencia de la Oficina de Investigaciones Federales (FBI).

Yanjun Xu faces a jury on espionage charges.
Courtesy: Butler County Jail Yanjun Xu faces a jury on espionage charges.

Las acusaciones de 2018 nombraron a otros 10 cómplices en la operación, incluidos los dos funcionarios de seguridad de Jiangsu, que al parecer trabajaron para Xu, seis piratas informáticos y dos empleados de la empresa francesa. Ninguno de los 10 ha sido arrestado.

Las acusaciones detallaron los esfuerzos para utilizar malware y técnicas de phishing para piratear computadoras de destino y eliminar datos en los motores y partes.

El Departamento de Justicia dijo en ese momento que una empresa aeroespacial de propiedad estatal china había estado tratando de desarrollar un motor como el de GE para su uso en aviones fabricados en China.

“Se trata de un espionaje económico patrocinado por el Estado por parte de China, diseñado para robar tecnología estadounidense y dejar a los estadounidenses sin trabajo”, dijo el director adjunto Alan E. Kohler Jr. de la División de Contrainteligencia del FBI.

“Para aquellos que dudan de los verdaderos objetivos de China, esto debería ser una llamada de atención; están robando tecnología estadounidense para beneficiar su economía y su ejército”, advirtió.

Foto: Getty

Vía: Rock and Pop

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

CIDH denuncia violaciones a garantías judiciales y penas desproporcionadas a manifestantes detenidos el 11J

sáb Nov 6 , 2021
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó el viernes preocupación por la profundización de la represión en Cuba. La entidad de la Organización de los Estados Americanos (OEA) denunció […]
blank