Chile: Piñera cataloga de falso y con intereses electorales al juicio político en su contra

El presidente chileno, Sebastián Piñera, se pronunció sobre la aprobación el pasado 9 de noviembre, por parte de la Cámara Baja, al inicio de un juicio político en su contra. La acusación, que pretende destituir al presidente por presuntas irregularidades en la venta del proyecto minero Dominga reveladas en los ‘Papeles de Pandora’, fue tachada por Piñera como falsa así como de perseguir fines electorales.

“Se basa en hechos falsos”, afirmó el presidente chileno, Sebastián Piñera, sobre el proceso iniciado en la Cámara para realizar al mandatario un juicio político que busca su destitución. Su declaración se dio en el marco de una ceremonia pública para promulgar una nueva ley.

El juicio político ha sido promovido por la oposición que, después de un largo debate en la Cámara Baja, logró conseguir 78 votos a favor frente a 67 en contra. Unos resultados que permitieron aprobar el proceso que ahora deberá pasar al Senado, publica France24;

“Estamos convencidos de que esta acusación no tiene ningún fundamento, ni en los hechos ni en el derecho. Después de una detenida lectura, hemos concluido que está basada en hechos falsos, mañosamente relatados o en simples conjeturas”, sentenció el mandatario en su alocución, quien tardó dos días en reaccionar a la decisión de la Cámara.

La acusación constitucional para destituir al mandatario de Chile, el conservador Sebastián Piñera, fue aprobada el pasado martes en la Cámara Baja del país.

Chile, Cámara de Diputados. Foto: Internet

Sobre el siguiente paso, Piñera se mostró confiado y afirmó que el Senado lo “desechará” (el ‘impeachment’). Para destituir a Piñera, en la Cámara Alta se requeriría que dos tercios de los congresistas voten a favor. Es decir, la oposición necesitaría 29 de los 43 votos y hasta el momento parece solo tener 24.

El proceso que busca la destitución del mandatario comenzará a discutirse el próximo martes en el Senado y se da a solo unas semanas de las elecciones del país, en las que Chile elegirá al sucesor de Piñera. El presidente asegura que se trata de un proceso que busca desestabilizarlo a él y a su partido antes de los comicios.

“Esta acusación obedece al clima enrarecido de la política chilena y que los chilenos pudieron observar en la larga noche en que se debatió esta acusación en el Congreso y que en nuestra opinión tiene un claro e injustificado interés electoral”, manifestó el mandatario.

Nunca antes un juicio político había avanzado tanto en la historia de Chile. De hecho, en 2019 otro proceso en contra del mandatario por su presunta responsabilidad en violaciones de derechos humanos durante las protestas que sacudieron al país no prosperó.

Pero esta vez se trata de una acusación diferente. La oposición lo denuncia de “comprometer gravemente el honor de la Nación” por presuntas irregularidades en la venta de una empresa minera, traspaso realizado en un paraíso fiscal y revelado en la investigación periodística conocida como los ‘Papeles de Pandora’.

La investigación filtró unos documentos que mostraban que uno de los hijos del presidente utilizó compañías ‘offshore’ (empresas abiertas en territorios donde los propietarios no tienen ninguna actividad económica) en las Islas Vírgenes Británicas para vender un proyecto minero, del que la familia del mandatario era copropietaria, denominado Dominga.

Sebastián-Piñera Chile juicio politico
Sebastián Piñera confía en que el Senado de Chile desestime la acción de realizar un juicio político e insiste en su inocencia

El proyecto Dominga, que está valorado en unos 2.500 millones de dólares, está principalmente basado en extracción de hierro y cobre. Este está situado cerca al archipiélago Humboldt, un conjunto de islas con uno de los ecosistemas más ricos del mundo y que por años ambientalistas han pedido que se proteja por su gran valor ambiental.

Según muestran los documentos, la venta, que se dio en tres cuotas, estaba condicionada a que la zona no fuera declarada bajo protección ambiental. La oposición denuncia que Piñera incurrió en un conflicto de intereses al no haberla constituido como reserva nacional en 2011, cuando era el primer mandatario del país.

Tras conocerse la investigación periodística, el presidente chileno hizo referencia a la decisión de un tribunal en 2017 que afirmaba que no había cometido ningún delito en el momento de la venta de la minera. Al mismo tiempo, Piñera afirmó que se desvinculó de sus negocios en 2009 a través de fideicomisos ciegos.

“Se decretó que no había ninguna irregularidad y además se estableció mi total inocencia”, dijo el presidente.

Además de ello, la oficina del presidente mostró el mes pasado que cuando ocurrió la venta, el mandato de Piñera, entre 2010 y 2014, no había comenzado. Pero el Ministerio Público ha abierto una nueva investigación por considerar que algunos aspectos de la compraventa de Dominga no fueron investigados en el juicio de 2017.

Por ahora, el primer mandatario no podrá salir del país hasta que el Senado tenga una resolución. Si llegara a ser destituido, el Congreso deberá elegir a un sucesor para que acabe con el periodo presidencial, que finaliza en marzo de 2022.

El juicio político se suma a un turbulento final de mandato de Piñera. Uno en el que se enfrenta no solo al voto del Senado, sino también a las férreas críticas de la oposición por haber alargado el estado de emergencia al sur del país, medida con la que militarizó varias zonas con alta presencia de las comunidades indígenas mapuches.

Vía: France24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Gobernador de Florida DeSantis amenaza con enviar a inmigrantes ilegales al estado natal de Biden

vie Nov 12 , 2021
El gobernador de Florida, Ron DeSantis, amenazó con enviar a los inmigrantes ilegales que son trasladados en avión a Florida al estado natal del presidente Joe Biden, Delaware, en medio […]
blank