IRS hace cambios tributarios por la inflación. Algunos contribuyentes recibirán más dinero

El aumento de la inflación, que en octubre dio el salto más alto de un año a otro desde 1990, tiene un fuerte impacto en el bolsillo del consumidor, y el IRS hizo cambios que afectarán la declaración de impuestos y los reembolsos en el 2023.

El Servicio de Rentas Internas subió la deducción estándar en $800 para el 2022 y también las categorías tributarias (tax brackets).

El ajuste, que se hace todos los años, refleja el aumento de los precios al consumidor, que en octubre subieron a 6.2 con respecto al año anterior.

El índice de precios al consumidor manifiesta lo que cuestan los alimentos, la gasolina, el cuidado médico y el alquiler, entre otros gastos clave, publica El Nuevo Herald.

Los expertos señalan que la inflación se mantendrá hasta el tercer trimestre del año próximo, como ha reconocido el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell.

La deducción estándar refleja una cantidad específica de reducción en los ingresos del contribuyente sobre los que tiene que pagar impuestos.


Una de sus ventajas es que permite que esa deducción se haga sin hacer preguntas sobre los gastos, y es la que más reclaman la mayoría de los contribuyentes.

Las deducciones detalladas (itemized deductions) se hacen en caso que los gastos de la persona excedan la cantidad estándar que se puede deducir.

En el caso de las deducciones detalladas, el contribuyente debe guardar en sus archivos y presentar si es necesario los recibos y documentos que prueben que incurrió en los gastos incluidos en su declaración de impuestos.

Estos son los cambios en las deducciones estándar para el año fiscal 2022, con vistas a ajustar los impuestos con relación al aumento de los precios.

Los cambios tendrán un impacto en la declaración de impuestos y los reembolsos del 2023.

La deducción estándar ascenderá a $25,900 para las parejas casadas que declaran juntas, lo que representa un aumento de $800.

En el 2021 la deducción estándar es de $25,100.

 Para los contribuyentes solteros la deducción estándar será $12,950, un aumento de $400 con relación a la cantidad de $12,550 en el 2021.

La deducción estándar para las personas que son consideradas jefes de familia aumenta a $19,400, lo que suma $600 con relación al año anterior.

En la actualidad existen siete categorías de ingresos.

Los umbrales de ingresos para cada tramo impositivo aumentarán para 2022.

El tramo impositivo más bajo incluye a los contribuyentes solteros que ganan hasta $10,275, así como a los contribuyentes que hacen una declaración conjunta que ganan hasta $20,550. A estos se les aplicará un impuesto del 10%.

 La tasa impositiva sobre la renta individual máxima del 37 por ciento se aplicará en el 2022 a ingresos superiores a $647,850 para parejas casadas y a ingresos superiores a $539,900 para contribuyentes solteros.

En el 2021 esas categorías de ingresos fueron $628,300 para parejas casadas y $523,600 para contribuyentes solteros.

 

POR SARAH MORENO

Foto:  GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO

Vía: El Nuevo Herald

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Cuba distrae la atención de lo que sucede en la isla con sus acusaciones a EEUU, alerta Washington

sáb Nov 13 , 2021
Estados Unidos sigue de cerca los acontecimientos en Cuba en víspera de la Marcha Cívica por el Cambio que, según sus organizadores, tendrá lugar a toda costa el próximo día […]
blank