Legisladores cuestionan que hospitales de la Florida ganaron $6,000 millones en 2020 a pesar de la pandemia

Los ejecutivos de hospitales de a Florida pronosticaron que 2020 sería un año difícil.

Pero según una agencia estatal, no fue tan difícil. Esta semana, legisladores estatales de ambos partidos interrogaron a los principales ejecutivos de la salud del estado sobre los cientos de millones de dólares en servicios financiados por los contribuyentes en sus instalaciones.

Mientras los legisladores hacían sus preguntas, difundieron una imagen de un gráfico elaborado por la Agencia para la Administración de la Atención Médica que mostraba que los hospitales de la Florida ganaron casi $6,300 millones en 2020, en medio de la pandemia, publica El Nuevo Herald.

Uno de los principales republicanos dijo que era hora de que los hospitales reconocieran que sus instituciones son abrumadoramente rentables. “Esta es una asociación entre los hospitales, los hogares de ancianos y el estado de la Florida. En una asociación, no se puede ser unilateral”, dijo el representante Bryan Ávila, republicano de Hialeah.

Ávila dirigió sus comentarios a Mary Mayhew, presidenta ejecutiva de la Asociación de Hospitales de la Florida; Justin Senior, presidente ejecutivo de la Safety Net Hospital Alliance of Florida; Emmett Reed, presidente ejecutivo de la Florida Health Care Association, y Steve Bahmer, presidente ejecutivo de LeadingAge Florida.

Los hospitales y los centros de atención a largo plazo, a los cuales esas entidades representan, son algunas de las industrias más grandes y poderosas de la Florida.

Legislatura Florida. Foto: TIMES FILE

Cuando los legisladores negociaron el presupuesto de 2021 a principios de este año, los líderes de la Cámara de Representantes propusieron reducciones de presupuesto de cortes de $514 millones en el reembolso a los hospitales para Medicaid, el programa federal y estatal que cubre a millones de niños, trabajadores pobres, ancianos y discapacitados de la Florida.

Aunque las reducciones no llegaron al presupuesto final, la reunión del martes fue una señal de que los republicanos de la Cámara toman en serio la propuesta de medidas de ajuste similares el próximo año.

Ávila, el presidente de un comité que establece forma el presupuesto de salud de la Cámara, señaló en una entrevista que el dinero de reembolso de Medicaid pudiera gastarse en otros servicios de salud. Por ejemplo, la Agencia para Discapacitados de la Florida tiene una lista de espera de de22,000 personas que esperan recibir atención a domicilio o en la comunidad.

Durante una reunión similar celebrada en marzo, el comité preguntó a algunos de esos mismos ejecutivos cómo estaba afectando la pandemia a sus sectores. Por ejemplo, Ávila preguntó a Mayhew si 2020 sería un año “catastrófico” para los hospitales desde el punto de vista financiero.

“Me resulta difícil comentar sobre la definición de ‘catastrófico’”, respondió Mayhew, señalando que tendría que comparar los ingresos previstos con las cifras finales, que aún no se habían contabilizado.

Mayhew, ex alta funcionaria de salud en el el gobierno de Ron DeSantis, señaló en su momento que unos $4,000 millones de fondos federales de emergencia para hospitales procedentes de la Ley CARES no habían cubierto totalmente la pérdida de ingresos provocada por la pandemia.

En una entrevista esta semana, Ávila dijo que el mensaje que recibió de esa reunión fue que los hospitales estaban en una situación desesperada. “Creo que no es productivo venir siempre a la Legislatura y decir: ‘Necesitamos más’, cuando en realidad los números sugieren que no se necesita más”, dijo.

El mensaje de Ávila encaja con los años de escepticismo de los líderes de la Cámara sobre los hospitales y su dependencia de la financiación estatal. José Oliva, el presidente de la Cámara durante las sesiones legislativas de 2019 y 2020, a menudo culpó al “complejo hospitalario-industrial” por el costo de la atención médica en la Florida.

Pero Mayhew dijo que nunca indicó que los miembros de su organización estuvieran operando en números rojos el año pasado. Y Senior, cuya organización representa a los hospitales que prestan gran parte de los servicios financiados por el Medicaid en el estado, argumentó que era erróneo centrarse en los márgenes de ganancias un hospital al estudiar los recortes de Medicaid.

Los hospitales más rentables suelen ser los que atienden a relativamente pocos pacientes del Medicaid, señaló. “Parece que en el lado de la Cámara están muy centrados en los márgenes”, dijo Senior.

“Pero los servicios de Medicaid no crean esos márgenes”. El senador Aaron Bean, republicano de Fernandina Beach, la contraparte de Ávila en el Senado, no respondió a las solicitudes de comentarios.

UN PANORAMA PRESUPUESTARIO POCO CLARO La Florida evitó los recortes de tarifas de Medicaid en 2021 en gran parte debido a los cientos de millones en fondos federales adicionales recibidos desde el inicio de la pandemia.

Pero mientras los legisladores contemplan el presupuesto para 2022, no está claro hasta qué punto estará disponible ese dinero, que se desbloquea con cada extensión de la emergencia federal por el coronavirus.

Actualmente, la emergencia expira el 16 de enero. Hay indicios de que los legisladores están tratando de ser amables con las empresas de salud. A principios de esta semana, un panel del Senado presentó una propuesta para ampliar las protecciones de responsabilidad por el COVID-19 a los centros de salud.

Tanto los legisladores como los ejecutivos de la salud reconocen que el estado tendrá que trabajar con las empresas para hacer frente a la escasez de personal de enfermería. Pero incluso en ese esfuerzo, Ávila parecía esperar más del sector de salud de lo que los ejecutivos estaban dispuestos a dar.

Cuando el republicano preguntó si los hospitales estarían dispuestos a invertir financieramente para ayudar a resolver el problema de los enfermeros —es decir, potencialmente absorber algunos recortes presupuestarios para que el estado pueda financiar otros programas— Senior y Mayhew se opusieron.

Señalaron que los hospitales ya están trabajando para solucionar la escasez de enfermeros de varias maneras. “No creo que un recorte en las tasas de reembolso sea realmente constructivo en este momento”, dijo Senior.

POR KIRBY WILSON

Foto: Susan Stocker/South Florida Sun Sentinel)

Vía: El Nuevo Herald

Entrada siguiente

EEUU: detienen a padres de autor de una balacera en escuela

sáb Dic 4 , 2021
Los padres de un adolescente acusado de matar a cuatro alumnos en un tiroteo en una escuela secundaria en Michigan fueron detenidos en la madrugada del sábado, horas después de […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: