México deportó a familia haitiana pese a que solicitó asilo; CNDH pide que regresen

Pierre Mailleky, haitiano de 39 años, su esposa y su hijo de 5 años fueron deportados el 3 de febrero de 2020.

Llevaban en México desde julio de 2019, cuando llegaron procedentes de Chile.

Tras varios meses encerrados en la estación migratoria Siglo XXI solicitaron asilo ante la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar), donde comenzaron su procedimiento para recibir protección, publica Yahoo Noticias.

Sin haber concluido el proceso, agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) los arrestaron y enviaron de vuelta a Haití.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió una recomendación en la que pide que se le reconozca como víctima y denuncia la expulsión.

“Quiero regresar para poder vivir tranquilo con mi familia”, dice Mailleky en entrevista telefónica. Tras su expulsión a Haití temió por su vida y se refugió en República Dominicana, donde espera que las autoridades mexicanas le permitan volver para retomar su proceso.

Lee: Ni Fox, ni Calderón, ni Peña: gobierno de AMLO rompe récord de detención de migrantes

Animal Político quiso conocer la opinión del INM y saber si aceptará la recomendación, pero al cierre de la edición no había recibido respuesta.

“El INM debe aceptar la recomendación, se debe investigar y buscar la reparación para la familia, que pueda ser reconocida como víctima.

Con la reparación del daño significa que pueda regresar a México”, dice Brenda Ochoa, directora del Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, en Tapachula, organización que ha acompañado la denuncia de la familia desde que fue expulsada.

Los mexicanos se solidarizan con los migrantes de Haití, que esperan el asilo de EE. UU. | Euronews
El evento, llamado por sus organizadores “Haití Resiste”, busca poner un cimiento de lo que podría ser una nueva vida en México para miles de haitianos. Foto: AFP

La historia de los Mailleky es similar a la de miles de compatriotas que en los últimos años cambiaron Chile y Brasil por México.

Según explica, dejó su país en 2014 después de sufrir amenazas y hasta un intento de asesinato por parte de un grupo criminal. Llegaron a Chile, que había abierto las visas después del terremoto de 2010.

Sin embargo, su situación siempre fue precaria.

Así que en 2019 emprendieron el peligroso camino hacia el norte, atravesando la selva del Darién, entre Colombia y Panamá.

El 25 de julio de 2019 la familia llegó a México a través del río Suchiate, en Chiapas, y fue inmediatamente detenida.

Permanecieron encerrados en la estación migratoria Siglo XXI de Tapachula, Chiapas, hasta el 16 de agosto, cuando solicitaron asilo ante oficiales de la Comar, lo que les permitió abandonar el centro de detención.

“En mi país no hay seguridad, no hay futuro”, explica.

En aquel momento, cientos de personas procedentes de República Democrática del Congo, Camerún y Angola acampaban frente a Siglo XXI, exigiendo que las autoridades mexicanas les permitieran seguir su camino hacia el norte.

No es el caso de la familia haitiana, que según explica el hombre, nunca quiso cruzar a Estados Unidos.

“Iba a firmar todas las semanas, me dieron mi cita para la entrevista, me cambiaron la fecha”, explica.

Diariamente trabajaba en la plaza de Tapachula vendiendo chips de celular y cambiando el dinero a migrantes recién llegados.

Además, rentaba su casa a quienes necesitaban de un lugar donde dormir tras el viaje.

El 18 de enero, sin embargo, agentes del INM arrestaron a la familia y, a pesar de que tenían la documentación que probaba que eran solicitantes de asilo, los devolvieron a Haití el 3 de febrero.

 

Alberto Pradilla

Foto: Internet,Yahoo

Vía: Yahoo Noticias

Entrada siguiente

El ministro de Interior de Portugal dimite tras un atropello mortal con su coche oficial

sáb Dic 4 , 2021
El ministro de Administración Interna de Portugal, Eduardo Cabrita, ha anunciado su dimisión, horas después de que su chófer fuese acusado de homicidio por negligencia por el atropello mortal el […]
blank