Alzamiento en Kazajistán deja varios muertos; gobierno pide ayuda militar y llama “terroristas” a los manifestantes

Docenas de manifestantes perdieron la vida en ataques a edificios gubernamentales durante protestas en Kazajistán y al menos una docena de policías fallecieron, incluyendo uno que fue encontrado decapitado, dijeron las autoridades el jueves.

Durante la noche se produjeron intentos de asalto a edificios oficiales en Almaty, la ciudad más grande del país, y “docenas de atacantes fueron liquidados”, dijo la vocera policial, Saltanat Azirbek, en declaraciones a la televisora estatal Khabar-24.

Los supuestos incidentes se produjeron luego de los disturbios generalizados registrados en la ciudad el miércoles, incluyendo la toma de la alcaldía, que fue incendiada, publica Radio TV Martí.

Otros 353 agentes resultaron heridos, agregó el canal noticioso estatal Khabar-24.

Kazajistán vive las peores protestas callejeras de su historia desde su independencia hace tres décadas.

El presidente Kassym-Jomart Tokayev pidió asistencia a la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), una alianza de seis ex naciones soviéticas con sede en Moscú.

Horas antes, el consejo de la OTSC aprobó el despliegue de un número no especificado de fuerzas de paz, dijo el primer ministro de Armenia y presidente del organismo, Nikol Pashinyan.

Kazajistán se ha visto sacudida por protestas cada vez más intensas que comenzaron el domingo por la fuerte subida del precio del gas licuado de petróleo. Las protestas comenzaron en el oeste, pero se extendieron a Almaty y a la capital, Nur-Sultán.

Tokayev prometió el miércoles que tomará medidas firmes para sofocar los disturbios y declaró el estado de emergencia en todo el país durante dos semanas, ampliando el anunciado tanto para la capital como para Almaty que incluyó un toque de queda y restringió el movimiento en las zonas urbanas y sus alrededores.

El gobierno renunció en respuesta a las movilizaciones.

Aunque las protestas comenzaron cuando el precio de un tipo de gas licuado de petróleo — muy utilizado como combustible para vehículos — se duplicó, su tamaño y rápida propagación sugieren que reflejan un descontento más amplio en un país gobernado por el mismo partido desde que se independizó de la extinta Unión Soviética en 1991.

Tokayev aseguró que los disturbios estaban encabezados por “bandas terroristas” que habían recibido ayuda de otros países, pero no ofreció más detalles.

Kazajistán, el noveno país más grande del mundo, tiene frontera con Rusia al norte y China al este, y cuenta con importantes reservas de petróleo que le brindan importancia estratégica y comercial.

A pesar de esas reservas y de su riqueza mineral, en algunas partes del país hay un fuerte descontento por las malas condiciones de vida. Muchos kazajos están molestos también por el dominio del partido gobernante, que ocupa más del 80% de los escaños del parlamento.

Después de que las manifestaciones se extendieron a Nur-Sultán y Almaty, el gobierno anunció su renuncia, pero Tokayev dijo que los ministros continuarán en sus puestos hasta que se forme un nuevo Gabinete, lo que genera incertidumbre de que las renuncias tengan un impacto significativo.

Foto: AP

Vía: Radio TV Martí

¿Qué opinas al respecto?

Entrada siguiente

Jimmy Carter alerta de que EE.UU. se tambalea y corre un riesgo real de conflicto civil

jue Ene 6 , 2022
El expresidente de Estados Unidos, Jimmy Carter, advirtió en declaraciones a los medios este miércoles, en vísperas del primer aniversario del asalto al Capitolio norteamericano, de que ese país “se […]
blank