Reino Unido denuncia que Moscú quiere cambiar al Gobierno ucraniano por uno prorruso y el Kremlin lo niega

Rusia acusa a Reino Unido de aumentar las tensiones tras acusarlo de pretender cambiar el actual Gobierno ucraniano por una Administración prorrusa.

“La desinformación difundida por el Ministerio de Relaciones Exteriores británico es una prueba más de que son los países de la OTAN, encabezados por los anglosajones, los que están aumentando las tensiones en torno a Ucrania.

Hacemos un llamado al Ministerio de Relaciones Exteriores británico para que detenga las actividades provocativas y deje de difundir tonterías”, publicó en Twitter el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, publica France24,

El asesor ucraniano de la oficina presidencial, Mykhailo Podolyak, subrayó que las acusaciones deben tomarse en serio.

Según las afirmaciones del Gobierno británico, el exlegislador ucraniano Yevheniy Murayev, y líder de un pequeño partido prorruso que no tiene escaños en el Parlamento, estaría siendo considerado como un candidato potencial para instalar en su vecino país un Gobierno a favor del Kremlin.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Reino Unido también mencionó a varios otros políticos ucranianos que, según afirmó, tendrían vínculos con los servicios de inteligencia rusos.

Sin embargo, Murayev echó agua fría a las denuncias que lo salpican, cuando en una publicación a través de sus redes sociales pidió “dejar de dividir a Ucrania en políticos pro occidentales y prorrusos”.

“El tiempo de los políticos pro occidentales y prorrusos en Ucrania se ha ido para siempre (…) Ucrania necesita nuevos líderes cuya política se base únicamente en los principios de los intereses nacionales de Ucrania y del pueblo ucraniano”, indicó.

Londres señala que sus conclusiones llegan tras evaluar información de inteligencia, aunque hasta el momento no ha revelado públicamente pruebas que lo respalden.

Una fuente de la diplomacia británica destacó que no es una práctica habitual compartir asuntos de inteligencia y que los detalles solo fueron desclasificados después de una cuidadosa evaluación y con el fin de disuadir la agresión rusa.

La secretaria de Relaciones Exteriores británica, Liz Truss, sostuvo que los datos obtenidos “arrojan luz sobre el alcance de la actividad rusa diseñada para subvertir a Ucrania, y es una idea del pensamiento del Kremlin”.

Londres: Moscú enfrentará sanciones severas si instala un “régimen títere” en Ucrania

El Gobierno de Boris Johnson advirtió a la Administración de Vladimir Putin que enfrentará fuertes sanciones económicas si cumple sus supuestas intenciones.

“Habrá consecuencias muy graves si Rusia toma esta medida para intentar invadir, pero también instalar un régimen títere”, aseveró el viceprimer ministro británico Dominic Raab a la televisión local.

Truss, por su parte, instó a Moscú a “reducir la intensidad, poner fin a sus campañas de agresión y desinformación y seguir el camino de la diplomacia”. Además, reiteró la postura de su país de que “cualquier incursión militar rusa en Ucrania sería un error estratégico masivo con graves costos”.

Las acusaciones británicas, lanzadas por primera vez en un comunicado el sábado 22 de enero por el Ministerio de Relaciones Exteriores, se producen en un momento de alta tensión entre Rusia y Occidente por la concentración de tropas rusas cerca de su frontera con Ucrania.

No obstante, el gobierno de Putin ha insistido en que no tiene planes de invadir.

Reino Unido y Estados Unidos han enviado apoyo militar a Ucrania como parte de los esfuerzos para reforzar su defensa contra un posible ataque ruso.

En medio de las labores diplomáticas para calmar la crisis, se espera que el secretario de Defensa del Reino Unido, Ben Wallace, se reúna con el ministro de Defensa de Rusia, Sergei Shoigu, para conversar en Moscú. Aunque no se ha publicado una fecha para el encuentro, sería la primera conversación bilateral sobre seguridad y defensa entre Londres y Moscú desde 2013.

Asimismo, el mundo se encuentra expectante a la respuesta que se prevé Estados Unidos entregue por escrito a Rusia la próxima semana, tras la reunión el viernes 21 de enero entre el secretario de Estado Antony Blinken y el canciller ruso Sergei Lavrov, en la que reiteró las exigencias de retirar las tropas de la OTAN de Europa del Este y garantizar que Ucrania nunca se uniría a la Alianza militar.

Miembros de las Fuerzas de Defensa Territorial de Ucrania, unidades militares voluntarias de las Fuerzas Armadas, entrenan ante la tensión por una posible invasión rusa. En Kiev, Ucrania, el sábado 22 de enero de 2022. © AP/Efrem Lukatsky

Aunque el conflicto tiene fuertes raíces históricas y de influencia geopolítica, la furia del Kremlin ha aumentado en el último año por las intenciones de Ucrania, antiguo aliado en la desaparecida Unión Soviética, de unirse tanto a la OTAN como a la Unión Europea.

Foto: EFE

France24

Entrada siguiente

Biden sopesa aumentar la implicación militar ante la escalada en Ucrania

lun Ene 24 , 2022
El presidente estadounidense sopesa una implicación militar mayor en la crisis de Ucrania, en cuya frontera Rusia concentra decenas de miles de tropas, informa este lunes (24.01.2022) The New York […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: