Continúa ola de migrantes llegando a Puerto Rico; detienen a 45 en un pueblo costero

John Parry estaba en su casa alquilada en el municipio costero puertorriqueño de Rincón el lunes por la tarde cuando vio a decenas de personas, mojadas y que se dirigían hacia la entrada de su hogar.

Mientras el grupo subía la empinada colina desde una playa cercana, llamó a su esposa, Laura Goldman, para que viniera a ver. Inclinándose sobre la barandilla, Goldman hizo contacto visual con uno de los hombres y preguntó: “¿Inglés o español?” “Dijo, ‘inglés’”, dijo Goldman, quien siguió con “¿De dónde vienes?”

La impactante escena en una comunidad conocida por su surfing de fama mundial y su comunidad de expatriados tomó por sorpresa a la pareja de California al igual que residentes y turistas en Rincón, publica El Nuevo Herald.

Pero es parte de una oleada creciente de desembarcos de inmigrantes de Cuba y Haití que tiene las costas en el territorio americano y la Florida cada vez más llenas de botes.

Y los funcionarios están cada vez más preocupados por la posibilidad que ocurran tragedias en altamar.

El aumento de la migración por mar coincide con una mayor inestabilidad política y económica en los dos países del Caribe.

El bote en la playa de Rincón, Puerto Rico, el 24 de enero de 2022, junto con artículos que supuestamente dejaron los inmigrantes haitianos. Erica Amon

Como resultado, las personas navegan en embarcaciones improvisadas y privadas o contratan a traficantes de personas para que las lleven a las costas de Estados Unidos, dicen los funcionarios de inmigración, que están cada vez más preocupados a medida que más inmigrantes indocumentados se arriesgan a realizar peligrosos viajes por mar en embarcaciones frágiles.

Hace días, un bote de 25 pies con 40 personas que cruzaban desde las Bahamas se volcó cerca de Fort Pierce. La Guardia Costera de Estados Unidos dijo que había encontrado un cuerpo y un sobreviviente flotando en las aguas de la costa este de Florida.

El hombre, cuya identidad y nacionalidad no han sido reveladas, le dijo a la Guardia Costera que él y el grupo partieron de Bimini el sábado y que su bote volcó debido al mal tiempo poco después de partir.

El día antes de que el barco volcara la Guardia Costera informó que había interceptado a 88 haitianos cerca de las Bahamas y los devolvieron a Haití.

Otros 191 haitianos a bordo de un velero sobrecargado fueron interceptados el martes a unas 40 millas al suroeste de Great Inagua, en el sur de las Bahamas.

El comandante del Sector de la Guardia Costera de Miami, Capitán Jo-Ann Burdian, habló a los periodistas el miércoles en una conferencia de prensa en Miami Beach sobre las personas desaparecidas.

Dijo que si bien comprende el deseo de la gente de dejar la inestabilidad económica y política de sus países de origen, irse a la mar es peligroso.

“La decisión de navegar la mar es complicada”, dijo Burdian. “Ciertamente, como vimos en este caso, las aguas en el norte del Estrecho de Florida pueden ser bastante traicioneras”.

Desde el 1 de octubre, la Guardia Costera de Estados Unidos dice que ha detenido a 802 haitianos en el mar que intentaban llegar a Estados Unidos. La cuenta va camino de superar la cifra del año fiscal pasado, que fue de 1527 haitianos.

Ese número también fue un aumento significativo en comparación con los 418 del año anterior. Si bien la migración haitiana está en camino de superar la de los últimos años, también lo está la migración cubana.

El año fiscal pasado, 838 cubanos fueron interceptados en el mar por tripulaciones de la Guardia Costera, frente a los 49 del año anterior. En lo que va del año fiscal, que comenzó el 1 de octubre, 557 cubanos han sido detenidos en el mar tratando de llegar a Florida.

El sur de Florida, en particular el área de Cayo Largo de los Cayos Superiores de Florida, se ha convertido en un lugar de aterrizaje favorito, con varios grupos grandes de inmigrantes haitianos llegando desde noviembre.

Los arribos fueron un grupo de 63 personas el 18 de noviembre; un grupo de 52 personas el 24 de diciembre y otras 176 personas amontonadas en la cubierta de un velero de 60 pies el 9 de enero.

Los traficantes intentan dejar a los migrantes en Puerto Rico, donde los barcos se arriesgan cada vez más a realizar el traicionero viaje directamente desde Haití a través del Pasaje de la Mona, o hacer el viaje desde la República Dominicana.

El padre Olin Pierre, un sacerdote haitiano en San Juan que ofrece refugio a inmigrantes haitianos en la iglesia de San Mateo de Cangrejos, dijo que ha alojado a más de 60 personas solo este mes. Está viendo llegar más haitianos a su iglesia que en noviembre y diciembre.

“Antes eran ocho, 15 personas a la semana”, dijo Pierre al Nuevo Herald.

Entre octubre de 2021 y mediados de enero, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos en Puerto Rico y las Islas Vírgenes detuvo a 331 migrantes haitianos, el doble que en el mismo período del año pasado.

La mayoría de los desembarcos, según CBP, ocurrieron en Isla Mona, una reserva natural deshabitada entre Puerto Rico y La Española, la isla que Haití comparte con República Dominicana.

Pero los migrantes también están llegando a otras costas de Puerto Rico. La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos dijo que detuvo al grupo de haitianos indocumentados, que incluía a 20 mujeres y 25 hombres, el lunes 24 de enero en Rincón, no lejos de la playa. Las fotos que tomó Goldman muestran a un gran grupo de hombres y mujeres, vestidos con ropa informal, bajo el dosel de las palmeras.

Más tarde, Goldman recogió las chaquetas mojadas que los migrantes habían dejado en la empinada colina. Fue a la playa apartada cerca de su casa y vio una yola de madera en la orilla.

A lo largo había un rastro de artículos: cepillos de dientes, ropa, ropa interior, tenis, chalecos salvavidas, ropa, una linterna, chanclas, botellas de agua, una caja de condones y mochilas.

Denise Tynes, quien ha vivido en Rincón durante dos años y medio, dice que estaba con su mejor amiga el lunes cuando vieron autos de agentes fronterizos con sus luces encendidas pasando a toda velocidad por Rincón.

Curioso por lo que estaba pasando en el pueblo costero, las amigas decidieron seguirlos. Cuando alcanzaron a los agentes, vieron a un grupo de personas, detenidas por las autoridades, en el suelo frente a un restaurante local.

“Ni siquiera llegaron a un cuarto de milla” de la playa, dijo Tynes. En un tuit, Scott D. Garrett, jefe interino de la Patrulla Fronteriza en Puerto Rico y las Islas Vírgenes, dijo que todos los haitianos fueron transportados a la Estación Ramey para su procesamiento y remoción.

Dos días después de la llegada de los inmigrantes haitianos, las olas del mar destrozaron la embarcación. Madera flotante y tornillos salpicaban la arena dorada. “Había sido completamente destruido en mil millones de pedazos que fueron arrojados a la playa”, dijo Parry.

POR SYRA ORTIZ-BLANES, JACQUELINE CHARLES, Y DAVID GOODHUE

 

Vía: El Nuevo Herald

Entrada siguiente

Aparece en La Habana, en plena vía pública, enorme cartel contra Díaz-Canel

jue Ene 27 , 2022
Un nuevo cartel con el texto “Abajo Canel Sing…” apareció este miércoles en La Habana, esta vez pintado con pintura de aceite y de enormes dimensiones, de manera que se […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: