Aumentarán trámites de visa en La Habana en un futuro no muy lejano”, dice diplomático de EEUU

Un año después de anunciar una revisión de la política de Estados Unidos hacia Cuba, un alto funcionario del Departamento de Estado anunció que la administración de Biden se estaba preparando para aumentar el procesamiento de visas en La Habana.

El subsecretario para el Hemisferio Occidental, Brian Nichols, dijo a los representantes federales durante una audiencia el jueves que el Departamento de Estado planea reforzar su personal en la embajada en la capital cubana.

“El presidente anunció nuestra intención de reanudar los servicios de visas, estamos trabajando para lograrlo y enviaremos oficiales consulares de servicio temporal a La Habana en un futuro no muy lejano y aumentaremos el procesamiento allí”, dijo Nichols, publica Radio TV Martí.

Una portavoz del Departamento de Estado declinó decir cuándo se reanudaría el procesamiento de visas en La Habana.

“La Administración se comprometió a explorar opciones para garantizar la dotación de personal adecuada en la embajada de Estados Unidos en La Habana para facilitar la participación diplomática y de la sociedad civil y la prestación de servicios consulares, manteniendo condiciones de seguridad adecuadas”, dijo la vocero.

“Estas opciones podrían incluir el envío de personal temporal y de largo plazo. En este momento, no tenemos cambios específicos que anunciar”.

El Departamento de Estado redujo el personal de la embajada y cerró la mayoría de los servicios consulares en 2017 después de varios eventos a los que ahora la administración Biden se refiere como “incidentes de salud anómalos” que aún están bajo investigación.

La administración de Donald Trump también suspendió el Programa de Parole para la Reunificación Familiar Cubana, que permitió a muchos cubanoamericanos traer a sus familiares a Estados Unidos antes que lo que les correspondería a través del proceso regular.

El trámite de las visas de inmigración se trasladó a la embajada de Estados Unidos en Guyana, un destino costoso para los cubanos.

La pandemia interrumpió aún más el proceso. Según las cifras más recientes del Departamento de Estado para 2021, hay 90,771 solicitudes de visa de inmigrante pendientes patrocinadas por familiares de cubanos, una cifra más alta que los 78,228 casos reportados en 2020.

Los cubanos que desean viajar a Estados Unidos para visitar a familiares también deben ir a un tercer país para entrevistas consulares.

El gobierno de Biden prometió revertir muchas de las medidas tomadas por su predecesor y ordenó una revisión de la política hacia Cuba durante sus primeros días en el cargo.

Pero la Casa Blanca dijo que la tarea no era una prioridad.

Después de un levantamiento popular en julio, los funcionarios del Consejo de Seguridad Nacional dijeron que la administración había presionado el “botón de pausa” en el proceso de revisión debido a la preocupación por la situación de los derechos humanos en la isla.

“Miles de cubanoamericanos continúan afectados negativamente por la falta de servicios de visa en La Habana y las restricciones a las remesas y los viajes”, dijo el representante Joaquín Castro en la audiencia del comité de Asuntos Exteriores.

“Estos estadounidenses no pueden mantener a su familia en Cuba con remesas o reunirse con ellos a través de viajes o inmigración”.

El presidente Biden también ordenó estudiar formas de aumentar la conectividad a internet en la isla. Los funcionarios del NSC dijeron más tarde que los obstáculos tecnológicos hacen que eso sea difícil de lograr y cambiaron el enfoque para respaldar herramientas de evasión de la censura.

La administración se ha mantenido en silencio sobre otros temas como los vuelos a Cuba, que actualmente se limitan a La Habana. También el jueves, los congresistas republicanos de Miami Mario Díaz-Balart, María Elvira Salazar y Carlos Giménez enviaron una carta al presidente Biden pidiendo la reanudación de los servicios consulares en La Habana, priorizando el acceso a los activistas de derechos humanos y aquellos con necesidades humanitarias o médicas urgentes.

“Fue particularmente insultante para muchos en nuestros distritos cuando los operativos del régimen y sus favoritos, como los jugadores de béisbol profesionales, pudieron acceder a los servicios consulares en la isla mientras que la gran mayoría de los cubanos más merecedores se vieron obligados a viajar a un tercer país [y hacer] un gasto considerable”, escribieron.

Los representantes también solicitaron a la administración que retome el programa de parole y citaron un proyecto de ley que introdujeron a tal efecto, que propone realizar entrevistas en persona en la base naval de Guantánamo, si continúan las restricciones a los servicios consulares.

Pero el plan enfrenta varios obstáculos logísticos, entre ellos el acuerdo de las autoridades cubanas. Díaz-Balart le dijo a el Nuevo Herald que el restablecimiento de los servicios consulares en la embajada debería ir acompañado de otras condiciones como negar empleo en la embajada a ciudadanos cubanos vinculados al gobierno y limitar el número de diplomáticos cubanos estacionados en la embajada de Cuba en Washington.

“Cualquier acción que se tome para reanudar los servicios consulares que no incluya estas condiciones sería peligrosa e irresponsable”, dijo.

Muchos observadores creen que el deterioro de los derechos humanos en la isla y los temores de que una política de acercamiento podría ser políticamente costosa con los votantes cubanoamericanos en Florida han influido en la decisión de la administración de frenar cualquier movimiento sobre Cuba.

En cambio, la administración se ha centrado en castigar a las agencias de seguridad cubanas y los funcionarios involucrados en la represión con varias rondas de sanciones.

Las autoridades cubanas reconocieron haber encarcelado a más de 700 manifestantes; entre ellos, “hay muchos, muchos niños que han sido condenados a ocho y diez años de prisión en condiciones muy duras, y es un abuso escandaloso de los derechos humanos”, dijo Nichols en la audiencia.

Pero varios otros elementos de la revisión de la política siguen en suspenso, incluido un estudio encomendado por Biden para encontrar una manera de reanudar las remesas a Cuba sin beneficiar al gobierno cubano.

“El grupo de trabajo de remesas ha brindado sus recomendaciones a la Casa Blanca sobre formas en que podríamos expandir el uso de remesas en la isla sin aumentar los fondos que irían a los militares cubanos”, dijo Nichols.

“Esas recomendaciones están en la Casa Blanca y esperamos su decisión”. Consultado sobre qué podría hacer el gobierno cubano para alentar cambios del lado estadounidense, Nichols dijo que “podría liberar a los cientos de presos políticos que ha detenido desde julio del año pasado, en particular a los niños, a las personas que han sido condenadas a duras penas de prisión”.

“Ese sería un primer paso importante para Cuba”, agregó. Pero los mensajes contradictorios sobre Cuba de la Casa Blanca han frustrado a muchos en ambos lados del debate.

Los republicanos de Florida critican regularmente a la administración por lo que perciben como falta de acción. “Estoy bastante frustrada”, dijo Salazar en la audiencia.

“¿Qué está haciendo la administración Biden?” preguntó en referencia a la creciente represión en Cuba y Nicaragua. Otros en la comunidad empresarial están desconcertados por lo que ven como un abandono de lo que se supone que es un pilar de la política estadounidense hacia Cuba: el apoyo al sector privado.

El Departamento del Tesoro no ha respondido a una solicitud de aclaración sobre si el financiamiento directo a los emprendedores privados cubanos está permitido bajo las regulaciones actuales, dijo John Kavulich, presidente del Consejo Económico y Comercial EE.UU.-Cuba.

“La administración Biden-Harris está políticamente estreñida cuando se trata de la política hacia Cuba”, dijo.

POR NORA GÁMEZ TORRES

Foto: AFP

Vía: Radio TV Martí

 

Entrada siguiente

Cazas rusos Su-25 aterrizan en Bielorrusia para maniobras militares

sáb Feb 5 , 2022
Un escuadrón de cazas rusos Su-25CM aterrizó hoy en Bielorrusia, donde participará en las maniobras militares conjuntas “Determinación aliada-2022”, que han despertado el recelo de la OTAN en medio de […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: