Dinero saqueado de PDVSA pudo haber terminado en Miami a través de cuentas suizas

Desde su pequeña lancha de motor, Roberto ha visto el ascenso y la caída de la industria petrolera venezolana.

Durante una década ha transportado a los trabajadores a través del lago de Maracaibo hasta las vastas instalaciones de producción que se alinean en sus orillas, que una vez fueron la joya de la corona de la compañía petrolera nacional del país.

Pero a medida que la industria ha colapsado, también lo hizo el medio de vida de Roberto.

“Todo ha cambiado … se acabó”, dijo al Organized Crime and Corruption Reporting Project, OCCRP, solicitando a los periodistas que se refirieran a él utilizando un seudónimo por temor a represalias.

La compañía petrolera estatal Petróleos de Venezuela, S.A., conocida por PDVSA, que en su día fue el motor de una de las economías más fuertes de Sudamérica, se ha hundido por la mala administración y la corrupción, publica El Nuevo Herald.

Edificio de PDVSA en Caracas. FERNANDO LLANO AP

Ejecutivos petroleros y sus cómplices han saqueado más de $1,000 millones de la empresa en una serie de escándalos de fraude, soborno y estafa cambiaria.

Parte del dinero saqueado de PDVSA se invierte finalmente en condominios frente al mar en el sur de la Florida o en fincas en Coral Gables. Varios expatriados han sido condenados en tribunales federales de Miami.

Mientras tanto, el saqueo de la economía y el incesante conflicto político han hecho salir del país a más de seis millones de venezolanos.

Decenas de miles de ellos han aterrizado en el sur de Florida, transformando comunidades desde Weston hasta Doral.

Ahora, reporteros han localizado las fortunas que algunos de ellos han ocultado en Suiza.

Datos bancarios filtrados revelan que más de 20 venezolanos vinculados a cuatro tramas de corrupción de PDVSA amasaron activos por un valor de al menos $273 millones en 25 cuentas en Credit Suisse a lo largo de los años, y probablemente mucho más.

En algunos casos, las cuentas contenían mucho más dinero del que las autoridades han revelado al público. Utilizando documentos judiciales de España, Estados Unidos y Andorra, el OCCRP y el Miami Herald han identificado a los principales implicados en estas tramas de sobornos y comisiones ilegales.

A continuación, los reporteros examinaron miles de registros bancarios para averiguar dónde habían escondido su dinero, y descubrieron al menos una docena de cuentas de Credit Suisse que nunca se habían mencionado en los documentos judiciales.

Entre ellas había cuentas bancarias que involucraban a 12 socios y familiares de personas implicadas en una de las estafas. Casi todas las cuentas se abrieron entre 2004 y 2015, lo que abarca el periodo en el que se produjeron estas tramas de corrupción en PDVSA.

Algunas cuentas se mantuvieron abiertas incluso después de que sus titulares fueran arrestados, acusados, extraditados y se declararan culpables de graves delitos financieros o fueran nombrados en los medios por dar o recibir sobornos.

Los críticos dicen que el papel de Credit Suisse en la facilitación de las tramas de corrupción en Venezuela y otros países no es solo un problema interno; también está relacionado con las leyes suizas que fomentan el estricto secreto bancario y castigan a los denunciantes.

“El sistema bancario suizo sigue siendo uno de los destinos favoritos no solo para las ganancias de las enormes tramas sobornos como las que involucran a PDVSA, sino para el uso de compañías como PDVSA como vehículos para el lavado de ganancias criminales”, dijo Alexandra Wrage, presidenta de la organización anticorrupción TRACE.

Pero mientras las élites corruptas se han llenado los bolsillos, son los venezolanos comunes quienes han pagado el precio.

La economía del país se ha desmoronado desde 2013, con altos niveles de pobreza, desempleo y hambre, mientras que la hiperinflación se ha comido tanto los ahorros como los salarios de los afortunados que aún los tienen.

Los efectos de la corrupción son palpables en las aguas del Lago de Maracaibo, en la costa noroeste de Venezuela. Cuando un reportero lo visitó en noviembre, flotaban en el agua sucia botellas de refresco, y una muñeca de Hello Kitty cubierta de lodo negro había llegado a la orilla. Muchas de las gigantescas instalaciones de PDVSA a lo largo de la costa están ahora abandonadas y cubiertas de maleza……..

POR ARMANDO.INFO, EFECTO COCUYO, OCCRP, INFOLIBRE, MIAMI HERALD

Foto: Reuters

Vía: El Nuevo Herald

Entrada siguiente

República Dominicana empieza a levantar un muro en la frontera con Haití

lun Feb 21 , 2022
República Dominicana comenzó este domingo a levantar unos 160 kilómetros de muro en la frontera con Haití. Un polémico proyecto del presidente Luis Abinader, quien sostiene que ayudará a “controlar” […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: