¿Provoca cáncer el teléfono celular?

Ningún adelanto tecnológico ha tenido un crecimiento de uso tan veloz como la telefonía móvil en los últimos 25 años.

Con la consiguiente exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia (RF) y de extremadamente baja frecuencia (ELF).

Para colmo, el confinamiento asociado a la pandemia por covid-19 ha aumentado las horas de exposición a dispositivos multimedia y móviles tanto en adultos como en menores.

La cuestión es que la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) clasificó en 2011 las RF emitidas por la telefonía móvil como posible agente cancerígeno, en base a que existe evidencia limitada de carcinogénesis en humanos y sin llegar a ser suficiente en estudios de experimentación animal.

Una mujer habla por su teléfono celular el viernes en La Habana, Cuba. La empresa estatal cubana Etecsa y la firma estadounidense IDT cerraron negociaciones para suscribir un acuerdo en telecomunicaciones. ALEJANDRO ERNESTO EFE

¿Hasta qué punto podemos entonces estar tranquilos viendo a nuestros hijos utilizar el móvil?

La asociación causal entre exposición a radiación electromagnética ionizante (rayos X, por ejemplo) y cáncer está ampliamente descrita y aceptada.

Cabe destacar que los límites de exposición aceptados a radiaciones ionizantes para las personas se han bajado en varias ocasiones a lo largo del pasado siglo, según se iba acumulando evidencia sobre sus efectos.

Sin embargo, la radiación de los teléfonos móviles es no ionizante y está en el rango de las radiofrecuencias que se usan principalmente para aplicaciones en telecomunicaciones, como teléfonos móviles, en televisiones y radio.

Para comprender el daño que puede provocar en el cuerpo humano, en primer lugar se debe medir la cantidad de energía de la radiación que es absorbida por el cuerpo (dosis absorbida).

Pero, si bien las medidas de la dosis absorbida son el punto de partida para determinar los posibles daños de la radiación, el interés no es tanto la energía total depositada como el efecto que esta energía produce en las células vivas, que puede ser diferente según el tejido.

La dosis de energía absorbida en el caso del uso de teléfono móvil se calcula usando una medida llamada tasa de absorción específica (SAR), es decir, la cantidad de energía de RF absorbida por los tejidos, la cual se expresa en vatios por kilogramo del peso corporal.

En el estudio internacional MOBI-Kids hemos analizado la relación entre el uso de teléfonos móviles y fijos inalámbricos y el riesgo de sufrir tumores cerebrales en 900 jóvenes (emparejados por sexo, edad y región con 1 900 controles, es decir, participantes sin la enfermedad de interés, que en nuestro estudio fueron jóvenes con apendicitis) de 14 países diferentes, bajo la coordinación del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal).

Se escogió el cerebro porque es la parte del cuerpo más expuesta a radiaciones al utilizar el móvil, y los niños y jóvenes podrían presentar una mayor susceptibilidad.

La distancia del móvil al cerebro durante las llamadas es relevante para calcular con precisión la exposición a RF y ELF.

Por eso, el estudio validó la información referida por los participantes con los registros de las operadoras de telefonía.

También recogió información relevante para estimar la dosis absorbida en base al tipo de dispositivo, el modelo del dispositivo móvil para ubicar la antena, el lado de la cabeza con el que se hablaba, el uso del teléfono, la tecnología y bandas de uso del proveedor, etc.

A pesar de ser el estudio más grande hasta la fecha, la investigación no ha hallado una asociación causal entre los tumores cerebrales y el uso de estos teléfonos a lo largo de la vida.

Los resultados son consistentes con el conocimiento actual, ya que en estos momentos no hay evidencia científica concluyente de que los niveles de radiaciones emitidos por los teléfonos móviles aumenten el riesgo de cáncer cerebral.

Los estudios de investigación con animales de experimentación tampoco ofrecen resultados consistentes para identificar un mecanismo de acción claro………..

Lea este artículo en The Conversation.com

Foto: Internet, rockndpop

Vía: El Nuevo Herald

 

 

Entrada siguiente

Empezó el primer juicio a un expresidente de Perú por el caso Odebrecht

mar Feb 22 , 2022
La justicia de Perú sentó en el banquillo de los acusados al expresidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia este 21 de febrero. Es el primer juicio contra un […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: