Un vistazo a la creciente crisis entre Rusia y Ucrania

Las gestiones globales para impedir una invasión rusa a Ucrania recibieron un duro golpe el lunes, cuando el presidente ruso Vladimir Putin firmó decretos en los que reconoce la independencia de dos regiones separatistas del este de Ucrania y le ordenó a sus fuerzas armadas “mantener la paz” en esas zonas.

Pero las medidas de Putin, tomadas mientras continúan los enfrentamientos en dichas regiones, podrían ser un precursor al envío de tropas y armas del Kremlin para brindar apoyo a los separatistas respaldados por Rusia.

Sin duda el hacerlo recrudecería las tensiones entre Moscú y Occidente. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sostuvo una inusual reunión nocturna de emergencia a solicitud de Ucrania, Estados Unidos y otros países.

El presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy intentó proyectar calma, diciéndole a su país: “No le tenemos miedo a nadie ni a nada. No le debemos nada a nadie. Y no le daremos nada a nadie”, publica AP.

La Casa Blanca indicó horas antes el lunes que el presidente Joe Biden había acordado “en principio” reunirse con Putin, pero únicamente si el Kremlin se abstiene de lanzar una ofensiva contra Ucrania.

Sin embargo, incluso antes de cualquier invasión tanto Biden como la Unión Europea anunciaron una nueva ronda de sanciones en respuesta a los decretos de Putin. La Casa Blanca emitió una orden ejecutiva que les prohíbe a los estadounidenses invertir y hacer negocios en las regiones separatistas.

Una reunión entre Biden y Putin ofrecería nuevas esperanzas de evitar una invasión rusa que, según funcionarios estadounidenses, luce inminente una vez que Rusia ha desplegado 150.000 efectivos a la espera de una orden de ataque. Se desconoce si las tropas ingresarán a Ucrania, y cuándo, si es que lo hacen.

En un largo discurso lleno de críticas durante una reunión del Consejo de Seguridad de Rusia, Putin acusó que Ucrania había heredado territorios que históricamente habían pertenecido a Rusia, y que tras el colapso soviético fue usada por Occidente para contener a Moscú.

El decreto de Putin le permite a Rusia firmar tratados con las regiones separatistas y enviar abiertamente tropas y armamento a esos lugares. Dice que el Kremlin ofrecerá asistencia mutua cuando los líderes rebeldes la soliciten para “mantener la paz”.

Funcionarios occidentales temen que Rusia invada Ucrania en cualquier momento, valiéndose de las escaramuzas en el este de ese país como pretexto para iniciar un ataque.

De hecho, la decisión echa por tierra los acuerdos de paz de Minsk firmados en 2015, los cuales pusieron fin a los combates a gran escala.

De todas formas, la violencia nunca se detuvo del todo, y en las últimas semanas se ha intensificado.

La reunión del Consejo de Seguridad ruso se llevó a cabo después de que la televisión transmitiera comunicados de los líderes separatistas, los cuales exhortaron a Putin a reconocerlos como estados independientes y a firmar tratados de amistad que contemplaran asistencia militar para protegerlos de lo que describieron como una ofensiva militar ucraniana en curso.

La cámara baja del Congreso ruso hizo un llamado similar la semana pasada. Las autoridades ucranianas rechazan haber lanzado una ofensiva y acusan a Rusia de provocación en un momento en que los combates se han intensificado a lo largo de la línea de contacto.

Los presidentes de Estados Unidos y Rusia han acordado tentativamente reunirse en un intento diplomático de último momento para evitar otra invasión rusa a Ucrania. Moscú se anexó Crimea en 2014.

Sin embargo, ambos mandatarios parecen cautos con respecto a una posible reunión. La Casa Blanca dice que ésta sólo se concretará si Rusia se abstiene de invadir Ucrania.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo el lunes: “Es prematuro hablar de planes específicos para una cumbre”.

El mandatario francés Emmanuel Macron intentó coordinar la posible reunión entre Biden y Putin a través de una serie de llamadas que se alargaron hasta ya avanzada la noche del domingo.

La oficina de Macron dijo que las oficinas de ambos presidentes habían “aceptado en principio una cumbre así”, seguida de una reunión más amplia con otros gobernantes.

La Casa Blanca dijo que Biden habló el lunes con Macron y el canciller alemán Olaf Scholz durante una llamada de 30 minutos.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y el canciller ruso Serguéi Lavrov se disponían a reunirse el jueves y allí establecer las bases para una cumbre entre los dos mandatarios, según la oficina de Macron…………

Foto: AP

Vía: AP

 

Entrada siguiente

Embajadora de EEUU en la ONU: Putin quiere volver al Imperio Ruso de hace 100 años

mar Feb 22 , 2022
La embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, dijo anoche que no tiene sentido alguno la decisión de Rusia de enviar tropas al Donbas (región en el este […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: