Ucrania dice que recuperó el control de Járkiv, la segunda ciudad más grande del país, tras ataque de tropas de Rusia

Las autoridades ucranianas anunciaron que han recuperado el control de Járkiv, la segunda ciudad más grande del país, después de que tropas rusas ingresaran en el territorio este domingo.

En una publicación en Telegram, el gobernador regional Oleh Synyehubov dijo: “¡El control sobre Járkiv está completamente en nuestras manos!”

“Las fuerzas armadas, la policía y las fuerzas de defensa están trabajando: la ciudad está barriendo por completo al enemigo ruso, que está completamente desmoralizado”, agregó el alcalde.

También dijo que dentro de Járkiv “un grupo de cinco a 10 personas (del ejército ruso) se rindieron al ejército ucraniano”, publica BBC.

Las autoridades ucranianas anunciaron que han recuperado el control de Járkiv, la segunda ciudad más grande del país, después de que tropas rusas ingresaran en el territorio este domingo.

En una publicación en Telegram, el gobernador regional Oleh Synyehubov dijo: “¡El control sobre Járkiv está completamente en nuestras manos!”

“Las fuerzas armadas, la policía y las fuerzas de defensa están trabajando: la ciudad está barriendo por completo al enemigo ruso, que está completamente desmoralizado”, agregó el alcalde.

También dijo que dentro de Járkiv “un grupo de cinco a 10 personas (del ejército ruso) se rindieron al ejército ucraniano”.

Las tropas rusas habían ingresado a la ciudad durante la noche del sábado, en la que hubo fuertes bombardeos.

 

Sinegubov informó que vehículos ligeros rusos habían entrado a la ciudad, e instó a sus 1,4 millones de residentes a permanecer en sus casas.

La BBC verificó un video de Telegram (la imagen que encabeza este artículo) que muestra varios camiones militares rusos entrando en Járkiv. Se puede escuchar a la mujer que lo filma diciendo: “Estas son tropas rusas, marcadas con la letra Z, avanzando por la calle Sapernaya. Se han detenido entre casas. ¡Dios mío!”.

Járkiv está muy cerca de Rusia, a unos 30 km de la frontera y a 80 km de la ciudad rusa de Bélgorod.

Edificio residencial dañado por los recientes bombardeos en Járkiv, el 26 de febrero.
Edificio residencial dañado por los recientes bombardeos en Járkiv, el 26 de febrero

Una torre residencial de nueve pisos fue atacada, de acuerdo con los servicios de emergencia.

El edificio sufrió graves daños y una anciana murió, pero los rescatistas dijeron que la mayoría de los residentes -unas 60 personas- no resultaron heridas porque se refugiaron en el sótano.

Las tropas rusas también hicieron estallar un gasoducto cercano, según la agencia estatal de comunicaciones en Ucrania.

En las redes sociales circularon imágenes de enfrentamientos en las calles de Járkiv entre las tropas ucranianas y rusas.

También en Járkiv, circuló una imagen tomada de un video publicado por el ejército ucraniano que parece mostrar un vehículo blindado ruso ardiendo.

Vehículo ruso ardiendo.
El ejército ucraniano dice que destruyó este vehículo ruso durante los combates en la ciudad de Járkiv.

La situación en el terreno es fuida y difícil de verificar, pero unos civiles confirmaron a la BBC que los enfrentamientos disminuyeron en las últimas horas de la mañana del domingo.

Testimonios desde Járkiv recogidos por Viktoriia Zhuhan, del Servicio Ucraniano de la BBC
“Estoy pegada al teléfono para ver cómo están mis seres queridos”

Una mujer de 34 años cuenta que pasó la última noche en el subsuelo de su edificio junto con otras 35 personas.

“Anoche tuvimos suerte. Una explosión alcanzó la calle al lado de nuestro edificio pero no lo dañó”, explica.

“Más tarde, vimos que dos peatones habían muerto y otro había resultado herido. La onda de la explosión fue tan fuerte que mis oídos se taparon (como cuando aterrizas en un avión) y eso que yo estaba sentada en el subsuelo”.

Gente protegiéndose bajo tierra
La gente busca sitio en subsuelos y otros lugares bajo tierra para protegerse de las explosiones

“Justo antes de la explosión un vecino le estaba explicando a sus niños de 3 y 4 años qué debían hacer en caso de una explosión”.

“Esuchar esto fue horrible, se me pusieron los pelos de punta de solo pensar en que le estaban enseñando qué hacer durante un bombardeo a niños de 3 años”.

“Durante toda la noche, una niña pequeña despertó varias veces a su mamá. Se sentaba y gritaba: ‘Mamá, tengo miedo, por favor sálvame'”.

“Solo se calmó por la mañana después de que su mamá pasó toda la noche sentada con ella en los brazos”.

Ella dice que, incluso ahora que las fuerzas ucranianas controlan Járkiv, se siguen escuchando explosiones y la la ofensiva contra la ciudad parece no haberse detenido.

“Estoy pegada al teléfono, pero cuando pierdo la conexión me da un poco de pánico porque entonces no sé cómo están mis seres queridos y mis amigos en otras partes de la ciudad”.

“La tensión aquí es horrible, pero por el momento estamos aguantando”.

“Tenemos suerte”

Un profesor universitario de unos 50 años cuenta que había tanques peleando a unos pocos kilómetros de su casa, y algunos enfrentamientos en la calle aún más cerca.

“Nos quedamos en nuestra casa que tiene un sótano”, dice.

Gente protegiéndose bajo tierra
No todos tienen un sótano con comodidades donde refugiarse.

“Somos mi esposa y yo, mis dos hijos, y mi madre de 80 años. Los niños están casi todo el tiempo en el subsuelo.

“Tenemos electricidad, calefacción, agua y conexión a internet, pero no todos tienen tanta suerte”.

“Le dijimos a una amiga que venga con nosotros -tiene un recién nacido y otro niño pequeño- pero no puede arriesgarse a cruzar la ciudad para llegar aquí”.

Las entrada en Járkiv se produjo poco después de que medios ucranianos informaran que Nova Kajovka, una ciudad en el sur de Ucrania, había sido tomada por tropas rusas en las primeras horas del domingo.

Es una ciudad pequeña pero estratégicamente ubicada en el río Dniéper, que abastece directamente a la península de Crimea con canales de agua.

Según los informes, su alcalde, Volodymyr Kovalenko, dijo que las tropas rusas tomaron el comité ejecutivo de la ciudad y retiraron todas las banderas ucranianas de los edificios.

Analistas señalan que el avance de Rusia desde el sur ha sido uno de los más exitosos hasta el momento, con las fuerzas rusas amenazando a Kherson, Mykolaiv y Melitopol.

En tanto, la capital ucraniana Kiev vive momentos de alta tensión.

El sábado una terminal petrolera de su periferia fue atacada por un misil, lo cual provocó advertencias de aire tóxico.

La enorme explosión en Vasylkiv, 30 km al sur de Kiev, hizo que las llamas iluminaran el cielo nocturno.

Se advirtió a los que estaban cerca que cerraran las ventanas, aunque muchos en Kiev ya se están refugiando bajo tierra.

Un estricto toque de queda en la capital está en vigor hasta el lunes, por el momento.

La corresponsal de la BBC Kathy Long dijo que el domingo amaneció frío y tranquilo en Kiev, con la policía, el ejército y voluntarios armados siendo las únicas personas visibles en las calles.

La bandera nacional azul y amarilla todavía ondea en muchos de los edificios de la capital ucraniana.

Miles de residentes se refugian en aparcamientos subterráneos, estaciones de metro y sótanos.

Se estima que al menos 200.000 personas han huido de Ucrania a tres países fronterizos: Eslovaquia, Rumanía y Polonia.

Ucrania limita con otros cuatro países: Hungría y Moldavia, por donde también han cruzado miles de personas, y Bielorrusia y Rusia.

 

Vía: BBC

Entrada siguiente

Zelenski libera a presos con experiencia militar para luchar contra los rusos

lun Feb 28 , 2022
El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha decidido liberar a presos con experiencia militar para que se sumen a la lucha contra las fuerzas rusas que están lanzando una ofensiva contra […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: