Polonia ofrece sus cazas soviéticos a EE.UU. en un cambio de postura que sorprende a Washington

Parece que tanto Washington como Varsovia quieren reforzar a Ucrania pero ninguno quiere que su implicación en la entrega le suponga un conflicto abierto con Moscú.

EE.UU. estaba de acuerdo con que Polonia, país miembro de la OTAN, enviara cazas a Ucrania. Así lo dijo el secretario de Estado, Antony Blinken, después de que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, hubiera reiterado su ruego durante una reunión por videoconferencia con congresistas estadounidenses.

Blinken confirmó entonces que los planes para ese envío de cazabombarderos tenía “luz verde” añadiendo que trabajarían no sólo para terminar de convencer a Varsovia respecto a la entrega sino para determinar compensaciones al ejército polaco, publica RFI.El piloto del MiG-29 de la Fuerza Aérea Polaca, Adrian Rojek, actúa durante el Salón Aéreo de Radom en un aeropuerto de Radom, Polonia, el 23 de agosto de 2015.

blank
El piloto del MiG-29 de la Fuerza Aérea Polaca, Adrian Rojek, actúa durante el Salón Aéreo de Radom en un aeropuerto de Radom, Polonia, el 23 de agosto de 2015. REUTERS – Kacper Pempel

Pero el pasado lunes el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, enfrío los planes de Zelenski y Blinken al afirmar que Varsovia no planea enviar por su cuenta aviones de combate ni pilotos militares a Ucrania.

Ahora Varsovia anuncia una paradójica pirueta militar con su intención de trasladar a la base estadounidense de Rammstein, en Alemania, sus 28 cazas de fabricación soviética, para que puedan ser puestos “inmediatamente y sin coste” a disposición de Ucrania pero Washington ya ha expresado sus dudas al respecto.

“La perspectiva de que los aviones de combate ‘a disposición del Gobierno de Estados Unidos de América’ partan de una base de EEUU y la OTAN en Alemania para sobrevolar el espacio aéreo sobre Ucrania, disputado con Rusia, plantea serias inquietudes para toda la alianza”, ha subrayado John Kirby, portavoz del Departamento de Defensa de EEUU.

Según el portavoz, para EEUU no está claro que haya “una justificación sustantiva” para esta medida.

Sin embargo, Washington sí reconoce que la iniciativa responde a las aspiraciones expresadas por Estados Unidos y el Reino Unido en las últimas semanas, en las que han presionado para que los países de la OTAN que posean aviones de caza de fabricación soviética los pongan a disposición de la fuerza aérea Ucrania.

Estos países serían Eslovaquia, Bulgaria y Polonia.

Estos cazas soviéticos son todo un símbolo de la Guerra Fría pero su interés en esta ocasión tiene que ver con el propio manejo que se hace de ellos ya que se trata de las aeronaves con las que han aprendido a volar los pilotos ucranios.

El tercer país implicado en este asunto, Alemania, no ha reaccionado por el momento al hecho de que la entrega de esos MiG-29 pueda efectuarse en la base de Rammstein, pero el ministerio alemán de Asuntos Exteriores ha informado de que su titular, Annalena Baerbock, ha mantenido una conservación telefónica con el secretario de estado estadounidense, Antony Blinken, para analizar los últimos acontecimientos en Ucrania.

Foto: diariodesevilla.es, internet

Vía: RFI

Entrada siguiente

Aumenta lista de detenidos tras manifestaciones del 11 de julio a 1417

mié Mar 9 , 2022
El grupo Justicia 11J, que ha mantenido un monitoreo riguroso de las detenciones y procesos judiciales contra los manifestantes del 11 de julio, subió a 53 el listado de las […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: