Organizaciones paraestatales “cristianas” en Cuba, aliadas a la dictadura

¿Alguna vez oíste de organizaciones cristianas que apoyan el socialismo en Cuba?

Pues existen, aunque con un propósito esencialmente propagandístico. El castrismo las usa para vender una idea de libertad religiosa y concordia con la fe.

En pago, reciben privilegios como visas religiosas o acceso a espacios públicos, para organizar eventos “religiosos” procomunistas.



Consejo de Iglesias de Cuba


Nació hace 80 años para unir iglesias protestantes en la isla, pero con la llegada del socialismo se trocó en ecuménica.

Protege al Estado de las Iglesias, no al revés, y castiga a instituciones religiosas que no comulgan con la dictadura suprimiendo permisos de construcción, donaciones internacionales de ropa y medicamentos y visas religiosas.

Emite comunicados frecuentes en favor del régimen y sus políticas, como el “legado de Fidel Castro” o la imposición de la ideología de género, como forma de neomarxismo.

No pertenecen a ella ni la católica ni las más grandes protestantes.



Iglesia de la Comunidad Metropolitana


La líder de esta denominación, Elaine Saralegui, ofrece charlas con títulos como “El asesinato de Jesús socialista y el ascenso del dios capitalista imperial”, y promueve la ideología de género.

Sus nexos con el poder, a través de la hija del dictador Raúl Castro, le han permitido operar por toda la isla, celebrar eventos en instituciones estatales y recibir visas religiosas para invitados extranjeros, aún sin estar inscrita en el Registro de Asociaciones. En pocos años abrió varios lugares de culto para sus 100 miembros, sin embargo el régimen prohíbe la edificación de templos para los 96 mil testigos de Jehová en Cuba.

El grupo LGTB independiente New Generation denunció a Saralegui como represora de la comunidad homosexual.



Movimiento Estudiantil Cristiano.


Tiene entre sus estatutos:

“Acompañar al pueblo cubano en la opción por el socialismo y en todos los esfuerzos que hace por elevar su dignidad humana”.

No habla de acompañar a los familiares de masacres como la del Remolcador 13 de Marzo, Río Canimar o Barlovento.

“Apoyar a todos aquellos pueblos que resisten la política neoliberal y los que de una forma u otra, se esfuerzan por librar la batalla antimperialista”.

No menciona a quienes resisten detenciones arbitrarias, desapariciones e interrogatorios por la policía política.


 

 


Centro Martin Luther King


Operadora de propaganda del régimen y enlace con grupos “progresistas” en Estados Unidos y en Occidente.

Fundado en 1987, forma “educadores populares” bajo la visión del colectivismo, y produce libros y publicaciones centradas en la izquierdista “teología de la liberación”.

Funciona como una ong a los ojos del mundo, que canaliza de forma expedita donativos extranjeros a las arcas del Estado.

Mientras, oenegés como la católica Cáritas Cuba sufren demoras con envíos de ayuda humanitaria.



Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba


Esta organización religiosa nació en los años 1980 tras la fractura, nada fraterna, que provocó un grupo de pastores comunistas dentro de la Convención Bautista Occidental de Cuba.

Llama la atención cómo fue de inmediato inscrita por el régimen en el Registro de Asociaciones, mientras decenas de iglesias pertenecientes al Movimiento Apostólico, permanecen ilegalizadas, sus pastores acosados por la policía y sus templos demolidos.

Sin embargo, para ellos “es muy mal intencionado acusar a Cuba de que en ella no hay libertad religiosa”. Dice que bajo el castrismo la libertad religiosa “se vive y se, disfruta cada día por cientos de miles de creyentes”.

Según el blog Religión en Revolución: la Fraternidad “es liderada por el conocido pastor Raúl Suárez Ramos, diputado a la servil Asamblea Nacional del Poder Popular en Cuba”.



Centro ecuménico Oscar Arnulfo Romero


Venera figuras históricas de la tiranía como Enresto Che Guevara, Raúl y Fidel Castro.

Según el OAR “Ellos, con sus convicciones y actitudes, han guiado al pueblo cubano para construir una Patria libre y soberana”.

Pero no dice nada sobre los seis mil fusilados por la Revolución socialista o los 150 presos políticos actuales.

A su vez, ofrece talleres y conferencias “con perspectiva de género”, propios del neomarxismo que poco a poco acoge el castrismo.

Que no te engañen. La lealtad de estas organizaciones está primero con la dictadura, y usan su influencia para promover el socialismo.

Tienen de cristianas lo que yo de cosmonauta.


.

Entrada siguiente

Convoy de civiles abandona ciudad ucraniana de Mariúpol tras días de intentos fallidos

lun Mar 14 , 2022
Un convoy de al menos 160 automóviles partió de Mariúpol el lunes, en el primer intento exitoso de organizar un corredor humanitario para abandonar la sitiada ciudad ucraniana después de […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: