La Habana y Moscú mintiendo a coro sobre laboratorios en Ucrania

En octubre del 2015 la directora general del canal de la televisión rusa Russia Today (RT), Margarita Simonyan, en entrevista al diario Izvestia, afirmó que negociaban con Cuba para trasmitir la señal de RT en español a la isla de manera gratuita.

Cuatro años después, en el 2018, se firmó el acuerdo y desde entonces RT está disponible para dos canales cubanos: Multivisión y Canal Educativo y también en un formato más amplio en la televisora de cable cubana, Telecable.

En el 2017, la red multimedia Sputnik, fundada en el 2014, y la agencia oficial cubana de noticias Prensa Latina firmaron un convenio de cooperación en materia informativa y planes de radiodifusión conjunta, publica Radio TV Martí.

Una mujer sostiene un cartel que dice "Fuera de Ucrania, nazis rusos" durante una manifestación para apoyar a Ucrania.
Una mujer sostiene un cartel que dice “Fuera de Ucrania, nazis rusos” durante una manifestación para apoyar a Ucrania. AFP

Entre los puntos de colaboración estuvo la elaboración de “proyectos conjuntos” y “cooperación bilateral” para “incrementar la presencia informativa” en ambas partes.

Los medios rusos RT, Sputnik y RIA-Novosti han sido los principales proveedores de contenido noticioso para la prensa oficialista cubana; lo mismo para Prensa Latina, la agencia de noticias oficialista, que los medios de propaganda del régimen como Granma, Trabajadores y Cubadebate y los sitios digitales de diarios provinciales, adscritos a los órganos políticos regionales.

La narrativa del Kremlin es copiada en Cuba desde los titulares hasta la repetición exacta de temas, términos, citas, reproducción de videos y reportajes de los medios oficialistas rusos, como es el caso de los presuntos laboratorios ucranianos al servicio del Pentágono.

En el caso específico de la existencia de laboratorios en Ucrania dedicados a la fabricación de armas químicas y biológicas con el auspicio de Estados Unidos, la prensa en Cuba ha sido prolífica en adoptar las razones que esgrime el Kremlin.

Sobre el tema se debe precisar que Izumi Nakamitsu, Alto Representante para Asuntos de Desarme de la ONU, declaraba el pasado 11 de marzo ante el Consejo de Seguridad que las Naciones Unidas “no tiene constancia de que se esté llevando a cabo ningún programa de armas biológicas en Ucrania”.

Los medios cubanos, como Prensa Latina (PL), publicaban el 7 de marzo varios cables sobre el tema. Uno de ellos, supuestamente originado en Washington, citaba al sitio digital NaturalNews.com como fuente y decía que EEUU fabricó armas químicas en territorio ucraniano cerca de la frontera con Rusia.

Citaban que en esos laboratorios “se explotan los sistemas inmunitarios humanos” y para corroborar la información citan a RT con declaraciones del portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia. La información de PL incluía la lista de ciudades en Ucrania (casi todas las más importantes) donde estaban ubicados esos laboratorios: Odesa, Vinnytsia, Uzhgorod, Lviv, Kyiv, Jerson, Ternopil, Crimea, Lugansk y mencionaban “dos instalaciones sospechosas en Járkiv y Mykolaiv”.

El sitio digital NaturalNews ha sido señalado por la publicación de noticias falsas y teorías de conspiración.

El Instituto de Diálogo Estratégico (IDS por sus siglas en inglés) con sede en Londres, elaboró y publicó en el 2020 el estudio Anatomía del Imperio de la Desinformación: Investigando a NaturalNews.

Según la investigación uno de los grupos de apoyo a la publicación se dedica a compartir información de RT, calificada como “enlaces conspiratorios”.

También el 7 de marzo otro cable de Prensa Latina proveniente desde Moscú repetía la historia de los “laboratorios ucranianos al servicio del Pentágono”, citando jerarcas militares rusos.

La prensa cubana se hacía eco de las fabulaciones rusas y el Granma, órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista, comenzaba desde el día 6 de marzo a repetir la versión que ofrecía el portavoz ruso de Defensa sobre localizaciones en Ucrania de laboratorios que “han desarrollado armas biológicas”.

Lo hacía citando a RT y alegando que ya las autoridades de Kyiv había destruido “las pruebas de un programa de armas biológicas financiado por el Departamento de Defensa de EEUU”.

Tres días después, el 9 de marzo, volvía Granma a corear las declaraciones de Maria Zajarova, portavoz de la cancillería rusa quien ahora pedía a las autoridades estadounidenses “aclarar la actividad desarrollada en los biolaboratorios ubicados en Ucrania financiados por el Departamento de Defensa estadounidense”.

La nota del diario comunista distorsionaba el testimonio de la subsecretaria de Estado Victoria Nuland sobre los laboratorios ucranianos que investigan patógenos y que son propiedad del gobierno y entidades investigativas ucranianas.

El trabajo de éstos no es secreto y reciben financiamiento y apoyo de Estados Unidos. Similares proyectos existen en todo el mundo como en Georgia, Azerbaiyán o Kazajistán. Las autoridades estadounidenses desde hace años venían denunciando la propaganda rusa y la desinformación.

Con titulares en Granma, destacaban el día 10 el pedido de Rusia para una reunión en el Consejo de Seguridad de la ONU donde se debatiría lo que llamaron “actividades biológico-militares de EEUU en Ucrania”.

A la información le agregaron un video sobre el tema producido por RT. Al día siguiente los medios cubanos retomaron el tema de la reunión y citaron al enviado ruso sobre el presunto peligro de “propagación incontrolada de agentes biológicos desde Ucrania, como hemos visto con la Covid-19”.

Ya para el 13 de marzo se profundizaba en la desinformación y uno de los comentaristas de Granma aseguraba: “el Ministerio de Defensa ruso comprobó, documentación incluida, que se experimentó, en laboratorios biológicos establecidos y financiados por EE. UU. en Ucrania, con muestras de coronavirus en murciélagos.”

Elson Concepción Pérez se dedicó a citar a Sputnik sobre planes de Ucrania para el 2022 para experimentar con aves, murciélagos y reptiles “la posibilidad de transferencia de la peste porcina africana y el ántrax, a través de ellos, hacia Rusia y otros países vecinos” y de nuevo citan a Nuland.

Artículo de Granma sobre laboratorios en Ucrania.

En Granma resucitaron una de las más conocidas teorías de conspiración lanzadas por la URSS en su época: la creación del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) en laboratorios estadounidenses y precisaba que “la teoría de que el SIDA se creó en un laboratorio militar de investigación biológica había sido formulada a finales de 1985 por un biólogo soviético”.

También retomaron varios mitos de la propia propaganda del régimen como el brote de fiebre porcina africana de 1971 en la isla y la supuesta creación de este virus en laboratorios de Fort Gulick, instalación militar estadounidense en el Canal de Panamá.

Todas las acusaciones del régimen cubano a EEUU fueron entonces realizadas en los discursos, diarios, conferencias y eventos, para consumo interno, pero nunca llevaron las denuncias ante las autoridades internacionales o los mecanismos de comprobación como la Convención de 1972 sobre Armas Biológicas y Tóxicas (BWC) para que fueran investigadas.

Las alegaciones de Rusia en la ONU sobre los laboratorios ucranianos volvían al principal diario del régimen en día 16, citando a Sputnik y RT con declaraciones del Ministerio de Defensa de Rusia sobre documentos de los laboratorios ucranianos. Para el 18 de marzo el diario del PCC citaba al canciller ruso Serguei Lavrov y a los militares rusos en las acusaciones contra Ucrania……

Foto: DW

Vía: Radio TV Martí

Entrada siguiente

Cómo se forma la identidad nacional y por qué algunos países son mucho más patrióticos que otros

dom Mar 27 , 2022
En una oscura noche de 1939, tres figuras fantasmales vestidas con capas de color blanco y capuchas se acercaron a un campamento ruso en esquís, llevando mochilas cargadas con cocteles […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: