Las Malvinas son argentinas, un reclamo de soberanía que se mantiene vivo

De gobierno en gobierno, no importa su signo político, Argentina no ha dejado de reclamar su soberanía sobre las islas Malvinas y, desde el fin de la guerra con el Reino Unido hace 40 años, ha buscado, con diversas estrategias y hasta ahora sin suerte, que Londres se siente a negociar sobre esta cuestión en disputa.

Desde que en 1833 fuerzas británicas ocuparan las islas Malvinas y desalojaran a sus habitantes y a las autoridades argentinas, el país suramericano nunca dejó de reclamar sus derechos soberanos sobre este archipiélago en el Atlántico sur, escenario de una guerra que en 1982 se saldó con la rendición argentina ante las fuerzas británicas.

“Más que una política de Estado, hay una posición del Estado argentino ante este tema, que es el reclamo de soberanía. Esto es algo en lo que ningún gobierno ha claudicado, publica EFE.

FOTOS CORTESÍA/AIDA LEVITAN Y FERNANDO PETIT

Lo que sí ha cambiado es la forma de aproximarse al tema, con posiciones mucho más duras o más negociadoras con respecto a Londres”, dijo a Efe Ariel González Levaggi, secretario ejecutivo del Centro de Estudios Internacionales de la Universidad Católica Argentina.

En 1965 la Asamblea General de Naciones Unidas adoptó la resolución 2065, a través de la cual reconoció la existencia de una disputa de soberanía entre Argentina y el Reino Unido e invitó a ambos países a entablar “sin demora” negociaciones para encontrar una solución pacífica a la controversia, teniendo en cuenta los intereses de los habitantes de las islas.

A partir de aquella resolución, hubo negociaciones bilaterales entre 1966 y 1982, en las que hasta se exploraron alternativas como una administración conjunta de las islas y una transferencia progresiva a Argentina, pero el proceso quedó trunco a partir de la decisión en 1982 por parte de la dictadura militar que desde 1976 gobernaba el país suramericano de desembarcar con tropas en Malvinas, acto que desencadenó la guerra.

Tras el regreso de Argentina a la democracia en 1983, el país suramericano no ha dejado de reclamar su soberanía en todo tipo de foros internacionales, mientras que la Asamblea General y el Comité Especial de Descolonización de la ONU han reiterado el llamado a negociaciones decenas de veces, sin que Londres se avenga a ello.

“Para el Reino Unido, después de la guerra, es una cuestión inabordable. El diálogo es imposible porque el Reino Unido considera que no hay cuestión a discutir. Argentina, al menos, lo que pretende es sentarse a dialogar”, dijo a Efe Bruno Tondini, profesor de Derecho Internacional en la Universidad Católica y la Universidad Nacional de La Plata y un experto en asuntos relativos a Malvinas.

Argentinos repudian la ocupación ilegal de las Islas Malvinas por el imperio británico.
Argentinos repudian la ocupación ilegal de las Islas Malvinas por el imperio británico. | Foto: Cadena Nueve

La Constitución argentina reformada en 1994 es clara: la recuperación de los territorios insulares y el ejercicio “pleno” de la soberanía constituyen “un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino”. Pero cada Administración ha procurado este objetivo con estrategias muy diferentes.

Durante el Gobierno de Carlos Menem (1989-1999), Buenos Aires y Londres retomaron la relación diplomática y, bajo la denominada fórmula de salvaguardia de soberanía -dejar esa cuestión fuera de las conversaciones-, dieron pasos en acuerdos relativos a pesca, hidrocarburos, comunicaciones y desminado. Desplegando una polémica “política de seducción”, el entonces Gobierno argentino hasta envió cuentos infantiles a los isleños.

El péndulo se corrió al otro lado durante los Gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández (2007-2015): bajo el argumento de acciones unilaterales por parte de Londres, incluyendo la concesión de permisos pesqueros y petroleros en las islas, Argentina dio por cancelados los acuerdos de la década de 1990 y buscó aplicar sanciones a las empresas beneficiadas por los permisos.

El Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019) intentó un acercamiento con el Reino Unido, que no se tradujo en acuerdos de peso, mientras que el actual Ejecutivo de Alberto Fernández ha propuesto sin suerte al Reino Unido el restablecimiento de vuelos regulares entre Malvinas y el territorio continental argentino.

A lo largo de estos años, Argentina ha logrado que la Organización de Estados Americanos, el G77 más China y otros muchos foros multilaterales y regionales le respalden en su reclamo, una estrategia que, según Tondini, es acertada porque el país “no puede cesar en señalar que tiene derechos sobre las islas”.

“Hay un camino paralelo, que es el de la diplomacia, el de los acercamientos que no se dan en forma pública y que son los que, en definitiva, pueden llevar en su momento al Reino Unido a sentarse a conversar sobre qué hacer con la cuestión Malvinas”, indicó el experto.

Más allá de los esfuerzos diplomáticos, hay factores geopolíticos a considerar. González Levaggi observa que para el Reino Unido las Malvinas, como base de ultramar, siguen teniendo “relevancia estratégica” como una “puerta de acceso” a la Antártida “Por eso creo que cualquier esquema de negociación en el futuro difícilmente sea con un retiro total por parte de la presencia británica”, apuntó.

En cualquier caso, los expertos coinciden en que Argentina debe perseverar en los reclamos internacionales mientras busca generar canales de diálogo diplomático. “Argentina nunca va a dejar de reclamar.

Quizás sea muy difícil que haya un proceso de negociación y una posterior recuperación de las Malvinas por la vía diplomática, pero este reclamo hace parte de la identidad internacional de Argentina”, sostuvo González Levaggi.

Foto: Internet, criterioonline

Vía: EFE

 

Entrada siguiente

Arrestan en Miami a ex contralor ecuatoriano Carlos Pólit por lavado de diner

mié Mar 30 , 2022
El ex contralor ecuatoriano Carlos Pólit compareció el martes por video ante un juez federal de Miami bajo cargos de lavado de dinero, tras presuntamente exigir el pago de $8 […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: