Periodista Mónica Baró culpa a “padres conservadores” por abusos sexuales a menores de edad


“Más de la mitad de los abusos sexuales a menores ocurren en entornos familiares. Muchos niños no lo cuentan. Adivinen por qué: por madres y padres conservadores y represores que no les hablan de sexualidad ni dejan que las escuelas lo hagan”, señala Baró en una publicación de Facebook.


“Una noticia a madres y padres que quieren reprimir la sexualidad de sus hij@s: l@s niñ@s SÍ tienen sexualidad. Se exploran, se excitan y se masturban. Es normal. Lo anormal es reprimir. Eso es violar sus derechos. ¡Estudien! [Sic]”, escribió la periodista Mónica Baró en su perfil de Facebook.

En este, uno de sus más recientes posts sobre la sexualidad de menores de edad, Baró trajo nuevamente a colación el tema de la masturbación y el placer de niños pequeños, que se ha hecho parte cíclica de sus publicaciones.

En otro post, aseguró que “más de la mitad de los abusos sexuales a menores ocurren en entornos familiares. Muchos niños no lo cuentan. Adivinen por qué: por madres y padres conservadores y represores que no les hablan de sexualidad ni dejan que las escuelas lo hagan”.

Sobre esas dos afirmaciones no refirió ninguna fuente, por lo cual fue cuestionada por varios internautas, como la influencer detrás de El Canal de las Emociones, quien escribió: “Es decir que según las ‘estadísticas’ los niños más violados o la mayoría, ¿son hijos de personas conservadoras?”

“¿Qué es ser conservador -empezó la usuaria-, repetir la tradición de la abuela los domingos, guardar la receta de la madre, rezar porque tenemos una fe, repetir los refranes antiguos y entonces populares?”

“A mí no me hablaron de sexo en la escuela primaria y nadie me violó. En primer lugar, porque mi abuela me decía ‘cierra las piernas’, lo que a los jóvenes les sonará muy raro hoy”, dijo la youtuber, y encomió la atención de sus padres ante cómo era la casa que visitaba, quiénes eran los padres de sus amigos o que no la dejaran con casi nadie que no fueran sus tías o su abuela.

“En fin, que a mí lo que más me gusta de las nuevas generaciones es la crítica constante a TODO LO QUE FUNCIONÓ, como si ser liberal o hablar con los hijos de sexo los salvara del temor que la sexualidad en sí conlleva por más que sepas, aprendas o te cuenten”.

Otro usuario, Carlos Marcos Calzadilla explicó: “para mujeres como Baró, no es importante que el niño o la niña aprenda matemáticas, a leer, o reciba verdadera educación sexual; es importante que sea adoctrinado con ideología de género, conclusión a la que objetivamente llego”.

“Nuestra sexualidad como seres humanos consta de tres dimensiones: biológica, moral y cultural, algo que Baró parece ignorar. Por lo tanto, es importante distinguir entre educación sexual real y adoctrinamiento de género -dijo Calzadilla. Una educación sexual real es aquella que tiene un basamento científico, es aquella que se apoya en investigaciones y se sustenta en datos objetivos, no en inferencias vertidas sin el menor reparo en espacios de redes sociales donde cualquiera con una base de seguidores ya es experto”.

“Una educación sexual verdadera es aquella que respeta los valores y convicciones de los demás, no intenta imponer lo que estos ‘expertos en redes sociales’ creen conocer a fondo e intentan explicar desde la ideología y no desde la ciencia, jamás yendo a las causas reales del problema: la culpa es de ‘padres conservadores y represores’ así de fácil”, subrayó.

“Una educación sexual real enseña desde el conocimiento biológico y no desde la subversión cultural. Una educación sexual real no moraliza, ni hipersexualiza a los niños en doctrinas particulares sin basamento científico, una educación sexual verdadera no nos enseña a valorar lo sexual, ni qué creer de lo sexual. No creo que los ‘expertos en redes sociales’ estén capacitados para esto tampoco”, siguió Calzadilla.

“Cuidemos nuestros hijos de estos ‘expertos’. Para ellos no se trata de educar sexualmente, sino de deconstruir lo sexual y esto es una operación política de los nuevos Socialismos que ahora son feministas y pro LTGBI, qué casualidad. Intentan vender una falsa libertad, porque esta supuesta educación sexual que personas como Baró reclaman, descansan en el Estado”, dijo.

“Y qué coincidencia, no existe ideología de género sin estatismo. Porque la única manera de ir contra la educación en valores y convicciones de otros es estatizar esa ‘educación’. ¿Quiere Baró una sociedad libre atentando contra la moral y convicciones ajenas? No lo creo, Baró quiere que SU ideología y su moral sean hegemónicas, típico de los Socialismos”, posteó Calzadilla

“Los niños no son propiedad del Estado, ni de los “expertos en redes sociales”. Pero ya que con un adulto es muy difícil, es mejor y más fácil ir a por los más pequeños”, concluyó.

El influencer Karlito Madrid también criticó que Baró, como buena colectivista, apostaba por la estatización y el empoderamiento del Estado en las familias.



Ante el aluvión de críticas, Baró transmitió una Directa de Facebook, en la que arguyó que sus posts se trataban de defender los derechos de los menores, y que los padres que argumentaban tener derechos sobre ellos debían “dejar el drama”.

La Carta Universal de Derechos Humanos consigna en su Artículo 26 que los padres tendrán derecho preferencial a elegir la educación que será dada a sus hijos.

A penas unas semanas atrás en otro post, en principio contra la violencia intrafamiliar, Baró deslizó elementos de la ideología de género al decir que niñas y niños “tienen que jugar con barbies o con camiones sin importar el género que le asignan al nacer. Tienen derechos. Son sujetos de derechos, no propiedades”.

Y más adelante espetó: “que tú hayas parido a una persona o puesto un espermatozoide para crearla, no te da más derechos sobre su vida que los derechos que tiene como ser humano. Ser madre y ser padre, que tiene que ver con el amor y no con la biología, te da responsabilidad. Te hace responsable de cuidar esa vida. No te hace su dueño”.

En enero de 2020 la ministra de Educación del gobierno socialcomunista español Isabel Celaá, consideraba que los funcionarios no podían pensar “de ninguna de las maneras que los hijos pertenecen a los padres”, ante la petición de varios padres de que se les pusiera en conocimiento detallado del contenido de actividades escolares pro-ideología de género. La afirmación, que parece reproducir Baró, alarmó a la sociedad civil española.

“Yo prefiero cien padres o madres en prisión injustamente, por una denuncia falsa de sus hijas o hijos, que un solo menor muerto por una golpiza”, dijo la treintañera, e inmediatamente añadió que ella no tiene hijos.

La deriva de Baró contra los derechos y libertades individuales tienen antecedentes, como su petición a Diario de Cuba (DDC) para que censurara el primer debate en las últimas décadas sobre feminismo en Cuba, protagonizado en 2021 por la socialista Agnes Koleman, la activista Yanelys Núñez, la youtuber Ruhama Fernández y la artista Ana Olema, estas dos últimas críticas del feminismo.

Baró dijo en su perfil de Facebook que “las posiciones contrarias al feminismo, para quienes entienden lo que el feminismo significa, son simplemente posiciones contrarias a la igualdad entre mujeres y hombres”.

En referencia a DDC, Baró juzgó: “yo no soy ni feminista ni machista, porque yo creo en la igualdad’ es un tremendo disparate. Y cualquiera puede decirlo en su muro de Facebook, pero un medio debería cuidarse de reproducirlo, y si lo hace debería hacerlo con una perspectiva crítica y rigurosa”.

El uso de coletillas en regímenes como el castrismo, el franquismo y otros fue un medio de censura para opiniones disidentes.

Así mismo, apoyó la solicitud del activista Lgbt Maykel González Vivero a la web ADN Cuba para que despidiera al escritor exiliado Néstor Díaz de Villegas, a causa de un comentario presuntamente machista en su perfil de Facebook.

 

 

 

 

Entrada siguiente

París convoca al embajador de Rusia por un tuit que niega la matanza de Bucha

jue Abr 7 , 2022
“Ante la indecencia y la provocación de la comunicación de la embajada de Rusia en Francia sobre las exacciones de Bucha, he decidido convocar esta mañana al embajador ruso”, tuiteó […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: