Con una tapa de desodorante miden las raciones de los presos en el Guatao, denuncia madre de uno de ellos

Manifestantes del 11 de julio, que se encuentran encarcelados en la prisión “Jóvenes de Occidente”, en la localidad del Guatao, en La Habana, muchos de ellos adolescentes, reciben los alimentos en porciones mínimas.

Así lo denunció Yanaisy Curbelo, madre de Brandon David Becerra Curbelo, de 18 años, a través de un video enviado a Radio Martí en el que narra que pudo constatar el hecho en la última visita que hizo a su hijo en la cárcel, donde se encuentran detenidos otros jóvenes del barrio.

“Estábamos sentados conversando, y uno me dice, “madrina, tú sabes cómo nos sirven la comida aquí, con una tapa de desodorante y la mitad de un huevo hervido”, detalló Curbelo, publica Radio TV Martí.

Cárcel de El Guatao, en La Habana. (Archivo)
Cárcel de El Guatao, en La Habana. (Archivo)

La escasa ración se completa, añadió, con un pedazo de vianda.

“No entiendo por qué”, dijo la mujer. “A la prisión, buena que regular, llega comida. Al preso siempre le han tocado dos huevos, arroz y un pedazo de boniato y un agua de chícharos. Son adolescentes que van creciendo ahora, que necesitan una alimentación”, señaló Curbelo.

La madre del preso político se cuestionó que, mientras esto sucede en una prisión para jóvenes, en la escuela de enseñanza media del Ministerio del Interior (MININT), conocida como Los Camilitos, dan seis comidas al día, entre las comidas regulares y las meriendas. “Esos niños sí tienen derecho a fortalecerse”, dijo con ironía la mujer.

“Como madre que soy tengo un dolor inmensamente grande en mi corazón, que no puedo cocinar, no puedo comer”, se quejó Curbelo.

Con problemas que van desde la falta de medicamentos y la mala y escasa alimentación, hasta el déficit de productos para la higiene, las prisiones cubanas se hunden en una crisis sin solución a la vista, denunciaron la semana pasada a Radio Martí presos del 11J y sus familiares.

“Les quitan el alimento a los presos para llevarse el sancocho los guardias; aquí hay hombres que recogen sobra por la necesidad y el hambre que están pasando”, dijo uno de los entrevistados.

Brandon David Becerra Curbelo, de 18 años de edad, hijo de Yanaisy Curbelo, fue sentenciado a 13 años de privación de libertad por manifestarse el 11 de julio, en el municipio 10 de Octubre, La Habana.

Foto: AFP

Vía: Radio TV Martí

¿Qué opinas al respecto?

Entrada siguiente

Dinamarca se alista en caso de accidente nuclear

lun Abr 11 , 2022
La Autoridad de Salud de Dinamarca dijo el lunes que comprará 2 millones de tabletas de yodo en caso de “un accidente nuclear en nuestra área inmediata”. La pandemia de […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: