Continúa la difícil investigación internacional de la masacre de Bucha

Quince gendarmes franceses del Instituto de Investigación Criminal llegaron al lugar el martes, siendo el primer equipo de este tipo que acude a Bucha.

El equipo, junto con la fiscal general de Ucrania, Iryna Venediktova, se dirigió a la iglesia de San Andrés, en el centro de la ciudad.

Durante dos semanas, los investigadores recogerán las pruebas necesarias y escucharán a los testigos para llevar ante la justicia a los responsables de la destrucción de las ciudades de los alrededores de Kiev.

Vienen a recoger pruebas de que se cometieron crímenes de guerra en Bucha, publica RFI.

Un hombre con equipo de protección retira un cadáver en Bucha, el 13 de abril de 2022. AP – Efrem

Sólo el martes se encontraron una docena de cuerpos más. Estaban colocados en bolsas negras en la parte trasera de un camión y los gendarmes ya podían ver el trabajo que tenían por delante.

El Fiscal General subrayó la importancia de que vengan equipos internacionales, no sólo para mostrar al mundo lo que ocurrió aquí, sino también para demostrar que Ucrania no tiene nada que ocultar.

“Es muy importante que equipos internacionales como el que ha llegado hoy vengan a mostrar al mundo lo que está pasando aquí y a pedir cuentas a los responsables.

El mundo debe ver que Ucrania no oculta ni trata de ocultar nada. Los expertos internacionales tienen la oportunidad de verlo por sí mismos y podrán exhumar los cuerpos para ver si es falso o no”, dijo.

El acceso a la ciudad sigue siendo difícil, ya que ha sido arrasada por los bombardeos rusos. Para llegar hasta allí, hay que cruzar puentes destrozados con cráteres de varios metros de diámetro. En las afueras de la ciudad, los edificios se encuentran destruidos cuando no están ennegrecidos por el humo de las bombas.

En los barrios cercanos al centro no queda mucho: se han quemado tiendas, gasolineras y parques infantiles.

“Algo cayó, quizá un cohete, sobre el edificio donde estaba nuestro refugio. El techo y el piso superior estaban completamente quemados.

Fue realmente aterrador. Salimos a ver qué pasaba e intentamos llamar a los bomberos, pero no vino nadie.

Sólo había soldados rusos de pie viendo cómo ardía el edificio. Mi mujer vio a gente cruzando un paso de peatones cuando los soldados rusos los mataron en el acto”, dice Oleksander, residente en la ciudad.

Muchos voluntarios se enfundaron en chalecos naranjas y se pusieron a trabajar en la limpieza de las ruinas de las casas y los tanques quemados que aún permanecen en las esquinas.

Foto: Reuters

Vía: RFI

¿Qué opinas al respecto?

Entrada siguiente

EEUU: funcionarios advierten de gran competencia espacial de China y Rusia

mié Abr 13 , 2022
Funcionarios de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) de EEUU advierten de un aumento “drástico” de las operaciones espaciales de Rusia y China, que han incrementado sus actividades orbitales […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: