El gobierno cubano dejó de aceptar deportaciones de sus nacionales desde EEUU, dice ICE

El gobierno cubano dejó de aceptar nuevas deportaciones de ciudadanos cubanos desde Estados Unidos desde octubre del año pasado, en un momento en que miles abandonan la isla para llegar a ese país en el mayor éxodo desde la crisis del Mariel en 1980.

En el año fiscal 2022 que comenzó en octubre, 20 cubanos se repatriaron voluntariamente a la isla, pero el gobierno cubano “no ha aceptado ninguna deportación de ICE a través de vuelos comerciales o chárter”, dijo al Herald un portavoz del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, ICE.

En el mismo período, más de 46.000 cubanos han llegado a la frontera de Estados Unidos con México, en un éxodo impulsado por la represión de la disidencia y el caos económico en la isla.

La administración de Obama llegó a un acuerdo con el gobierno de Cuba para enviar de regreso a los inmigrantes cubanos que llegaran “ilegalmente” a Estados Unidos, tras eliminar en enero de 2017 una política especial de libertad condicional conocida como “pies secos, pies mojados” que anteriormente les permitía quedarse si se presentaban en la frontera en busca de asilo, publica El Nuevo Herald.

Un ciudadano cubano camina por una carretera después de cruzar la frontera entre México y Texas en el Río Grande, el 23 de septiembre de 2021. JULIO CORTEZ Foto: AP

Las deportaciones despegaron en los años siguientes, pero se detuvieron alrededor de marzo de 2020 al comienzo de la pandemia debido a la interrupción de los viajes internacionales.

El gobierno cubano reabrió sus fronteras en octubre de 2020, pero luego suspendió los vuelos durante seis meses hasta noviembre de 2021, lo que significa que sus aeropuertos estuvieron abiertos durante el año fiscal en curso en el que no ha aceptado las deportaciones.

Según datos de la agencia, ICE deportó a 95 cubanos el año anterior, una mínima fracción de los 1,583 devueltos en la primera mitad del año fiscal 2020 antes del cierre de los aeropuertos.

La embajada cubana en Washington no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

El acuerdo con el gobierno cubano permitía al Departamento de Seguridad Nacional enviar rápidamente a Cuba a los inmigrantes cubanos que llegaban a la frontera a través de un procedimiento llamado “expulsión acelerada”, dijeron funcionarios estadounidenses en ese momento.

Pero los datos muestran que, a diferencia de los interceptados en el mar, que generalmente son devueltos, a la mayoría de los inmigrantes cubanos que llegan a la frontera se les ha permitido seguir el proceso de inmigración regular y solicitar asilo.

Imagen de una operación de la Guardia Costera de EEUU rescatando a balseros cubanos.
Imagen de una operación de la Guardia Costera de EEUU rescatando a balseros cubanos. Iternet

Muchos casos ni siquiera llegan a los tribunales de inmigracion porque los cubanos pueden solicitar la residencia permanente después de un año y un día de vivir en Estados Unidos, gracias a la Ley de Ajuste Cubano del 1966.

Los cubanos también han sido exentos de la regla del Título 42, que impide que los inmigrantes soliciten asilo debido a la emergencia de salud pública relacionada con la pandemia.

En contraste, las autoridades fronterizas han expulsado bajo esa regla a 63,439 guatemaltecos, 56,958 hondureños y 6,758 haitianos entre octubre del año pasado y febrero, según muestran los datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.

Hasta el 26 de marzo, hay aproximadamente 40,450 ciudadanos cubanos con una orden final de deportación de un juez de inmigración, dijo el vocero de ICE, frente a los 36,000 en 2017.

Se trata de ciudadanos cubanos que cometieron delitos o violaciones migratorias en Estados Unidos.

Pero la mayoría llegó hace mucho tiempo, por lo que no pueden ser deportados fácilmente bajo el acuerdo de Obama porque el gobierno cubano solo se comprometió a aceptar a los recién llegados.

Cuando Cuba reabrió sus aeropuertos en noviembre pasado, Nicaragua, un aliado político cercano, anunció que permitiría a los cubanos viajar al país centroamericano sin visas, creando una nueva ruta para los cubanos que intentan llegar a la frontera sur de Estados Unidos con Mexico.

Pero el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba ha culpado a Estados Unidos por el actual aumento de inmigrantes, alegando que son sus políticas las que “fomentan la migración ilegal e irregular”.

En particular, las autoridades de la isla acusan a Estados Unidos de no cumplir un acuerdo para emitir anualmente 20,000 visas de inmigrante a los cubanos y dificultar la migración legal al suspender los servicios consulares en La Habana desde 2017.

También dijeron que la administración de Joe Biden ha presionado a los gobiernos centroamericanos para que impusieran visas de tránsito a los cubanos que viajan hacia Nicaragua.

La embajada de Estados Unidos en La Habana dijo que comenzará a procesar algunas visas de inmigrantes en La Habana en mayo.

POR NORA GÁMEZ TORRES

Foto :americateve

Vía: El Nuevo Herald

¿Qué opinas al respecto?

Entrada siguiente

Denuncian que Rusia usa crematorios móviles para eliminar pruebas de crímenes

mié Abr 13 , 2022
Las tropas rusas pretenden eliminar cualquier tipo de prueba que confirme que han cometido crímenes de lesa humanidad en Ucrania y para ello emplean crematorios móviles, especialmente en la ciudad […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: